Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





lunes, 16 de junio de 2008

Torreón de la cuesta 7 y 8_06_08

Amigos compartimos está actividad de montaña:
Decidimos con Rocío hacer una salida el finde después del medio día del sábado, debido a sus compromisos laborales.
El obejtivo planteado fué subir el cerro Torreon de la cuesta por una ruta diferente a la que generalmente usa el C.A.M. con un pernocte previo en la montaña para entrenar las capacidades de porteo de mochila de travesía. Rocío tenía al menos la experiencia del Acay chico del año pasado. La logística incluyo portear el agua que ibamos a necesitar para los casí dos días, 5 litros por pera. Carpa de alta montaña provista por Vicuña 4 milista y la aproximación a La Margarita fué en el vehículo de Rocío. Realmente disfrutamos muchísimo el viaje, riendonos de nuestras ocurrencias, almorzamos en El Carril; y en chicoana compramos el pan que el nabín de Vicuña obvio comprar en la ciudad, cantabamos canciones folcloricas y populares, bah, cantar es un decir, de esa manera contentisimos y disfrutando de una tarde de junio hermosa llegamos a la Margarita. Arrancamos la marcha a las 16:30, aquí Rocío lidero el avance ya que conocía el acceso para llegar a los arbolitos, allí luego de un breve descanso seguimos por una huella, pasando por la tranquera pasadas las 18:00 hs. Allí encontramos la senda que nos indico Pau y le metimos por ahi en algo nuevo ya para Rocío, pero me iba marcando la ubicación de la cima del Torreon como referencia a medida que avanzabamos.
Cerca de las 19:00 habíamos ganado mucha altura y se sentía el esfuerzo de transitar con una pesada mochila en los hombros entre 18 y 20 kilos en mi caso, llegamos a un punto en que con lo último de luz que quedaba apuntamos a una parte alta que se dejaba ver, a nuestra derecha se veía a contraluz la cima del Torreon, Rocí suponia que habíamos errado la ruta, llegamos muy extenuados hasta la parte alta y debido a la hora y por seguridad, armamos la carpita Doite Himalaya de Vicuña 4 milista, nos abrigamos adecuadamente ya que la temperatura había descendido y una vez en la carpita, Rocío quería cenar y dormir, estaba muy cansada, venía de una semana durísima en su vida y para colmo me tenía que aguantar a mi como compañero de carpa, jajajaj, pobre. Yo le dije que iba a tomar unos matienzos y ella amablemente me acompaño, matizando tan sublime acto la música de los 80 del MP3 de Vicuña y en los parlantitos de Rocío, que lujo papaaaa. Papas fritas que devore y me tuve que aguantar los palitos salados para el domingo. Cerca de las 23 preparamos la cena, que fueron unos mostacholes con una salsa de receta reservada apta para el andinismo extremo. Luego de contarle mi vida a Rocío nos dormimos sin obligación de madrugar, ya que a esa altura estabamos fusilados pero contentos y asombrados de la belleza de la montaña que nos regalo una noche estrellada, un cielo hermoso y una luna que empezaba a crecer e iluminaba algo. Decidimos que al otro día con más luz para ver a donde habíamos llegado evaluariamos la posibilidad de atacar cumbre o pegarnos la vuelta, lo vivido hasta allí había estado tan bueno que la cima era algo no tan importante al menos para Rocí que ya tenía una cumbre, yo no la conocía.
Domingo nos depertamos con la luz del día, flojeamos para levantarnos, Rocío me conto su vida, desayunamos, desarmamos la carpa y dejamos el equipo preparado para el regreso, ya que vimos una posibilidad de conectar el Torreon desde donde nos encontramos, Rocí vio una senda, la seguimos y fuimos interpretando juntos la montaña y en una hora nos encontramos encarando el último roquerío que lleva a la cumbre del Torreon. Aquí llegamos al famoso puente de rocas, que obviamente decidimos no cruzar; y aquí estuvo lo genial de Rocío que encontro una solución elegante para coronar la cima. Desescalamos la roca previa y luego hicimos una escaladita en roca dificultad 3 en la UIAA, de 4 pasos. Excelente el desempeño de mi compañera de montaña que salida a salida va superando dificultades nuevas.
A las 13:00 nos dabamos el abrazo montañero en la cima del Torreon y que decirles, sol a pleno, hermoso paisaje a todos los puntos cardinales, condores, fotos, morfi y por finnnn los palitos salados, en realidad hice la salida solo por eso, jajajaja. Descendimos a las 14;00, llegando a la zona de acampe a las 15:00, cargamos las cosas, ahora Rocío se propuso bajar la carpa y le metimos la bajada, le escapamos en un momento debido a que habíamos transitado casi de noche el sabado, pero teniamos en claro las referencias para salir y encontramos la senda de salida. Llegamos al auto a las 18:30 mas o menos dejando detrás de nosotros todo con nubes. Rocío me dejo en casa a eso de las 21 y ella siguio con rumbo a su casita, una especie de tercer tiempo en movimiento en El Carril cuando recargamos gas y nos compramos una cocucha y liquidamos los últimos palitos salados. Destaco el crecimiento en esta actividad de Rocío, una muy buena experiencia para ella el porteo de una pesada mochila, transitar de noche e interpretar la montaña, pero por sobre todo la muy buena onda que le pusimos y como disfrutamos cada momento de está actividad tan linda como lo es el montañismo.
Que dsifruten las fotos.

Vicuña 4 milista.

Van las fotos:

4 comentarios :

Marcelo dijo...

realmente que linda dupla che, da gusto ver gente que disfruta tanto de la montaña. Un fuerte abrazo y sigan así...

Vicuña 4 milista dijo...

Gracias Marce creo que es la magía de la montaña que a veces , ya que no siempre sucede, uno pueda en contrar un/una compañera de montaña con quién se siente cómodo, seguro y lo pasa bárbaro.
Un abrazo.

Vicuña 4 milista.

Pau dijo...

Me encanto el relato Menis. Me re alegra ver como disfrutan juntos....Buenisimo contarse las vidas en un cerro...
Un abrazo grande...a la distancia!

Vicuña 4 milista dijo...

Gracias Pau, te mando un abrazote desde aquí.
Nos vemos.

Vicuña 4 milista.