CAMINO AL CERRO GOLGOTA, Quebrada del Toro, Salta. - S.d.V. 2014



Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República Argentina.
1956-2015, 59 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"
Dirección de Email: noticam@gmail.com


Estimados Socios, informamos:
La sede del Club Amigos de la Montaña, se encuentra en dependencias de la Iglesia La Viña, en el portón sobre calle San Juan al 550.
Dirección postal: Alberdi 485. Abierta todos los días martes y jueves a partir de las 21:00 hs.:


Los valores actuales (año 2015) de las cuotas son:
Individual: Cuota Social $50 -  Inscripción $150
Grupo Familiar (tres personas de un mismo grupo): Cuota Familiar $120  Inscripción $200

Casilla de correo: noticam@gmail.com, para todos los interesados en saber su estado de deuda y los medios para abonar las mismas.

miércoles, 1 de julio de 2015

Salida a la Reserva del CAM- prox. sábado

Socios el club: este finde 04-05/07 es día de presencia mensual en la reserva, PRIMERA CAMINATA AL PERI LAGO (12 KM., APROXIMADAMENTE), de mediana intensidad, la puede realizar cualquiera, salida domingo a hs. 09.30 en punto desde el refugio, luego asado, y regreso en la tarde.

LLEVAR TODO LO QUE VAS A COMER Y CUBIERTOS

 --PARTICIPAAA..

TE ESPERAMOS.

Hay algunos lugares para ir a dormir el sábado, reserva con el "gringo" Reyna, 03876052137.


martes, 30 de junio de 2015

Encuesta a socios - Plan de Manejo Reserva

Estimados socios,

Estamos realizando una encuesta para delinear algunos aspectos del Plan de Manejo de nuestra Reserva.
Les agradeceríamos que dedicasen unos minutos para completarla. La información que nos brindarán sus respuestas es de suma importancia para la tarea que se está llevando adelante.

En el siguiente link ingresar a la encuesta:

Desde ya muchas gracias.
Grupo de Trabajo Reserva CAM
Club Amigos de la Montaña

domingo, 28 de junio de 2015

Nevado de Acay parte I: Aclimatando.

Y se armó el Acay nomas con el Jota, así que el martes salí para Salta. El flaco me esperaba en la terminal y ya íbamos a San Antonio, para empezar a aclimatar. Almorzamos bien, con una "rubia salteña" claro (hay que empezar a hidratar!), y después de una siesta planificar la salida; la charla está buena y si bien el plan inicial era dormir el jueves en Muñano y el víernes portear el campamento a la vega y dormir ahí, termina saliendo una excelente opción cuando José me cuenta del treking por las vías del tren hasta estación La Bomba y los túneles. De una le propongo repetirlo, y él, que tiene el si fácil. ..armamos todo esa tarde y al otro día tempranito salimos en el colectivo a Muñano, y a caminar en una mañana helada unos nueve kilómetros. El recorrido es hermoso, pasando túneles, a unos cuatromil metros, perfecto para aclimatar, y el paisaje maravilloso, con el cordón del Acay enfrente y por momentos aparece el gran Chañi. Luego de tres horas de caminata llegamos a estación La Bomba, recuperamos energía con un almuerzo tranqui, y decidimos caminar unos kilómetros más, pasar por el viaducto El Muñal, el segundo en altura después de La Polvorilla, pasar por unos túneles más, algunos de hasta quinientos metros de largo, y regresar a dormir a la estación. Pero poco después de la bomba, camino al viaducto, vimos un filo de un cerro muy atractivo, y José empezó "que cuánto medirá. ..que qué habrá detrás..."; ya dije, tiene el si fácil, así que ni bien le dije "dejate de joder y vamos! ", nos largamos a la quebrada. Calculamos unos cuatromil cuatrocientos. ..quinientos. ..y nos pusimos como límite las cuatro de la tarde. Bordeamos por la izquierda las vegas donde hay agua (mucha y buena), y empezamos un lento ascenso; al ponernos de frente al cerro los acarreos son bien de bajada; imposible encararlo por ahí, así que decidimos encarar por la izquierda, hasta un filito más bajo que pensábamos iba a ser "nuesta cumbre"; hasta ahí llegamos, estábamos en cuatro cuatrocientos, y para suerte nuestra el terreno se ponía ahí mucho más amistoso y nos ofrecía la cumbre que habíamos visto desde las vías y que pensábamos no íbamos a llegar. El horario nos daba así que empezamos a caminar más aliviados, y a disfrutar de un paseo increíble. Empiezan a aparecer los grandes cerros de la puna, y divisamos dos apachetas. A las cuatro en punto estábamos ahí, a casi cuatromil seiscientos, disfrutando de una vista privilegiada del Chañi, del cordón del Acay, del (creemos) San Miguel de La Poma, del Azufre, del Quewar, del Tuzgle. Nos dimos el abrazo cumbrero, si bien la otra apacheta impresionaba estar levemente más alta, y dejamos nuestro testimonio en la primera de ellas, que está pegada a una antena. Se lo dediqué a mi prima Eli y al recuerdo de mi tío Toto, que fue maquinista del tren a las nubes y recorrió esos lugares únicos en el mundo, y que hoy la vida me da el privilegio de conocer de otra manera. Tal lo calculado, la verdadera cumbre es la otra, unos veinte metros más alta, apenas por debajo de los cuatro mil seiscientos. Ahí tampoco encontramos testimonios de cumbre, así que tal vez sea la primera ascensión deportiva en ese lugar. El Jota, hasta que se demuestre lo contrario, lo denominó "Cerro El Muñal", y a otra cosa! Ja! Hay que conocerlo! Bellísimo y muy recomendable!! Bajamos divirtiéndonos por los acarreos, se baja muy rápido, y desandamos el camino de nuevo hacia las vías. Nos quedó un restito de energía para recorrer el viaducto, y volver a la estación para armar el campamento. Cenamos capeletinis y dormimos como unos duques, hasta las seis de la mañana del otro dia, en que disfrutamos del amanecer en la estación, también más que recomendable!. A desarmar el campamento y volver por las vías los kilómetros hasta Muñano. En el cole de vuelta la suerte de saludar a Luciana Yazlle y Flor Wayar, que pensaba ser de nuestra partida al Acay pero que finalmente se bajaba considerando que su aclimatación no era suficiente, así que seguían a Juguetería a escalar con la escuelita; lamentablemente no pudimos cruzarnos con Mariela y Belén, que también iban para ahí. Nos clavamos un almuerzo más que abundante en San Antonio, y calculamos: hicimos unos veinte kilómetros de caminata entre los dos días a cuatromil metros, más unos setecientos metros de desnivel ida y vuelta a la cumbre del cerro "El Muñal", inesperada pero excelente por su belleza y ademas muy motivadora, nuestro aire había cambiado, se notaba la diferencia, y sólo nos quedaba poner toda la cabeza en el Tata Acay, que nos esperaría con su ya conocido y clásico rigor.Y se armó el Acay nomas con el Jota, así que el martes salí para Salta. El flaco me esperaba en la terminal y ya íbamos a San Antonio, para empezar a aclimatar. Almorzamos bien, con una "rubia salteña" claro (hay que empezar a hidratar!), y después de una siesta planificar la salida; la charla está buena y si bien el plan inicial era dormir el jueves en Muñano y el víernes portear el campamento a la vega y dormir ahí, termina saliendo una excelente opción cuando José me cuenta del treking por las vías del tren hasta estación La Bomba y los túneles. De una le propongo repetirlo, y él, que tiene el si fácil. ..armamos todo esa tarde y al otro día tempranito salimos en el colectivo a Muñano, y a caminar en una mañana helada unos nueve kilómetros. El recorrido es hermoso, pasando túneles, a unos cuatromil metros, perfecto para aclimatar, y el paisaje maravilloso, con el cordón del Acay enfrente y por momentos aparece el gran Chañi. Luego de tres horas de caminata llegamos a estación La Bomba, recuperamos energía con un almuerzo tranqui, y decidimos caminar unos kilómetros más, pasar por el viaducto El Muñal, el segundo en altura después de La Polvorilla, pasar por unos túneles más, algunos de hasta quinientos metros de largo, y regresar a dormir a la estación. Pero poco después de la bomba, camino al viaducto, vimos un filo de un cerro muy atractivo, y José empezó "que cuánto medirá. ..que qué habrá detrás..."; ya dije, tiene el si fácil, así que ni bien le dije "dejate de joder y vamos! ", nos largamos a la quebrada. Calculamos unos cuatromil cuatrocientos. ..quinientos. ..y nos pusimos como límite las cuatro de la tarde. Bordeamos por la izquierda las vegas donde hay agua (mucha y buena), y empezamos un lento ascenso; al ponernos de frente al cerro los acarreos son bien de bajada; imposible encararlo por ahí, así que decidimos encarar por la izquierda, hasta un filito más bajo que pensábamos iba a ser "nuesta cumbre"; hasta ahí llegamos, estábamos en cuatro cuatrocientos, y para suerte nuestra el terreno se ponía ahí mucho más amistoso y nos ofrecía la cumbre que habíamos visto desde las vías y que pensábamos no íbamos a llegar. El horario nos daba así que empezamos a caminar más aliviados, y a disfrutar de un paseo increíble. Empiezan a aparecer los grandes cerros de la puna, y divisamos dos apachetas. A las cuatro en punto estábamos ahí, a casi cuatromil seiscientos, disfrutando de una vista privilegiada del Chañi, del cordón del Acay, del (creemos) San Miguel de La Poma, del Azufre, del Quewar, del Tuzgle. Nos dimos el abrazo cumbrero, si bien la otra apacheta impresionaba estar levemente más alta, y dejamos nuestro testimonio en la primera de ellas, que está pegada a una antena. Se lo dediqué a mi prima Eli y al recuerdo de mi tío Toto, que fue maquinista del tren a las nubes y recorrió esos lugares únicos en el mundo, y que hoy la vida me da el privilegio de conocer de otra manera. Tal lo calculado, la verdadera cumbre es la otra, unos veinte metros más alta, apenas por debajo de los cuatro mil seiscientos. Ahí tampoco encontramos testimonios de cumbre, así que tal vez sea la primera ascensión deportiva en ese lugar. El Jota, hasta que se demuestre lo contrario, lo denominó "Cerro El Muñal", y a otra cosa! Ja! Hay que conocerlo! Bellísimo y muy recomendable!! Bajamos divirtiéndonos por los acarreos, se baja muy rápido, y desandamos el camino de nuevo hacia las vías. Nos quedó un restito de energía para recorrer el viaducto, y volver a la estación para armar el campamento. Cenamos capeletinis y dormimos como unos duques, hasta las seis de la mañana del otro dia, en que disfrutamos del amanecer en la estación, también más que recomendable!. A desarmar el campamento y volver por las vías los kilómetros hasta Muñano. En el cole de vuelta la suerte de saludar a Luciana Yazlle y Flor Wayar, que pensaba ser de nuestra partida al Acay pero que finalmente se bajaba considerando que su aclimatación no era suficiente, así que seguían a Juguetería a escalar con la escuelita; lamentablemente no pudimos cruzarnos con Mariela y Belén, que también iban para ahí. Nos clavamos un almuerzo más que abundante en San Antonio, y calculamos: hicimos unos veinte kilómetros de caminata entre los dos días a cuatromil metros, más unos setecientos metros de desnivel ida y vuelta a la cumbre del cerro "El Muñal", inesperada pero excelente por su belleza y ademas muy motivadora, nuestro aire había cambiado, se notaba la diferencia, y sólo nos quedaba poner toda la cabeza en el Tata Acay, que nos esperaría con su ya conocido y clásico rigor.

Fabian Spinassi.-












jueves, 25 de junio de 2015

El Torreón de la Cuesta

Viernes 19 llego a Salta desde Cba a visitar y disfrutar de las amistades que la magia de la montaña me ha brindado.
Esa tarde una amigaza, la Mary, comenta su aventura en el centinela de piedra (el Aconcagua) y el propósito de tal aventura Donar sangre Salva VIDAS Al finalizar la charla, entre cafecitos, galles, saludos y anécdotas surge la idea de subir un cerro “el Torreón de la Cuestas” ese que vi por primera vez hace unos meses camino a los nevados y como decir que no…
… las 7 AM estábamos partiendo desde Salta Sil, José, Mary y Yo, después de aprovisionarnos pasada las 9 AM comenzamos a caminar, el día pintaba perfecto, el cielo súper despejado, sin viento y una temperatura más que cálida. Entre risas, cargadas y demases transitábamos el sendero rojizo y bien marcado hasta darle la vuelta al Torreón y encarar la última parte en una directísima al mejor estilo Mary y ahora Cari ;) las espinas hacían que, de vez en cuando, le encaráramos a la diagonal para volver a la “directísima”, turnándonos para elegir el mejor camino y así fue que a las 4 hs de andar, divisamos la ansiada y peligrosa cumbre “alto cagazo” jajajajjaa
Después del abrazo cumbrero y de reponer energías con frutas y sándwich vino el descanso, luego las fotos, “las titánicas fotos de Sil y José” y finalmente la visita de los guardianes del lugar Los Cóndores, todo invitaba a quedarnos y así hicimos hasta que bue…. hay que regresar.
Una vez más la “directísima” nos tienta y “che, por aca no era” = precipicio, “nooo, es más a la derecha” = precipicio, “mmmm por acá tampoco” jajajjajaa, todo lo tomamos con humor y como una aventura más de amigos que mientras respetan la montaña la disfrutan, fue que después de un pasito medio complicado salimos al camino y lo hacemos al trote y entre fotos, descanso y alguna caída llegamos a destino sin dejar de “cagarnos” de risa GRACIAS GRACIAS GRACIAS a Mari, José y Sil, integrante del CAM, que se prendio en esta.
Abrazotes desde Córdoba, Cari.-

jueves, 11 de junio de 2015

Guardia Bajo las Estrellas - Parte de Nuestra Historia

Estimados socios y amigos,
El próximo martes 16 nos juntamos como lo hacemos todos los años en la Quebrada de la Horqueta para rendir homenaje a nuestro héroe gaucho, el Gral. Martín Miguel de Güemes, fallecido allí mismo el 17 de junio de 1821.

Nos toca directamente porque de nuestros fundadores nació el comenzar con este tradicional homenaje de la Guardia bajo las Estrellas.

Queremos invitarlos a encontrarnos allí a partir de las 20 hs, y anteriormente en un punto a determinar para que puedan sumarse los que no tienen vehículo. La reunión es a esa hora para poder acomodarnos, juntar la leña que amablemente ya nos dejan y llegar al homenaje con el respeto que el momento merece.

Por favor llevar vaso, plato, cubiertos, asado y bebidas no alcohólicas lo que vaya a consumir c/u, bolsa de residuo grande y chica, mucho abrigo, linternas y asientos.

Los que tengan alma de guitarreros por favor llevarla así hacemos la guardia entre música y estrellas.

Los esperamos!
Comisión Directiva

jueves, 4 de junio de 2015

Asamblea Ordinaria '15

-LLAMADO A ASAMBLEA ORDINARIA
La Comisión Directiva convoca a los socios a concurrir a la Asamblea Ordinaria para el día viernes 26 de junio a las 21 hs en su sede de calle San Juan 550 para tratar el siguiente orden del día:

1. Lectura del Acta de la Asamblea anterior.
2. Consideración de la Memoria, Balance General, Inventarios, Listado Socios e Informe del Órgano de Fiscalización.
3. Renovación de autoridades de la Comisión Directiva.
4. Designación de dos socios para firmar el acta.

Muchas gracias

Comisión Directiva.-

miércoles, 3 de junio de 2015

Limpieza de la costa y Asado

Invitación para el próximo fin de semana:
Estimados socios se invita para el día 07/06/2015 a ir al refugio a limpiar la costa, asado al medio día, llevar lo que se consume y una bolsa de carbón, confirmar hasta el jueves en la sede o al "Gringo" Reyna 387-6052137, salida desde el EASY a hs. 08.30, regreso a hs. 18.00.
Chauuuuu.

Hector "Gringo" Reyna.-

viernes, 22 de mayo de 2015

Abra de las Banderas '15

El Abra: la mente y el cuerpo vuelven a adaptarse al ruido de la ciudad y los recuerdos nos hacen volver a esos lugares hermosos, con olores y sonidos diferentes a los que estamos acostumbrados. A largos silencios a fuertes colores, cielo azul, verdes intensos, y un nevado que aparece majestuoso con sus 9 cumbres.

Las risas, las charlas, la necesidad de saber cuando llegamos, hacia donde vamos, no mengua, el silencio que cada uno de nosotros fue sosteniendo en todo el trayecto... porque aunque no lo crea a este hermoso lugar, vamos preparando el alma...

.Creo que eran pocos los que lo conocieron a Flavio, de los 29 que fuimos, esta vez, unos mas amigos que otros, pero todos hermanados en el cariño que èl supo prodigar y sino digame porque despúes de 15 años, se puede seguir cumpliendo este homenaje...No es un homenaje cualquiera, es volver a visitar al amigo en su hogar, donde èl vuelve en una forma diferente...como un còndor, a veces como el viento y hasta en forma de granizo, màs de un cascotazo nos impartiò...pero allì esta esperando y nosotros cumpliendo...honrando la amistad y ademàs aprovechando para visitar a los otros amigos que nos reciben hasta con lágrimas de alegría y emoción.

El Abra de las Banderas, es un lugar soñado, majestuoso e intenso, desde allí se mira para un lado el gran cordòn montañoso del Cachi y para el otro el camino de bajada a Corral de Piedras, donde el agua heladita, va saltando de roca en roca.

Llegar alli no es sencillo, el cansancio se siente, y el alma se estruja, pero esos abrazos, esas manos solidarias, te van empujando todas juntas para poder subir y tocar el mástil...hasta el mas pintado tira una làgrima...Colgar las banderas, leer los mensajes, sentir que su familia y amigos no lo han olvidado, es gratificante, porque las personas mueren solamente cuando las olvidamos....

Ha sido una linda travesía, con mucho cariño de parte de mis viejos amigos y de los nuevos, esos con los que compartí esta Abra, a los jóvenes a esos que les mostramos el camino, sólo les pido que pronto ellos nos lleven a los que ya estamos un poquito cansados, pues de eso depende esta visita, de que no sea olvidada¡¡¡¡
Un abrazo montañes

Graciela "Colo" Isasmendi.-

martes, 12 de mayo de 2015

Invitacion para este fin de semana

Estimados socios se invita los días 16 - 17 a ir al refugio a limpiar, y el domingo a una caminata corta (3 hs.), a la noche CHORICEADA Y CAMPEONATO DE TRUCO, cupo máximo 16 personas (algunas dormirán en carpa), confirmar hasta el jueves en la sede o al"Gringo" Reyna 387-6052137, salida desde el EASY a hs. 14.30, regreso el domingo a hs. 14.00, para poder ir a votar. Chauuuuu.

jueves, 7 de mayo de 2015

Abra de las Banderas 2015

Es un poco complicado expresar o tratar de encontrar las palabras o imágenes justas que traten de explicar lo que el alma siente cuando el corazón esta desbordado...
Mi salida al Abra empezó con una propuesta de la Colo para ir, la cual me super entusiasmo, por que ya había escuchado varias anécdotas de esta salida y además mi amigo Albert tenia toda la razón sobre esta salida, agradecida por haber al fin podido ir, y por que después de haber leído este año el Ultimo Ascenso uno entiende mucho más el significado de esta bella travesía.
Finalmente llego el día de partir, después de hacer mi mochila y preparar todo, nos reunimos en el Monumento a Güemes, donde estaban los papás de Flavio, quienes llevaron sus banderas y nos despidieron con mucho amor. Y, así empezó el viaje con un grupo de casi 30 personas y dos pequeños saltamontes, que son un verdadero orgullo para el papá, y los cuales fueron grandes protagonistas en este viaje...
Una linda niebla por la cuesta del obispo nos dio la bienvenida, hasta llegar a la Escuela de Brealito, donde comimos un rico asado de la mano de Marquitos y a duras penas dormimos a regadientes. Hay un grupo que es medio rebelde para dormir de noche. jaja
Al otro día bien tempranito, haciendo honor al 1 de mayo, nos busco el camión para partir al encuentro con Tabo en el Algarrobal, entre charlas y unas siestas por las pocas horas dormidas el día anterior llegamos a un lugar hermoso con un sol radiante y así partimos en nuestra caminata, mientras Tabo y Chaska preparaban todo la carga en las mulas para reencontrarnos mas adelante cerca del río donde íbamos a acampar.
Después de muchas horas de caminata, con un sol radiante, compartiendo charlas, risas, fotos y comida llegamos al fin al río, y obviamente como en todas mis salidas ya en el final, me tropece. Cargamos agua y buscamos nuestro lugar para acampar bajo la luz de la luna de mayo, a regadientes queriendo disfrutar un poco mas de la charla y luna nos fuimos a dormir, para seguir el camino.
Al siguiente dia, temprano, logramos guardar nuestra carpa!! Un gran logro, gracias a que observamos como Carlo la desarmaba con la ayuda de los mellis. Y asi después de un par de fotos con la bandera infaltable del CAM, partimos nuevamente expectantes y ansiosos de llegar al Abra.
Y de pronto después de un par de horas de caminar por paisajes incomparables, vislumbramos la apacheta del Abra de las Banderas, y unidos en un Abrazo de abra llegamos a ese cálido lugar, del que tanto había oído hablar, con gran emoción colocamos las banderas en el mastil, escuchamos las palabras de nuestro nuevo amigo Tabo, un viejo amigo para muchos otros, entre lagrimas y con el corazón y el alma desbordados de lo que se siente, vimos un cóndor revolotear a nuestro alrededor...
Una vez mas luego de disfrutar de tan lindo lugar, partimos Corral de Piedra emprendiendo ya el regreso a casa, donde nos esperaba la famosa Alina, quien nos recibió no solo con mate cocido, pan casero y queso de cabra, y en la noche chivito, con choclo y papas del cerro sino con una calidez y sencillez única. No me puedo olvidar de la hermosa y picara pequeña saltamontes, Maira, quien con sus cachetitos y esa dulce mirada nos miraba a todos sin entender nada creo. Y así se iba terminando esta hermosa travesia, con un fogón, anécdotas, risas, y unas futuras salidas con nuestro nuevo amigo Tabo, quien por cierto esta en la guía de teléfono. Si, ya sé, se preguntaran como es que lo sé. Y bueno tengo un amigo que hace mucho me dijo: ¨Uno nunca sabe donde puede necesitar la guía¨ y resulta que siempre la llevaba a la montaña, y para nuestra suerte la necesitamos para saber como hablar con Tabo otra vez. Y asi llego nuestro ultimo dia, después de preparar todo, y despedirnos de Alina y su Flia, partimos a nuestra ultima parada obligada en lo de Justina, donde almorzamos y regresamos en medio del rio y un paisaje que no se compara la realidad en nada con las fotografías. Un poco dolorido y cansados llegamos a la escuela de Brealito , con una sonrisa enorme de haber compartido unos hermosos días esos locos amigos de la montaña. Solo me queda por decir GRACIAS por una de las mejores salidas que hice en el CAM, llena de sentimientos, con personas innolvidables. Y GRACIAS UNIVERSO por lo linda que es mi tierra​.

​Paula Nevora (Pichón)​​









miércoles, 6 de mayo de 2015

Nos Fuimos a Visitar un Amigo

La vida hace que las cosas pasen, y habían pasado 15 años, y en el camino a esa Abra tan especial creo que casi todos los que estaban en esta travesía me preguntaron si había venido antes…….creo que muchas veces volé con la imaginación por este lugar pero nunca había ido.

Esta vez no hubo ni un segundo de duda cuando preguntaron en el Club “quien iba” , mi respuesta fue inmediata.

Salimos de Cachi Adentro, es cierto que me costó la subida, los años se sienten, el tiempo inexorable pasó, pero con buen ritmo, aliento de los compañeros y calambres que iban y venían seguí y así llegue al primer campamento, me dolía todo, tal era el cansancio que me dormí sentado contra una pirca, armamos la carpa, comimos algo y a dormir y creo que una de las pocas veces que dormí tan bien en la montaña. Recuperado al otro día salimos para el abra, mil pensamientos pasaban por mi cabeza, mis piernas caminaban solas, mi mente volaba, no había calambres ni cansancio y de repente ahí estaba la pequeña apacheta que protege al mástil……nos acercábamos al Abra de las Banderas y la llegada todos abrazados era la muestra de lo que es nuestro Club, justo cuando llegábamos, no sé, creo que me entro un poco de protector solar en los ojos, o tierra….si si es cierto unas lágrimas brotaron, era una emoción muy fuerte y mientras nos fundíamos en un abrazo de alegría……………un cóndor majestuosamente volaba con el fondo del Nevado de Cachi, ahí estaba ese Amigo, sin palabras.

Colocamos nuestras banderas y pañuelos con mensajes en los vientos del mástil y esta vez pude despedir a ese Amigo, espere que todos se alejaran caminando y lo salude con el mejor recuerdo. Y me acorde de una charla que tuvimos en una subida al Acay, y una cosa que me dijo “ lo importante no es llegar , sino volver”. Así empezamos a bajar a Corral de Piedra entre subidas y bajadas y alguna senda perdida, pero llegamos, el recibimiento que nos dio la familia de Chaska no tiene precio, esa amabilidad que solo tiene la gente de estos lugares como si fuéramos de la familia, las atenciones de Tabo Aban, ese queso de cabra con bollo y mate cocido y luego infaltable a la vuelta del fogón la charla común y tan placentera de anécdotas e historias de montaña, chistes, recuerdo risas y ahí la sencillez de un manjar, cabrito a la parrilla con papas andinas y choclo capia. Como corolario de una noche larga mucho viento como para que no nos olvidemos donde estamos, y así llegamos al último día de la travesía, desayunamos con ese exquisito mate cocido con muña muña y arca yuyo, emprendiendo el regreso por esas quebradas infinitas que pocos conocemos, pasando por Doña Justina que nos recibió con esa hospitalidad tan franca, allí comimos y por supuesto compramos unos quesitos de cabra, sin eso no podía volver a mi casa. Ya con el aplomo de 3 días encima pero felices llegamos a Brealito para volver nuestros hogares, enteros pero con el cansancio tan especial que nos deja la montaña. Allí quedaron nuestras banderas con mensajes que el viento desplego y los hizo volar. Solo quiero decirles GRACIAS, y contarles lo importante que fue para mí. Un grupo excepcional, esa combinación de los que tuvimos la suerte de conocerlo a Flavio y los que nos escucharon de sus historias, anécdotas y que seguro ahora también lo conocen.
Un fuerte abrazo Montañez y sepan que la vida hace que las cosas pasen.-

Gabo Oliva.-


A Carlo, Fernanda, Marco, Pantera, Colo, Cecilia, Gustavo, Meri, Pato, Marie, Jota, Victoria, Ivan, Paula, Carina, Nela, Liliana, Cesar, Ines, Magdalena, Mercedes, Alberto, Julieta, Miguel, Claudia y Ugo, GRACIAS.-

martes, 5 de mayo de 2015

Regalito para el CAM y sus incansables colaboradores

Poesía dedicada al CAM por una de nuestras alumnas y la que nos gratifica muchísimo recibir y poder sentir lo que queremos transmitir. Gracias Eugenia! Comisión Directiva y todos sus socios.


Instantáneas para el alma
De mis dos primeras caminatas por el Cerro San Lorenzo y Cerro Balcón, han quedado atesoradas en mi corazón, imágenes que aparecen como los cuadros de una bella e inolvidable película…
La permanente y franca sonrisa de Paola…
La fortaleza y el poder de decisión de Pocho
La alegría y sencillez de Jota.
La cálida firmeza de Armando.
La serenidad y lucidez de Jorge.
Los imprescindibles consejos de Claudia.
La compañía serena de Inés
Los bastones, sine qua non!! de Dardo!!
La entereza y buen humor de Silvia
El coraje de Eduardo.
La cálida y servicial atención de Vico.
La paciencia para acomodar nuestros bastones, Belén.
El rostro de la gente del lugar, la madre con su niño en brazos, los perros…el rio.
La gentileza, el compartir, el alentar, el acompañar de tantos otros ,cuyos rostros recuerdo más que sus nombres…
La belleza exuberante de la quebrada de San Lorenzo y el impactante colorido de la Quebrada del Toro, me remiten a mis mundos más profundos… donde mi ser se plenifica y se integra con la Creación….los pájaros, las flores, las piedras, el río,
Amigos! todos hemos llegado a la cumbre! A la verdadera cumbre del ser humano, que es ser junto con otros, en la fraternidad, en la solidaridad, en los gestos del corazón.
El lema del CAM se encarna en cada paso. Misión cumplida y hasta la próxima!!
Muchas, muchas gracias!!

Eugenia

viernes, 1 de mayo de 2015

Participan con profundo dolor del fallecimiento de la mamá de nuestro socio y constante colaborador Jorge Lopez. Elevamos una oración en su memoria

Comisión Directiva y Socios.-

jueves, 30 de abril de 2015

2° ASCENSO DEL CURSO DE INICIACIÓN AL MONTAÑISMO 2015

Cerro El Balcón 3300 msnm.

La madrugada lluviosa del sábado 25 de Abril nos congregó en la plaza de la Legislatura a las 5.30 a.m. Tratamos de ser puntuales (la mayoría) y nos cruzamos con personas que volvían de sus actividades de esparcimiento nocturno (nada que envidiar). El destino: cerro El Balcón en Ingeniero Maury a 3200 Mts. de desnivel (aproximadamente).
Llegamos a destino y los ánimos eran más que óptimos para encarar un largo ascenso. Esta subida inicial nos ayudó a entrar en calor rápidamente puesto que presentaba un particular grado de dificultad desde el comienzo. El marcado ascenso se atenuó al llegar a la primera apacheta. De ahí en adelante, la subida se nos hizo un poco más fácil y amena, con diferentes charlas a lo largo del trayecto, muchas risas, no podía faltar algún tema de contraste político de fondo que no logró hacer cumbre y se quedó abajo. En el camino nos cruzamos con unos baqueanos. A todo esto, ignorábamos que el trayecto iba a ponernos a prueba a unos cuantos que sufrimos de vértigo. A medida que seguíamos escalando el paisaje era cada vez más vistoso con desniveles de gran altura con vistas al cerro Bayo, El Golgota y a lo lejos se lograba divisar la cumbre nevada del Acay Chico.
Al llegar al primer Abra, los guías advirtieron que debíamos acelerar la marcha para hacer cumbre y descender antes del anochecer. Además, el camino presentaría una mayor dificultad en el ascenso. Hubo quienes fueron prudentes y optaron por esperarnos en el Abra. Quienes decidimos continuar, debimos hacer frente al temor casi paralizante de los márgenes y precipicios, de los senderos angostos que llevaban a preguntarme si iba a poder seguir. Se libraba, así, una lucha mental constante para vencer el miedo a caer, a tropezar, a dar pasos inciertos casi como en la vida misma (sepan disculpar si “caigo” en fáciles alegorías). No pasó inadvertida la preocupación de varios compañeros y amigos que con gran predisposición ofrecían sus palabras como estímulo constante para vencer esta barrera personal. Aprovecho para agradecerles por la paciencia y por el simple hecho de tenerlos cerca (Acu y Giu entre otros).
En la parte final del ascenso, el silencio nos encontraba dando el máximo de nuestro esfuerzo para llegar a la cumbre, cada cual a su tiempo, zigzagueando con ansias, pero sin perder de vista el objetivo y alimentados por las ganas de celebrar con sonrisas y abrazos. Al momento de hacer cumbre, (15 hs. apróx.) aportamos nuestra piedra en la apacheta, firmamos nuestro testimonio y celebramos el cumpleaños de nuestro compañero… (No recuerdo tu nombre ¡te pido mil disculpas! pero espero que hayas tenido un día inolvidable) Finalmente, nos dejamos invadir por la admiración y la contemplación del paisaje. Luego de la sesión de fotos, comenzó nuestro descenso un tanto presuroso debido a que se avecinaban nubes que amenazaban con aportar mayor dificultad a nuestro retorno.
Una frustración fue no poder determinar exactamente mi posición con las técnicas mencionadas en la charla anterior, los líquenes no lograron orientarme y deje las agujas en casa (quizás una espina de cardón hubiese ayudado). A propósito, la vegetación predominante fueron, como ya dije, los cardones y las espinas; puede dar fe de ello la mano de una compañera que, espero, ya se haya podido sacar todas las espinas.
Un párrafo aparte para nuestros guías, tan atentos, siempre predispuestos a la contención, destaco la buena conducción de grupos y aún más la excelente comunicación en todo momento. Gracias por ser garantes de nuestros pasos. ¡Seguiremos aprendiendo más de ustedes!
Concluyo afirmando que estoy feliz porque estamos donde queremos y llegamos porque podemos. Agradecido por la experiencia y esperanzado de lograr más cumbres.

Un gran abrazo para todos
Brian Pérez Machado.