Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





domingo, 7 de octubre de 2007

Escalada en la Reserva del CAM -Actualizado 9/10



Fotos: Victor Cuello



Hagan click en el link para ver las fotos que nos envió Román



Sábado 6 de octubre de 2007

Escalada en la Reserva de Campo Alegre del CAM

Saludos a toda la familia del CAM. El pasado sábado fuimos a la Reserva del Club Víctor y Adriana, Sandra Gómez y yo; guiados por Armando Lara. Salimos de Salta a las 10:20 (con una parada para comprar comestibles), a las 12 del día estábamos ya en la parte alta de la pared de la Reserva. Era la primera vez que haríamos esta actividad para todos, excepto claro para Armando. Aunque el día amaneció nublado y continuó así, no llovió durante toda nuestra actividad. Primero nos colocamos los cascos y los arneses. Posteriormente Armando ató la cuerda para asegurarnos y establecer el anclaje. Una vez lanzada la cuerda, descendimos en rappel, frenando con ayuda de un “ocho”, primero Víctor, después yo, a continuación Sandra, luego Adriana y finalmente Armando, quien nos repetía las indicaciones a cada uno. A decir de Armando, lo hicimos bien para ser la primera ocasión. Después comencé yo con la escalada, Armando como asegurador. Una cosa es lo que se lee en los libros y otra es enfrentarse a la roca y buscar donde acomodar las manos, las botas, los codos, ¡en fin!, alcancé la parte alta y tras asegurarme, regresé la cuerda abajo para que Víctor realizara su ascenso. Es emocionante, buscar las presas, apoyarse y empujar, los nervios, prácticamente sudando adrenalina J. Sandra desistió, y Adriana tuvo un “atorón” en un lugar donde no alcanzaba a subir las piernas para seguir impulsándose, pero, al cabo, con gran esfuerzo de sus brazos lo logró. Todos reunidos arriba recogimos las cosas dado que teníamos hambre (ya pasaban de las 3 p.m.) y empezamos a hacer sándwiches con todos los fiambres que habíamos comprado. Sandra sacó un yogurt que compartió con todos y a las 4 p.m. empezamos a descender. Entonces Armando nos explicaba lo del Ceibo casi-centenario, y nos sugirió subir al Cerro Facha Cano. Así lo hicimos admirando esta parte de la reserva, imaginándonos como se verá una vez llegadas las lluvias, y dicho sea de paso, llenándonos la ropa con crías de garrapatas. Pinolillos le dicen en mi tierra, y aquí, polvillo. Leímos y firmamos la libreta de registro (la última anotación era del año pasado) y admiramos el paisaje desde allí. Tras quitarnos las garrapatas lo más posible, emprendimos un rápido descenso debido a que la lluvia ya nos alcanzaba. Tras otra revisión de las ropas subimos a la camioneta y regresamos a Salta. Un tercer tiempo jugando cartas en casa de Sandra, riéndonos mucho y bromeando con todo lo acontecido, nos dejó con más ganas de entrenar, practicar los nudos y volver a la Reserva a seguir con la escalada.

Román Luna Anaya.-

2 comentarios :

Menisquito dijo...

Buenísimo Román que hayan podido experimentar el rapel y la escalada en roca, es una práctica que ayuda mucho a superar el vertigo, me alegro por las vivencias que tuvieron y lo lindo que lo pasaron, adelante compañero amigo de la montaña, yo en mendoza me estoy dedicando a comer y a ver por la national geographic la montaña, es que a mis años ya paramos la maquina, juaaaa.
Un abrazo.

Menisquito.

Anónimo dijo...

hola menisquito, soy Román. Es estraordinariamente emocionante escalar y de ahora en adelante voy a seguir estudiando y practicando para hacerlo, sobretodo, de manera segura, ¡como este sábado!