Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





lunes, 3 de noviembre de 2008

Cerro Gólgota

Fotos de Dardo!

Ayer, Domingo 2 de Noviembre, fue el día elegido para intentar alcanzar la cumbre norte del Cerro Gólgota (3654 m.s.n.m.) ubicado en Ingeniero Maury (Campo Quijano). El clima no pudo haber sido mejor, el sol que brillaba con todas sus fuerzas sumado a una suave brisa fresca, hicieron que fuera ideal.

Éramos Sonia Ferreyra, Graciela Berto, Dardo Rocha, Víctor Guaymas, Maxi García y quien escribe, Carolina Stiro.

Nos encontramos en la Escuela Normal a las 7. Esperamos la combi (más cara de nuestras vidas) y partimos hacia la Quebrada del Toro media hora después.

Llegamos a destino y una vez equipados nos dirigimos hacia la zigzagueante senda de ascenso (que comienza justo en frente al puente de acceso a Ing. Maury); previo paso por el puesto de gendarmería para dejar allí nuestros nombres (los gendarmes muy amables nos ofrecieron agua caliente para el termo y nos dejaron usar su baño). Una vez registrados comenzamos a subir (con Víctor como guía de punta, y Dardo como guía de cola). Eran entonces las 9:30.

Mientras ganábamos altura nos sorprendió el Tren de las Nubes, era la primera vez que lo veía andar. Ese contexto (con el tren atravesando los álamos, el pintoresco pueblo y los magníficos cerros lindantes) confería un cuadro por demás sorprendente y agradable.

El zigzag tiene una pendiente moderada, pero es bastante largo y monótono, aunque la espectacular Quebrada del Toro se luce en todo su esplendor. Llegamos al Abra de la Virgen del Caminante aproximadamente dos horas después, donde repusimos energía y vislumbramos las ruinas de Incahuasi.

Proseguimos entonces nuestro camino. A partir de este punto ya no hay senda, razón por la cual (minutos mas tarde) equivocamos la “ruta” y atravesamos el faldeo con un roquerio bastante interesante, el cual supimos sortear con precaución ¡admirando la agilidad con que una vicuña corría cuesta abajo!

Así anduvimos hasta llegar a un abra, desde la cual podíamos ver la cumbre sur (a las 14). Aquí nos reunimos y, por común acuerdo, decidimos que Maxi, Víctor, Sonia y yo iríamos a por la cima Norte, y Graciela con Dardo a la Sur; reencontrándonos en ese mismo punto a las 16:30 para emprender el descenso.

El viento soplaba ahora con fuerza, trayendo los vestigios de aquella tormenta que veíamos a lo lejos… enfriándonos. Caminamos conservando un buen ritmo, bordeando el cerro por la ladera, manteniendo una altura de 3400 m.s.n.m., hasta que vimos la apacheta y caminamos “derecho” hacia ella.

La apacheta con la Cruz de la cima norte estaba cada vez más cerca. Alcanzamos la cumbre a las 14:40. Allí almorzamos (resguardándonos del viento), leímos el testimonio (que era nada menos que de compañeros del Club que subieron el pasado día del amigo), lo firmamos; foto cumbrera, videos y de repente… ¡APARECEN DARDO Y GRACIELA! Quienes con su llegada contribuyeron a que la felicidad de haber llegado a la cumbre fuera completa ¡por el hecho de haberla alcanzado todos juntos! (y festejando también la doble cumbre de ellos, que ya habían pasado por la sur).

Volvimos a sacar la foto cumbrera con el grupo entero y a incluirlos en el testimonio; y empezamos a bajar. A las 16:45 llegamos al Abra (que sería del reencuentro); el natural impulso de alcanzar la cima sur nos movió casi por inercia hacia ella. Llegamos a las 17. Media hora después estábamos en la Gruta de la Virgen (en el trayecto vimos unas siete vicuñas que nos miraban curiosas). Aquí hicimos otra parada mientras esperábamos a Dardo y Graciela. A las 18 emprendimos el descenso desde este punto llegando a la ruta (RN 51) a las 19:30. Todos contentos y orgullosos por el hecho de haber llegado a la cima norte (¡y la sur!) después de haber temido no alcanzarla por falta de tiempo.

Esta es la primera vez que envío un relato. Espero haber sido clara y no haber omitido detalle. Quiero destacar la actitud de Dardo… nos dio un claro ejemplo de lo que es el compañerismo.

Un fuerte abrazo montañés y HASTA LA PROXIMA!

Carolina Stiro.




Fotos de Caro:

No hay comentarios. :