Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





miércoles, 11 de abril de 2007

Pascua en Las Cuevas


Amigos comparto este relato de lo que pude hacer para semana Santa.
El jueves Santo al retirarme del trabajo tome el EUSA con destino a Puente del Inca para pasar la noche en la compañía de cazadores de montaña 8. Me ubicaron en en el casino de oficiales, me hice una cena a base de hidratos de carbono, sopa instantanea y una naranjita hipoglucemica de postre, sin olvidar mi tecito de boldo.
El plan era intentar el ascenso al cerro Banderita Norte que está pegado detrás de la compañía, pero no me autorizaron debido a que unos turistas se habían accidentado el fin de semana pasado.Decpcionado ante tal hecho, pero entendiendo las razones de está buena gente, decidí ir hasta Las Cuevas (punto final del recorrido del EUSA), para hacer lo que pudiera de la famosa Quebrada de Matienzo.
El día viernes estuvo espectacular, soleado, un cielo celeste hermoso, típico de los días de abril, llegue cerca de las 11:30 hs., me ubique en el hostel Arco de Las Cuevas, lugar elegido para hacer mi base de operaciones.
Una grata sorpresa fué encontrar al profe Nestor Kaluza (pelado), quién estaba trabajando para el hostel y me tiro una data buenísima acerca de las posibilidades de hacer cosas en la zona y sobre todo el consejo de caminar del lado derecho de la quebrada y la indicación para encontrar el puente para cruzar el río Cuevas.
Me calce mi mochilonguis ferrino azul ultralivaiana, con el equipo necesarío para avanzar más o menos rápido y pasar la noche eventualmente ante un cambio brusco de tiempo, pero no fué necesario ya que el día se mantuvo espectácular.
Contarles la belleza del lugar es imposible, uno va caminando deja a su izquierda el caserio de Las Cuevas, el hostel, las grandes antenas, la zona del paso fronterizo del tunel Cristo redentor, todo eso a la altura de los ojos. Sí elevamos la vista a nuestra izquierda vemos el faldeo por donde se desarrolla el camino vehícular que conduce al monumento del Cristo Redentor y un poco más al fondo se ve la cumbre del Santa Elena, mi objetivo del día siguiente.
En está etapa se avanza por parte de una vega, zonas con verdín, por parte del lecho del río que está sin agua, cuando superamos la zona del tunel encontramos una zona verde que está un poco más elevada que el nível del río Cuevas y se descubre un sendero bien marcado y lo seguimos y vamos caminando dejando a nuestra derecha parte del Tolosa cerro de 5000 y pico famoso por su glaciar del hombre cojo (da la sensación a la visión de la cabeza, el cuerpo, la pierna derecha entera y la pierna izquierda cortada de una persona).
La armonia entre el verde de la senda, las rocas dispersas por la zona y por momentos gigantescas, la forma de los filos de acceso a las cimas elevadas de la zona, salpicadas de nieve en algunos casos, el celeste, el aroma del aire, las liebres saltarinas que se cruzaban delante de mí y me decían "que haces menisquito?", es algo espectacular.
A medida que nos metemos vamos viendo el cerro México al fondo, por momentos se ve el río con su zigzagueante recorrido contrastando con su movimiento y sonido el paisaje tan bonito.Hay un monumento al pie del cerrro Matienzo, creo que está después del México, habré quedado a 40 minutos a una hora de ese lugar, me pegue la vuelta para regresar no muy tarde y no preocupar a la gente del refugio.
Fué muy bonito también regresar, con las últimas luces del día a las 19:50 más o menos estaba cruzando el puente para dirigirme al hostel. Tome 260 fotos con la cámara digital, y creo que me hubiera gustado sacar más fotos. Me queda pendiente algún día llegar hasta el monumento a Matienzo y tomarme unos mates (dicen que trae suerte); y alguna vez llegar hasta el cerro Pan de Azucar y salir a Plaza de Mulas.
Pase la noche en el hostel, ducha caliente, mateada a deshora y cena forzada para descansar lo antes posible, ya que el sábado quería salir a las 5 de la mañana para intentar el cerro Santa Elena.El cerro Santa Elena es un clásico de la zona de 4400 metros de altura, en general lo suben desde el monumento al Cristo Redentor, yo lo intentaría desde el hostel (700 metros más abajo).
Debido a que me acoste a las 23:00 y que para empezar a caminar a las 5 debía por lo menos levantarme a las 4, decidi modificar el horario de inicio de marcha a las 7 y descansar por lo menos dos horitas más.
Eso hice y después de desayunar en el hostel, a las 7:09 empece a caminar rumbo al Cristo Redentor (el hostel está a 3000 metros de altura según mi barometro), siguiendo el camino vehícular, un senderismo piola digamos.
Cerca del Cristo pude cortar camino encarando algunas pendientes cómodas para subirlas. Llegue al Cristo a las 09:50, ya habían subido los primeros vehículos y pude ver un camion militar, que después me entere era chileno.
Detrás del monumento al Cristo está la senda bien marcada que conduce a una de las rutas de ascenso al Santa Elena. Continue mi marcha por allí, uno va ascendiendo por una senda bien marcada que por momentos se perdía debido a la niieve que aún persistia de la nevada de la semana anterior. Digamos que el desarrollo es ondulado, solo en algunos pocos tramos hay que usar las manos para superar algunos obstaculos.
Se llega a un punto cerca de una gran placa blanca que se ve desde abajo, no se si es un panel solar o un reflector pasivo de alguna antena, desde allí se dobla a la derecha y se avanza por un faldeo, entre tierra y acarreo, que en esta oportunidad estaba con bastente nieve. Yo nunca había ido al cerro de modo que seguía las huellas que veía de alguién que había partido antes que yo. Se llega hasta algo así como una mesetita, dejando a nuestra izquierda un enorme peñon rocoso que sería la zona de cumbre, luego de la mesetita se ve una senda que zigzaguea en un terreno muy blando para transitarlo, son casi 150 metros de desnível. Se llega a 4100 metros de altura en donde está el inicio del ataque de cumbre. Había mucha nieve, encontre a un militar que se volvía con una chica y un joven miembros de la escuela de montaña de Chile. Está gente había colocado una soga, yo ya los había visto desde abajo cuando entre al zigzagueo. No me gusto lo que ví y quizás con una piqueta me hubiera animado a seguir, faltaban 10 minutos para las 14:00 hora en que había decidido bajar, pensando que el retorno se haría largo. De modo que empece el retorno luego de tomar unas fotitos. Me encontre con los Chilenos; y luego con otra gente del mismo grupo que venía más retrasada. Curiosamente se me hizo muy corto el retorno antes de las 16:00 estaba en el Cristo Redentor y un poco antes de las 18:00 estaba elongando en el hostel.
La vista que hay mientras uno va subiendo el cerro es hermosa, el glaciar del hombe cojo, los caracoles de descenso a la aduana de Chile, los cerros Chilenos al fondo, la quebrada del Matienzo al noroeste, en fin, una locura.
Termine la jornada e el hostel, mateando, duchandome, charlando con Cecilia la encargada el hostel, leyendo el libro Tempestad sobre el Aconcagua en el que encuentro que las vivencias que se describen son muy similares a las que voy experimentando en mi corta actividad de montaña, cene comida de verdad a la noche, un excelente sueño y el domingo retorne a mendoza en el EUSA que parte a las 11:30 desde Las Cuevas; y lo lindo fué encontrarme con La Tochi una gran amiga quién paso el viernes y sábado en la zona de Penitentes.
Una Pascua montañera espectacular, cabe destacar que el viernes hice mis oraciones por el viernes santo, rezando los misterios dolorosos del rosario que tocan los días viernes.
Amigos espero que disfruten las fotos y cuando quiera armar una pateda a la quebrda de Matienzo me avisan.
Un abrazo.

Menisquito.

1 comentario :

Menisquito dijo...

Excelente la selección de las fotos Marcelo. Hago público mi agradecimiento a vos y tus compañeros del team noticam, un trabajo excelente manteniendo, organizando, mejorando la página.
Sigan así y no aflojen, está página es una gran cosa.
Un abrazo.
Menisquito.