Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





lunes, 29 de junio de 2009

Cumbre en el Redondo -Actualizado!


Fotos: Mercedes Ovejero


No tan temprano como de costumbre, pero si igual de fresquito, a las 7 am comenzamos a caer, uno a uno a la escuela Normal. Reunido el grupo los 14 valientes, dirigidos por nuestros guías Carlo y Seba emprendimos viaje con destino a Finca Incamayo. Llegamos alrededor de las 9 AM e ipsofacto las damas de la travesía solicitaron la posibilidad de ir al baño de la finca. Comenzó el desfile de damas a la sala y ya cerca nos envolvió el aroma del bollo casero recién orneadito que estaba desayunando la familia. Algunos ojitos brillaron con ese aroma, y con la felicidad de poder acudir a un baño “no ecológico”.
Nos reunimos con el resto del grupo que ya contaba con todo el abrigo encima, guantes puestos, gorros encasquetados y mochilas al hombro. Carlo nos hizo debidas recomendaciones y comenzamos. Vimos a pocos metros lo que nos deparaba el comienzo del día, un zigzag que resultaba un tanto estremecedor…

Pues bien, caminamos, y no llevábamos hechos ni 10 mts que se produjo un paro general. El sol estaba ya sobre nuestras cabezas y muertos de calor por la hasta ahora breve pero empinada subida por lo que nos desensillamos todos, fuera gorros de lana, fuera rompe vientos, camperas polar, nos calzamos anteojos y seguimos marcha. Llegamos al abra previo saludo al tren A las Nubes que paso frente a nosotros.

Nos tomamos unos minutos para que se recuperaran Silvia y Seba de unos mareos (Seba… sin comentarios… jajajaja). Después del abra, dos subidas mortales por el filo de la montaña se llevaron como victimas a las zapatillas de nuestro guía Carlo (pasa hasta en los montañistas más experimentados ajajajaja) hicimos una parada para poder sacar de la terapia intensiva a las botitas e iniciaron un proceso de momificación al ser enteramente envueltas en cinta adhesiva oportunamente llevada por Seba.

La jornada se extendía al igual que las ondulaciones que teníamos delante de nuestros ojos, el silencio se rompía con nuestros pasos…. Y con los ladridos de tres caschirulos de la finca que se auto convocaron en la salida y que no pararon de romper las….. (la paciencia) en todo el recorrido.

A las 14.10 hicimos la última parada al pie de la cumbre. En el ultimo tirón Carlo nos fue instruyendo en lo que va a ser el tipo de ascenso en el Cerro Negro, caminando lentamente, haciendo cortas paradas para tomar aire. Llegamos a la cumbre alrededor de las 15 hs; la atacamos todos juntos todos juntos, y las caras de agotamiento se tornaron en sonrientes y radiantes de felicidad.

Nos felicitamos unos a otros y nos zambullimos en nuestras mochilas en busca del sanguchito que estaba ya a esa altura tostado con el sol que teníamos encima, al igual que nuestras cabezas. ….El silencio se apodero nuevamente del grupo que mantenía las mandíbulas ocupadas, hasta que el pequeño Marianito, luego de devorar la docena de sándwiches que había llevado quiso sabotear el tapper del presi y comerse la mitad de una pulsuda hamburguesa, acto que fue ferozmente resistido por el mandatario aun en funciones.

Acto seguido a la comilona, todos pipones uno a uno fueron cayendo los parpados de los comensales y la cumbre del redondo se convirtió en un área de peligro inminente con un grupo de 16 osos ronroneando y dispuestos a atracar si alguien interrumpe su sueño.
Un rato mas tarde, el presi abrió lo ojos y dijo “nos vamos….!!!” Se levantaron todos y comenzamos a bajar.

El regreso se estiró bastante ,con prisa y sin pausa, y estuvimos llegando al abra a las siete y pico..¿ trajeron las linternas? los que íbamos mas adelante seguimos ordenes de bajar el zzzig zzzag porque estaba oscureciendo rápidamente.. Pues emprendimos la marcha a toda velocidad y no habíamos hecho ni una sola z que nos encontramos con una topada de vacas que ascendían pesadamente por el camino y nos impedían el paso.

Para todos los que piensan que elementos como linterna y silbato son elementos que hacen bulto y están de mas… pues queridos amigos, se nos presentó la oportunidad! Las vacas no se movían, caía la noche, el presi rezagado no aparecía y los caschirulos molestaban insaciables…. Después de pedradas, silbatazos y gritos el presi tomó la delantera y embistió a las bestias escudado con uno de los caschis, pero en cuanto uno de los toros arremetió abruptamente contra la autoridad, decidimos todos subirnos a la barranca y ver si las vaquillas se tomaban el trabajo de subir nuevamente y dejarnos pasar….. Bueno… eso tampoco funcionó… pero el alivio llego cuando Lito, el conductor de la trafic, avisó a la flia de la casa que veía pequeñas luces inmóviles, digamos que unos parados en la loma….jajajajaj … Y que era raro…

Finalmente las vacas fueron guiadas por sus dueños al corral y los 16 expedicionarios llegaron a sus móviles deseosos de embestir tan increíble azaña contra unas empanadas de papa en campo Quijano… Respecto del folex que estaba en la empanada de mamá… sin comentarios jajajajajajaja
Espero que lo hayan disfrutado tanto como mamá y yo que se repita próximamente!!

Beso grande y abrazo montañés!!! Mer Ovejero




Llegué a la Esc. Normal a hs 6:45, con un panorama desolador, sólo se encontraba Seba, el chofer y la tráfic. Luego se fue sumando gente, pero de todas formas tuvimos que esperar bastante con la esperanza de que alguien más se sume.
Partimos alrededor de las 7:30, éramos 14 que hacíamos el curso, más Carlo y Seba, un número bastante menor a otras veces.
Llegamos a la finca, y luego de esperar a las mujeres que nuevamente se demoraban en los baños, emprendimos el ascenso, alrededor de las 9:15 con 3 nuevos integrantes, Melón y otros dos perros, vaqueanos de la zona.
Iniciamos el zigzag y fuimos ganando altura rápidamente, y también empezamos a ganar temperatura bastante rápido. También pudimos apreciar el Tren a las Nubes y sacarle algunas fotografías.
Al ser menos esta vez, íbamos a un muy buen ritmo, con muy pocas paradas y de poca duración, el cansancio ya se hacía sentir con el correr de las horas, pero el paisaje único que nos rodeaba nos daba fuerzas para seguir el laaaargo sendero que nos llevaba hasta la cumbre.
A las 14:15 aprox. nos encontrábamos ante la ultima subida, juntamos un poco de aire, y subimos lentamente, como haciendo pan y queso, como entrenamiento para el Cerro Negro. A las 14:50, nos juntamos y llegamos todos juntos a la Cumbre.
La cumbre era muy amplia, muy cómoda, con una apacheta y rastros de alguna cruz que existía anteriormente, no encontramos testimonio alguno, y tampoco teníamos lapicera para dejar uno ni fuerzas para escribir, ja.
Algunos saludos, y nos fuimos acomodando todos para comer, algunos sufriendo un poco las espinas. Diferencia de esta cumbre con anteriores? Bueno, primera vez q siento un silencio absoluto, y todos durmiendo, hasta que Carlo nos despertó dándonos la mala noticia de que ya teniamos que descender.
A las 16 empezamos el descenso, de lo que sería sin dudas la parte más emocionante de la salida.
Descendíamos a un muy buen ritmo, con muy pocas paradas, para poder bajar con las últimas luces del día. Llegamos al abra antes del último zigzag y empezamos a sacar las linternas acordándonos de Armando y dándole la razón de tantos retos que nos había dado anteriormente.
En el zigzag, nos encontramos con muchas vacas que iban descendiendo tranquilamente, y que parecían demorarse a propósito, pero Melón y su compañía venían arriándolas bastante bien. Hasta que un par de toros, algo molestos empezaron a enojarse y querer atacar a los perros. Ahí nos detuvimos y esperamos a Carlo y Seba que venían más atrás con el resto del grupo.
Las vacas ya estaban estancadas, y usamos diferentes métodos para tratar de que avancen, probamos con los silbatos, no hubo caso, hicimos puntería tirándoles piedras, no hubo caso, y Carlo junto a Seba trataban de hacerlas avanzar. Ya nos acompañaba una gran oscuridad y un cielo hermoso y muy estrellado, sin dudas único.
Fue ahí, cuando un toro bastante bravo se le vino encima a Melon y a Carlo, que con gran destreza (susto?) empezó a subir rápidamente con una velocidad increíble, muy buen estado la verdad, ja. Si le hubiesen visto la cara de susto que tenía, ja, que no era para menos… Cada vez estaba más oscuro y no podíamos avanzar ni un metro, así que subimos dejando la huella, apagamos la linterna, y esperamos que el arriero de la finca encamine a las vacas. Luego de esperar un tiempo, descendimos, acompañados del Tren a las Nubes, al cual saludamos haciendo señas con la linterna.
Alrededor de las 20.30 pudimos llegar finalmente a la trafic, y muy agradecidos con los señores del lugar, porque sino, todavía estaríamos ahí arriba esperando a las vacas.
Algunas anécdotas que podemos contar también fueron los problemas de Carlo con el calzado, que me hizo acordar a tantas charlas en el MAAM donde nos reiteraba la importancia del calzado, al que sólo le duró 30min antes de tener que encintarlo por todos lados, ja. Nos acordamos bastante de Armando, tuvimos nuestro primer descenso con la luz de la luna y un cielo maravilloso, y sin dudas un dato que no puedo dejar pasar…Marianito iba callado!!! Un gran logro sin dudas, sólo el Redondo lo podría lograr. Un agradecimiento muy grande también para Carlo y Seba, sacrificándose con los toros, prestando linternas, permitiendo que los ánimos no decaigan, unos guías espectaculares la verdad, como en cada salida que hicimos junto al club.
En síntesis, una salida espectacular, única, con unos paisajes increíbles, un grupo hermoso, primer descenso nocturno, San Fermín, y para finalizar, empanadas de puré de papa con separador de plástico, como las definió Seba, ja.
Un día hermoso, donde el grupo se afianzo bastante…
Cerro Negro…allá vamos…

Jose Muñoz Granados.-


3 comentarios :

Anónimo dijo...

que bonito el relato felicitaciones por este y por la cumbre realmente es un hermoso cerro con paisajes inolvidables bueno si Dios quiere nos vemos mañana en el Club un abrazo montañez Graciela

Anónimo dijo...

Jose, muy bueno el relato!! mezcla relalidad con sarcasmo.. ja. Yo me moria por ir, pero se me complicó por ser sábado... será la próxima.. Vale

Anónimo dijo...

juaaaa el relato muy bueno Mercedes, el Presi escoltado por un caschi, eso estuvo espectacular, y por lo que leí falleciose las zapatillas del Presi??? juaaaaaaa, me encantaron los relatossss besossss y nos vemos esta noche, Colo