Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





jueves, 22 de febrero de 2007

Cerro Arenales Colorao




"Partimos de la escuela normal 11 personas distribuidas en vehículos de "El gringo" Rreyna, Guillermo Ellenrieder y Marcelo Grande, pasadas las 15:00 hs.Fernando Santamaría en su camioneta partiría a las 17:00 hs.
Llegados a Santa Rosa de Tastil, nos ubicamos y un grupo fué a la zona de aproximación al cerro para el reconocimiento de la zona, evaluar el estado del camino y planear la estrategía de aproximación y ascenso.
Otro grupito fué a visitar un cerrito con petroglifos en sus piedras.
Nos encontramos nuevamente en el comedor del refugio donde pernoctaríamos y mateamos, tomamos té, en fin lo pasamos bárbaro, hasta que llegaron Fernando, La Pancha y Liliana Garrido. De nuevo otra vuelta de mate, hasta que llego la hora de cenar, polllito con papa hervida, bebidas propias y té digestivos. Pasadas las 23 estabamos todos acostados, pero de dormir ni hablar.
A las 5 horas del martes 20, comenzamos a levantarnos, higienizarnos, desayunar y terminar de preparar la mochila, partiendo para la zona del cerro a las 6 de la mañana, en las tres camionetas de que disponiamos.
La mayoría no pudo dormir cómo corresponde, solo algunos afortunados que no les pega los 3000 metros dejaron testimonio de su sueño con armoniosos ronquidos, fresco como para ponerse un polar o campera, nos encontramos 14 almas montañeras en la finca Los Vallecitos empezando a caminar a las 6:40, con Carlo Clerici de guía líder del grupo del C.A:M. con rumbo al cerro "nuevo" o Colorao cómo lo llaman los lugareños que nos habían dado refrencias del mismo el día anterior.
Bastante bomito el paisaje, hacía el noreste se podía ver un pico a la derecha, el abra y la primer antecumbre a la izquierda del abra a contraluz, hacía el suroeste iluminado ya por el sol se veía el Acay chico y parte sino la cumbre del Acay grande y otros cerros de la zona cuyos nombres ahora no recuerdo.
Nos reagrupamos en la vía de ferrocarril al cabo de más de una hora de caminata, avanzabamos hacía el comienzo de una pendiente que nos colocaría en el abra que se veía al noreste desde nuestro inicio de marcha. Un buen ritmo mantuvo Carlo; y a los 3800 metros más o menos hicimos el primer descanso esperando a compañeros que venían peleandole a un tramo de está primer pendiente con una arena que hacía pesado el transitar por allí. Hasta allí la enorme pared del abra nos hacía sombra y las nubes en altura impedían que el sol calentara adecuadamente esa zona.
Aquí dos compañeros debieron retornar por diferentes motivos, el resto continuo la marcha por la pendiente hasta el abra, por momentos las nubes se encaprichaban y nos tapaban un poco.
Excelente la lectura de Carlo Clerici del terreno, eligiendo un desarrollo ascendente que nos dejo bastante bien en el abra sin gastar energía de más.
En el abra hicimos otro descanso, bastante bien el grupo sin síntomas los que hasta allí llegamos que nos obligaran a descender.
Desde el abra hacía el norte se veía una punta muy rocosa que se presto a muchas interpretaciones, lo más optimistas "deseabamos" que desde allí a unos pocos metros estuviera la cumbre, Guillermo más experimentado decía que podía ser una antecumbre. El hecho es que había que llegar hasta allí y ver, fórmula conocida no?
Carlo emprendio el ascenso por una dura pendiente desde los 4000 metros más o menos a que está el abra hacía los casí 4470 metros a los que estaba esa punta que veiamos desde abajo.
A unos cincuenta metros más o menos de esa punta en una zona de rocas muy grandes, Carlo le da luz verde a Menisquito que venía pegado a él para que se adelante hasta lo alto para ver sí era la cumbre o no.
Menisquito llego y la primer sorpresa, esa zona no era la cumbre desde allí hacía el nor-noreste se veía un morrito más alto que esa primer antecumbre, eran pasadas las 11:30 y a no más de 20 minutos se veía lo que creimos con Carlo al llegar a la antecumbre, era la cumbre del cerro. Avanzamos con Carlo a ese morrito, qué al llegar, otra sorpresa, se veía a unos 10 a 15 minutos de allí otro morrito que parecía de la misma altura que en el que estabamos y sí era más alto lo sería por pocos metros. Carlo deicidio que siguieramos hasta allí para verificar sí era o no la cumbre y avisar al resto de los compañeros si debían continuar hasta allí. Llegamos hasta ese morrito bastante rápido a las 12:30 y efectivamente era la cumbre, había testimonio y me midio 2 metros más que el morrito anterior, nos abrazamos con Carlo, contentos por el logro y por ser mi primer cumbre de un media montaña en mi Salta querida. Carlo confirma inmediatamente por radio al resto hasta donde debían llegar y recomienda que al primer morro lo rodeen.
Así fuerpon llegando, Pantera, Carlos Cuevas impresionante el amor que tiene a la montaña Carlitos, Oscar Cornejo, Marcelo Grande con su gran entusiasmo y su buen humor, Guillermo Ellenrieder un maestro para mí, la Colo, la Pancha y Fernando y finalmente en una cumbre regada de lagrimas por todos Susana Gea y Liliana Garrido quién desde el 2001 no subía un cerro, felicitaciones Lili.
Obviamente cada compañero que llegaba era abrazado por los que ya estaban en la cumbre, nos tomamos la foto grupal y bajamos un poco para estar menos expuestos y poder comer algo hasta las 14, hora estipulada para iniciar el descenso.
Desde está cumbre se pudieron admirar el Acay, el Quewar. el Negro de San Antonio. El Chañi tapado de nubes y muy al fondo el Socompa, espectacular!!! Obviamente y en mucho detalle el cerro Pabellon Colorado también fue visible.
Hechos notables: no era cumbre virgen, había un cuaderno de cumbre inicializado en el año 2003 por un grupo que se separo del C.A.M., el último testimonio escrito era de mayo del 2005 de gente del club JANAJMAN. El nombre que le pusieron es Cerro Arenales, a sugerencia de Guillermo le agregamos Colorao.
Otro hecho fueron los gritos espeluznantes y aterradores de menisquito alentando a sus compañeros quienes ante el cagazo decidian continuar y no darse por vencidos, por temor a que menisquito siguiera gritando.
A mi me midio 4498 metrros a Guillermo le dio 4650 la lectura de su GPS y en el cuaderno de cumbre figuraba registrada una altura de 4678 metros.
Un 4500 seguro, un cerrazo, duro y largo llegar a la cumbre desde el abra.
El descenso cómo era de esperar se hizo pesadito ya que desandamos en gran parte lo hecho y fue bastante incomodo transitar por las rocas en descenso, antes de las 18 estabamos agrupados en la vía ferrea dejando a nuestras espaldas el cerro. A las 18.15 nos encontramos en las camionetas con Meri y el gringo, retornamos al refugio, tomamos el resto de nuestras cosas, nos despedimos y la mayoría emprendio el retorno a sus hogares para terminar de concretar la cumbre del día.
Es de destacar la organización, el respeto de los participantes en los horarios y colaboración con sus compañeros; y la ayuda prestada por "el mendocino" Fernando a los compañeros para que lleguen a la cumbre.
Felicitaciones a todos y yo personalmente me llevo una de las mejores jornadas y cumbres de mi vida."

Menisquito.-

3 comentarios :

sebastian dijo...

felicitaciones che, la verdad q extrao las salidas del clu.
saludos y sigan haci, que el club se lo merece.

Anónimo dijo...

Realmente los gritos de Menisquito denotan q tiene un buen estado físico -no se como caraj... puede gritar así a esa altura- y además recuerdan la leyenda del abominable hombre de las nieves...

Menisquito dijo...

En realidad no eran ni aterrradores ni ezpelunantes, simplemente gritos de aliento cómo este:
AGUANTEEE EL C.A.M. CARAJOOOO!!!