Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





viernes, 28 de agosto de 2009

Al Cerro sin Nombre [Actualizado 29-08-09]

Al Cerro Sin Nombre

El sábado 22 de agosto partimos desde la ciudad de Salta cuatro valientes: Román, Dardo, Danonino y quien escribe, acompañados por Rodolfo, a explorar el cerro frente al torreón, que todavía no fue bautizado.
Comenzamos nuestro viaje a las 14:30 en salta, para comenzar a caminar más allá del Maray, al inicio de la cuesta del Obispo, camino a la vieja mina abandonada, tomando un sendero al lado de la ruta.
Comenzamos la subida a las 16:30, a los 2400mts. Al lado izquierdo se ve un alambrado que va en la misma dirección que tomamos nosotros. El camino no esta muy marcado en ese punto. Es una subida empinada que soportamos estoicamente con el peso que llevamos: 6 litros de agua, carpa, comida, etc.
Caminamos un buen trecho hasta encontrar el alambrado, el primero de muchos que tuvimos que cruzar. Ahí descubrimos que, caminando más sobre la ruta hasta el alambrado, se hace más fácil encontrar el camino. Como ya se iba perdiendo el sol, pasando el alambrado armamos campamento, a los 2900 mts, por la mina abandonada, con el Torreón enfrente.
Mientras Román y Dardo se encargaban de la carpa, con Danonino comenzamos a hacer los preparativos para la fogata. Si bien costó, Dardo con su perseverancia logró encender un lindo fuego que nos acompañó bastante tiempo. A la noche: fogata, un cielo estrellado espectacular, polenta gourmet (con hierbas del cerro) y reagetton (¿?), antes de eso, sándwiches de salame y queso, sopa, té. Y luego a tirarnos al lado de la fogata a mirar las estrellas y reírnos de las historias que contaban Dardo y Román. Nos quedamos hasta que se consumió el fuego, nos rehusábamos a irnos antes, por lo bien que la estábamos pasando!
Al momento de dormir, nos acomodamos muy bien los cuatro en la carpa. No pasamos frío, si bien corría un viento helado, estábamos muy cómodos, hasta que…unos ruidos ensordecedores contaminaron la paz del lugar; por un momento pensé que la leyenda del ucumar no era tan leyenda…pero cuando noté que los ruidos hacían temblar el pabellón de mi oreja, me di cuenta que los ruidos provenían de dentro de la carpa…era Dardo!!!. Hasta la fecha me zumba el oído!.
El despertador sonó a las 5:00 AM y una hora más tarde nos despertamos, desperezamos y tomamos el té dentro de la carpa, al abrigo del viento que corría. Desarmamos el campamento y a las 8:30 comenzamos a caminar. Hay sendas, pero la vegetación hace difícil que se las vea. Un dato: ir siempre hacia arriba! Con la mina abandonada a la derecha.
Por el camino cruzamos tres veces más el alambrado, para lo cual utilizamos distintas técnicas: algunas veces la valentía nos hizo pasar el alambrado con la mochila a cuestas, y otras, la experiencia nos llevó a pasar primero la mochila, alguno utilizó la técnica del perrito, etc.
A las 12:45 visualizamos la cumbre. Con lágrimas en los ojos avanzamos fundidos en un abrazo con el fin de coronar el esfuerzo. La emoción nos embargaba y seguimos cuesta arriba solo para descubrir que mas allá (una pechada más allá, sería la medida) se encontraba un pico más alto. Sin desanimarnos seguimos hacia delante, con determinación directo a la tan ansiada cumbre hasta que llegamos y vimos que más adelante y por tercera vez, un pico más alto se erguía desafiante. No nos amedrentamos y, dejando descansar las mochilas, nos dirigimos con firmeza al objetivo.
Durante ese tiempo, a la izquierda puede verse el nevado de cachi y al frente un cerro con construcciones y antenas. Una vez en la cumbre, invade de nuevo esa sensación mezcla de retribución por el esfuerzo, de comunicación con la naturaleza y la felicidad de compartir el momento con amigos maravillosos.
Armamos una apacheta… no, a ver: construimos una obra de ingeniería y luego llegó e tiempo de las fotos, con la bandera del club adornando por primera vez esa cumbre y con la bandera de Mexico, en homenaje al país del que viene un gran amigo.
Comimos un poco más abajo, al resguardo del viento, y hay que mencionar especialmente la ayuda de Danonino y su compañerismo para disminuir el peso que cargábamos en comida.
Luego, regreso al lugar del campamento, a buscar el alambrado que nos devuelva a la ruta y, desde allí, una larga caminata hasta el Maray, donde compartimos el tercer tiempo con Rodolfo y hubo que apurarse para no perder las empanadas en manos de Maxi, que todavía está en etapa de crecimiento.
El regreso a casa, cansados, contentos, más ricos en experiencias y deseando mas montañas!
Gracias Dardo, Román y Maxi!!


Laura.

Las fotos que nos envío Román de la salida al cerro que se encuentra al frente del Torreón de la Cuesta:



Datos técnicos del cerro, enviados por Román:
Saludos a todos. Tarde pero con la agradable noticia que Google Earth mejoró la resolución del Cerro Malcante y anexas (cerro sin nombre) asi que ahi va el archivo kmz y los datos técnicos:

Nombre: Cerro sin nombre (se aceptan sugerencias)
Altura: 3820 mts.
Dias expedicion: 2
Cant. de Campamentos: 1 (Mina abandonada)
Ubicación geog.: Al comienzo de la Cuesta del Obispo.
Vias de Acceso: Ruta a Cachi.
Carácterísticas: cerro de media montaña.
Ascenso: Por camino de la mina abandonada.
Descenso: igual.
Dificultad técnica: No presenta.
Clima: Abundante nubosidad en verano.
Agua: En la quebrada cerca ala mina abandonada pero NO SE CONOCE SU CALIDAD.
Otro dato: se podría ascender al Cerro Malcante pero varios días, por esta ruta.

Click en la siguiente dirección para descargar el archivo(archivo comprimido .rar que contiene kmz):


2 comentarios :

Anónimo dijo...

FELICITACIONES LAS FOTOS ESTAN BUENISIMAS TIENEN FALTA EL RELATO Y PONERLE EL NOMBRE UN ABRAZO MONTAÑEZ GRACIELA

Anónimo dijo...

que bueno el relato Laura, bendita entre los muchachos, y Danonino los ayudo a bajar la comida de que manera???? se comio todo, con ese tamañito que parece que no termina de crecer juaaaaaaaa, felicitaciones a los 4 y esperamos que organicen una ida pa varios asi conocemos el cerrito sin nombre abrazo montañez Colo