Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





miércoles, 28 de marzo de 2007

Tuzgle

El viernes 23/03 partimos hacia San Antonio de los Cobres en 2 vehículos: Fernando, Pancha, Armando y Marcelo en uno, Pantera, Graciela, Mariano (de La Pampa), Gaby y yo en otro. Salimos de Salta en distintos horarios, pero al atardecer ya estábamos todos mateando en el Cuartel de San Antonio, donde siempre por intermedio de Pedro Lamas nos reciben tan bien, esta vez al no estar él fue el Sgto. Ayudante Gregorio Rivero el anfitrión, quien cumplió acabadamente tal condición.-

Después de cena, chistes, anecdotario, gastadas varias y alguna calentura de por medio, nos fuimos a dormir a la cuadra de los militares, que ya nos resulta tan familiar por haber ido en reiteradas oportunidades.-

El sábado madrugamos (6 a.m.), equiparnos y desayuno ligero, sacar las camionetas del galpón e iniciar el acercamiento al cerro. Enfilamos hacia el viaducto de La Polvorilla, donde el camino pasa por abajo del mismo y a pesar de haberlo visto tantas veces sigue siendo sorprendente semejante obra. Las primeras luces nos encontraron ya cerquita del cerro, el paisaje además de ser bello de por si, al amanecer siempre tiene “ese” encanto extra. Después de casi 1 hora de andar, repentinamente Fernando desvió su camioneta hacia el este, saliéndose del camino y encarando de frente hacia el cerro a campo traviesa; me dio cierto temor ya que soy absolutamente inexperto en esto de conducir 4 x 4 y me preguntaba si no le pasaría algo al vehículo y quedaríamos allí anclados en tal alejado y desolado paraje. Me tranquilice relativamente pensando “estas camionetas están hechas para esto, así que debe ser que no se rompen…”; aún me perduraba el ca...miedo cuando paramos al lado de una enorme roca, exactamente al pie del cerro, mejor imposible !!, el altímetro marcaba casi 4300 m.s./n.m. .-

Fotos varias, algunos preparativos, le doy a Mariano una bandera para q lleve…, y encaramos hacia arriba a las 8:20 a.m., acompañados por Gregorio y Alfredo, ambos militares del Regimiento de S. A.de los Cobres; nos despedimos de la Gaby que amablemente nos acompañó hasta allí por estar impedida debido a su avanzado estado de embarazo…(mentira..!!, tiene una lesión en la rodilla q seguramente pronto sanará). A poco de caminar la mayoría percibimos que estaba punosa la cosa, se sentía la baja presión, el aire seco y consecuentemente la cabeza q late, el corazón q palpita rápidamente y la respiración q se acelera. Alfredo y Armando haciendo punta, ahí nomás Mariano y Gregorio, seguidos por Pantera y yo, un poquito más abajo Marcelo y la Gra cerrando filas. Fuimos tomando altura a medida q bordeábamos los vestigios de una vega, por una quebrada formada por la propia ladera del cerro y una enorme colada de lava al oeste; el sol asomaba y calentaba un poco, al entrar en los conos de sombra se sentía la baja temperatura que había dejado sus señales escarchando levemente el suelo arenoso.-

Si bien no avanzamos rápido el progreso fue constante, ya se había diferenciado el grupo de punta, otro al medio y uno de cola; el terreno blando producto de la grava volcánica torna dificultoso y cansador el ascenso, en partes se daba el típico “subo 2 pasos bajo 1”; para no pensar, ideal ir mentalmente pidiéndole permiso a la “Pacha” para que nos deje subir el cerro, se resistía parece, ya que el efecto de soroche se hacía sentir como la natural defensa de no permitir vulnerar sus dominios.-

Sobre el medio día la Gra decidió bajar, a pesar de las ganas q le venía poniendo estaba muy apunada; Pantera, quien otro fiel compañero y haciendo alarde de su caballerosidad (Pa´q se calle la colorada después…!!), a pesar de venir muy bien y a ritmo sostenido decidió acompañarla en el regreso. Más q demostración de solidaridad montañera, diría, devoción de marido…¡ carajo ¡…

El resto alcanzamos un balcón q se erigía al final de una canaleta arenosa y q costó bastante superar, Gregorio y los demás compañeros de punta, con ayuda de una cuerda, literalmente nos izaban esos últimos metritos. Ya estábamos a un poquito más de 5000 mts., cansados, pero se veía la cumbre cerca. Darnos ánimos, comer algún bocado, un trago de agua y a seguir… . Montarnos al filo cumbrero fue tortuoso para algunos. Armando y Alfredo habían tomado distancia y ya encaraban decididos al promontorio de la cumbre, más abajo Fernando la iba torturando… perdón digo arengando a la Pancha y más abajo Marcelo y Yo veníamos haciendo el popular “paso y descanso”, Gregorio solidariamente nos habría el camino marcando los zigzag en el arenoso terreno y atrás nos empujaba Mariano, preguntándose seguramente “¿qué hago en estos áridos y punosos cerro del noroeste argentino?”, acostumbrado a las nevadas y húmedas montañas del sur que él habitualmente sube.-

Así fuimos transitando los últimos 300 e interminables metros hacia la cumbre, Armando ya nos animaba desde la misma haciendo flamear las banderas Argentina y del Club, así que ahí ya no íbamos a aflojar, meter aire, contar los pasos, engañar un poco la cabeza y…a pesar de todo ¡ disfrutar !, ¡ que linda la oposición de la montaña a la persistencia de nosotros ¡…, esperarnos los últimos metros, juntarnos, abrazarnos y casi todos juntos ¡ Cumbre Carajo !... . Emociones varias y una vez más con los amigos disfrutando de la inmensidad del paisaje, nombrando y adivinando los cerros del entorno, sobrecogedor… . Eran las 14:20 hs., seis horas de ascenso. Mariano me dice: “Carlo toma la bandera que me diste abajo…”, le contesto: “esa es la banderita de Flavio, la q llevara a tantos cerros, la q fuera al Himalaya…”,…unos segundos de silencio por parte de todos, un tanto perplejo me contesta: “no me habías dicho nada…”. La Pancha toma la iniciativa, yo quiero una foto con esa bandera dice, y ahí comenzó la sucesión de fotos cumbreras con la banderita argentina que tiene el escudo del Club en el centro y que nuestro Flavio hiciera ondear en tantos lugares.

Almuerzo, testimonio, descanso y hacia abajo…; lo duro del ascenso se suaviza deslizándonos literalmente por el interminable zayar. En casi dos horas estamos abajo, nos reagrupamos y enfilamos hacia las camionetas. La colo sigue apunada, la Gaby nos recibe de buen ánimo felicitándonos alegremente; algunos comentarios y a emprender la vuelta. Camino difícil matizado por dos grupos numerosos de zurys que se dejan ver correteando a ambos lados del camino, el lindo paisaje con los guanacos y alguna vicuñita a la vista matizan las interminables calaminas de la ruta que nos hacen vibrar sistemáticamente.

Promediando las 19 hs. llegamos a S.Antonio, una pasadita por el hospital para q “la colo” chupe algo de oxigeno (siempre acompañada estoicamente por su fiel compañero…quien otro que Pantera…¡ Que aguante Papá!!), retiramos los bártulos del Regimiento, nos despedimos y emprendemos el regreso a Salta. Llegamos a las 23 hs. aprox., cansado pero felices, un nueva salida, otra vez un cerro y siempre rodeados de nuestros amigos…los Amigos de la Montaña.-

Carlo Clerici.-

Nota: Mariano Alonso, de La Pampa, hace muy poco ha venido a vivir a Salta con su familia, Ana, su esposa e Inés y Delfina, sus hijas. Con Mariano y Ana nos conocimos en el 2000 en Aconcagua, fueron ellos con Erik, Miguel, Leo, Panqueque y demás compañeros quienes solidariamente nos dieran una enorme mano con Flavio. Las vueltas de la vida, no?..., ahora en Salta, compartiendo su amistad con nosotros, hicimos un cerro juntos y Mariano llevando hasta la cumbre la bandera de Flavio. Toda una experiencia, muy especial, se los aseguro. Nuestro agradecimiento por siempre.

2 comentarios :

Menisquito dijo...

Buenísimo gente. Qué cerrazo y que día les toco. Me alegro por todos ustedes; y que bueno que tengan cincomiles tan lindos para hacer.
Desde Mendoza el pedemontero y de evz en cuando cuatromilista, Menisquito.

GABRIELA dijo...

FELICITACIONES UNA VEZ MAS, MUCHAS!!!!!!!!!!!.
SI BIEN COMO MI "QUERIDISIMO CARLITO CLERICI" ACLARO, ME TUVE QUE QUEDAR EN LA BASE, (Y CHE!!!, EL QUE MI PANCITA ESTE UN POQUITO CRECIDITA, NO SIGNIFICA QUE HAYA UN BRAQUITO)ME EMOCIONE CON CADA PASO QUE MIS COMPAÑEROS DABAN. LA VERDAD QUE DISFRUTAMOS COMO SIEMPRE DE LA BUENA COMPAÑIA, EL BUEN HUMOR (SALVO "ALGUNA EXCEPCION" PERO NADA DE IMPORTANCIA JEJEJE), LA SOLIDARIDAD SIEMPRE TAN PRESENTE Y TODAS LAS GANAS DE DISFRUTAR DE TAN IMPONENTE Y BELLISIMO PAISAJE, SIN OLVIDAR JAMAS ESE ESPIRITU TAN PARTICULAR QUE NOS MUEVE TODO POR DENTRO Y QUE NOS HACE SENTIRNOS EN ESA PAZ QUE BUSCAMOS PERMANENTEMENTE Y QUE SOLO SE ENCUENTRA EN NUESTRA QUERIDA AMIGA LA MONTAÑA. SI BIEN MI LUGAR ESTA VEZ ESTUVO EN LA BASE, CUANDO MIS COMPAÑEROS BAJARON, CON TODA LA ALEGRIA DE HABER LLEGADO A LA CUMBRE, ME SENTI COMO SI YO MISMA HUBIESE ESTADO AHI. COMO VERAN, NO HACE FALTA LLEGAR A LA CUMBRE PARA DISFRUTAR DEL ENTORNO, LA VERDAD QUE EL VIENTO FRESCO, EL CIELO AZUL, Y LA TRANQUILIDAD DEL LUGAR, HACEN MARAVILLAS PARA EL ESPIRITU.
UNA SALIDA DE VERDAD M A R A V I L L O S A!!!!, ESPERO SE REPITA, Y QUE EN EL FUTURO PUEDA ACOMPAÑAR HASTA DONDE ME DE. MUCHACHOS/AS, GRACIAS!!!!!!!!!!!! POR HABER COMPARTIDO CONMIGO UNA VEZ MAS, Y POR SUPUESTO SERA HASTA LA PROXIMA.