Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





viernes, 24 de agosto de 2007

PEÑON BLANCO, Nev. de Cachi -Actualizado!

Hola equipo del NOTICAM! aqui estan las fotos de la subida al peñón blanco del nevado de cachi que logró Armando, lo acompañamos Liliana Alvarez y yo:

http://www.flickr.com/photos/rluna_anaya/sets/72157601612899878/

Liliana quedò de hacer el relato, que esten bien!


Relato - Peñón Blanco

Del 18 al 20 de agosto de 2007

Saludos afectuosos a toda la gran familia del CAM. Para este viaje nos anotamos Lili Álvarez, Armando Lara como guía y líder, y yo. Revisamos muchas veces el libro de Christian Vitry “El Nevado de Cachi” 2da. Ed. (2000) para encontrar la ruta y consejos para este ascenso. Nos permitimos advertir a todos de que la empresa de transporte “Marcos Rueda” no es confiable en sus recorridos y horarios, es mejor preguntar a los lugareños que a las oficinas de la empresa.

El sábado 19 partimos a las 7:00 a.m. de la Terminal de Salta a Cachi, llegando a las 12:30 a este hermoso pueblo que no nos detuvimos a conocer (bueno, para mi que era la primera vez allí) y un taxi nos llevó hasta mas allá de Las Pailas, donde comenzamos a remontar uno de los ríos que nace del deshielo en el Nevado de Cachi. Era la primera vez que Lili y yo nos poníamos tanto peso en la espalda, pero supongo que avanzamos bien. Caminamos desde las 13:00 hasta el anochecer, y armamos la carpa unos metros por encima del río, detrás de una gran roca que nos desviara el viento, en un lugar frecuentado por las vacas que esos días solo vimos a lo lejos. Fue impresionante la vista del cielo estrellado a esta altura y sin nubes, “como foto de libro de texto”, bien marcada la Vía Láctea. Mucho frío, así que cenamos, armamos la mochila pequeña para el ascenso al Peñón Blanco e intentamos dormir.

A las 5 de la mañana nos despertamos para prepararnos té, nos abrigamos y empezamos a rodear el macizo donde dejamos la carpa, ajustamos las lámparas avanzando a nuestra izquierda para después empezar a subir constantemente, donde nos alcanzó el amanecer. Muchas rocas, en algunas partes sueltas, hasta que alcanzamos el hielo donde nace un río y pudimos avanzar un poco por sus orillas, sin piedras. En este punto el dolor de cabeza era más que una molestia soportable para mí, y cuando salimos al filo, empezamos a subir por rocas grandes, de tal modo que cada paso que daba me retumbaba la cabeza como si me dieran un golpe. A estas alturas ya pasaban de las once del día, y Armando se nos había adelantado a Lili y a mí. No había viento ni nubes y la temperatura era agradable, unos 10ºC, así que me daba ánimos para seguir avanzando aunque a paso más lento, y solo veía a Armando delante de vez en cuando salía a un nuevo filo. Al cabo, me detuve y como también sentía náuseas le pedí a Lili que me esperara, pero no me pude recuperar para continuar. Tomamos fotos, videos, y esperamos un rato hasta las 2 p.m. pero no alcanzábamos a ver a Armando y nos preocupaba ya que no nos respondía por el handy. Durante el descenso encontramos una estructura que nos despertó curiosidad de si es contemporánea o antigua, tomamos un videito y fotos, si alguien sabe de arqueología de alta montaña o la dirección de alguien se los hacemos llegar. Seguimos buscando la huella de nuestra subida y al cabo llegamos a la carpa preocupados por Armando, cansadísimos y todavía con luz solar. Vimos numerosos animales que me dijeron que eran chinchillas o vizcachas, parecían liebres pero de cola alargada. Salían a vernos curiosas, y todas tienen sus madrigueras en las rocas cercanas a los arroyos.

Armando llegó después de las 9 p.m., yo ya dormía profundamente y Lili quien no pudo pegar las pestañas escuchó a Armando llamándonos, y al final ya estábamos los 3 dentro de la carpa, preparando sopa caliente y Armando nos contó lo difícil que fue hacer cumbre dado que su ruta inicial se vio truncada por un barranco insalvable por lo cual tuvo que desandar lo andado y volver a la base del Peñón. Son rocas y piedras sueltas en cualquier lado para subir la última parte, mucho acarreo y por eso Armando demoró tanto. Al cabo, subió por la parte oculta a nosotros, del lado oeste del Peñón, y dice que subir por Las Cuevas sería menos cansado.

Al otro día nos despertamos antes del amanecer y tras un rico desayuno de té caliente y galletas, armamos las mochilas, desarmamos la carpa, y esperamos un poco a que se deshiciera la escarcha que tapizó la superficie de la cubierta de la carpa, debido a la condensación y congelación de nuestra respiración. Incluso, el agua que guardamos en botellas dentro de la carpa, se congeló. No tomamos la temperatura en la madrugada, pero al anochecer ya marcaba 2ºC bajo cero.

Ya eran las 9 a.m. cuando emprendimos la marcha de regreso a Las Pailas, para supuestamente alcanzar el colectivo Marcos Rueda de la 1 p.m. Seguimos el río, vimos las ruinas incas, varios corrales hechos con rocas, algunos rebaños de cabras, vacas y burros, hasta llegar a campos de cultivo, donde alcanzamos la ruta de tierra a Las Pailas, solo para que nos dijeran allí que la empresa Marcos Rueda no manda colectivos ni en días festivos ni fines de semana. Contrariados, y después de maldecir en argentino y mexicano (je je je) porque en las oficinas de Marcos Rueda en Cachi nos aseguraron que habría colectivo el lunes, volvimos a andar ahora camino a Cachi hasta que convencimos al conductor de una camioneta que nos llevara. Resuelta esta dificultad anduvimos por la plaza de Cachi, y nos detuvimos en un negocio que se llama (atención para los chicos del curso y guías que fueron a San Antonio al Cerro Negro)… el negocio se llama EL ÁGUILA pero aquí no atendían l@s chic@s del OTRO ÁGUILA.

Pedimos empanadas, cerveza y “refresco de cola” (si, gaseosa=Coca) y como ya eran las 3 p.m., vimos como se marchaba el colectivo Marcos Rueda, en el supuesto que habría otro a las 4 p.m…. pero no fue así. Reiteramos que esta empresa dice una cosa en sus oficinas y hace otra en la práctica. Fuimos a ver a las empresas de remises pero todas tenían los autos comprometidos, y, al cabo, nos fuimos a la salida de Cachi a hacer dedo, hasta que el segundo remisero que se detuvo hicimos trato y nos trajo hasta Barrio Casino en Salta, a las 11 p.m.

Después de hacer patente nuestro disgusto con la empresa de colectivos que va a Cachi , sin lo cual nuestro viaje hubiera sido PER-FEC-TO, no me queda mas que añadir que una vez que admiré el Nevado de Cachi, los paisajes extraordinarios, el azul intenso del cielo, el cielo espléndidamente claro y estrellado, solo quedan las ganas de volver allí y de ser posible pasar mas tiempo para disfrutar de todo ello. ¡Gracias a Armando y Lili por compartir estos días!

Román Luna Anaya.-


8 comentarios :

Anónimo dijo...

Muy lindas fotos y bellos los paisajes, Román. Aguardo el relato.
Un abrazo.

Menisquito.

Menisquito dijo...

Qué lindo relato Román.
A qué altura descansaron el primer día?
A qué altura llegaste que tuviste que detener la marcha?
Ojalá algún día pueda andar por la zona del Cachi es un cordón montañoso muy lindo.
Me alegro por la parte buena de la salida, felicitaciones a Armando por clvar la cima del peñon blanco.
Roman un abrazo desde mendoza.

Menisquito.

Anónimo dijo...

Hola Menisquito, desafortunadamente no llevamos altímetro, yo supongo que a los 3500 hicimos el campamento base, y que nos quedamos a unos 4800 pero solo son estimaciones basadas en el Google earth y los mapas que disponemos.

Yo quedé encantado con la belleza del Nevado de Cachi. Son 9 cumbres de mas de 6000 m, la que nosotros fuimos es una de las llamadas "cumbres menores" de 5400 m. En cuanto anguien quiera ir, yo me apunto porque quedé con muchas ganas de regresar. Un abrazo cordial desde Salta!

Anónimo dijo...

Carlo dijo: Buena Armandito !!!, también a Lili y Román q caminaron como "peregrinos". Felicitaciones por la cumbre a Armando, y a Román y Lili por la actitud, el compañerismo y la "caminata". Saludos pa´todos. Carlo.-

Ivan dijo...

Hola Roman, mi nombre es Ivan Leibowicz e integro un equipo de arqueologos de la UBA que trabajamos en los sitios del Nevado de Cachi, desde ya me interesaria poder ver las fotos de la estructura y conocer su ubicacion.

Saludos y mi mail es pinocarriaga@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

Just popping in to say nice site.

Anónimo dijo...

que mal la empresa esa .el otro dia tambien vaje a cachi lo malo fue que cuando ibamos x el recorrido iba levantando gente y pobre gente que se tubo que comer el largo viaje parados pero sera posible ha para colmo cuANDO VOLVI TUBE QUE VENIRME EN UNA EMPRESA DE REMIS QUE HACE VIAJES A SALTA VIERAN LA CARA DE MAL DORMIDO QUE TENIA EL CHOFER DEL AUTO POR DIOS ALGUIEN SABE DONDE TENGO QUE RECLAMAR P
PARA QUE HAYA CONTROL POR QUE NO PUEDE SER ASI QUE PARA ESAS PERSONA LA VIDA DE NOSOTROS NO VALE?¿?¿¿??¿

Anónimo dijo...

muy buenas la imagenes