Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





martes, 13 de octubre de 2009

Salida al Tuzgle

TUZGLE 2009
El sábado 10 de Octubre partimos desde Salta, a las 9 AM y sorprendentemente puntuales Sil, Naty, Ale Villa, Ale Cañizares, Hugo, José, y yo, con rumbo San Antonio de los Cobres.
Llegamos a destino al mediodía, para acomodarnos en el Hostal del cielo, con la muy buena atención de Don Marcos.
Llegó primero la camioneta de Ale, luego de unas vueltas por el pueblo y más tarde se unió la nave de Naty, producto de unas acertadísimas indicaciones de quien escribe (¡Así cualquiera llega! Con esa precisión estamos para Amaizing Race!)
Nos encontramos allí con el grupo de Dardo y nos fuimos juntos a almorzar a media cuadra del Hostal. Luego del almuerzo… ¡A despuntar el vicio! Partimos juntos al Pompeya, los doce mas kevo, de la agencia kevo expedition’s atendida por su propio dueño, que nos iba enseñando la geografía del lugar. Allí, cumbre espectacular, compartida en muy buena compañía y sesión de fotos al viento.
Al día siguiente, a las 6 30 nos pasaron a buscar kevo y santos, nuestros guías locales para llevarnos a nuestro objetivo. Luego de más de una hora de viaje llegamos a la base del cerro. Pasando la tranquera, el camino está bien marcado, pero es sinuoso y se estrecha por partes, por lo que son necesarias muchas maniobras muy finas.
A la altura aproximada de 4850 dejamos la camioneta y nos dispusimos a subir. El frío era muy intenso y el viento comenzaba a hacerse sentir.
En ese momento José tomó la decisión de quedarse, evaluando que no se encontraba en condiciones de seguir.
El resto continuamos, con Kevo a la cabeza y Santos cerrando la fila. Comenzamos por un camino marcado para luego atravesar una sección de piedras grandes, algunas sueltas, que me resultó muy divertido.
El sol comenzaba a aparecer, pero el viento helado no permitía que el calor nos llegara. La manguera del camel back se congeló al inicio, dejando la necesidad de tomar el agua de las botellas, que de a poco, comenzaba también a congelarse. Compartimos agua haciendo circular la botella para continuar hidratándonos.
Después del tramo de piedras, llegó el turno del primer descanso en unas rocas que formaban pequeñas cuevas que brindaban protección del viento. Haciendo uso de lo aprendido en relatos anteriores, utilizamos la técnica denominada”mano en sobaco ajeno” para recuperar el calor, ante un sorprendido Santos incomodísimo con mis manos en sus axilas. También Hugo y Ale Villa echaron mano de esta técnica, pero eso es motivo de otro relato.
A pesar del frío decidimos seguir, tocaba en el camino un sector de “acarreo”: piedras y tierra suelta que requiere mucha fuerza de piernas para sortear. Este trecho es largo y lo hicimos aguantando el viento.
El segundo descanso se hizo en un lugar parecido al primero y llegó el tiempo de evaluar si debíamos continuar hacia la cumbre, ya cercana. Nuevamente la decisión es continuar y, luciendo como el éxodo de la aldea pitufa (¡casi azules de frío!) enfrentamos la “pechada” hacia la cumbre, siempre con el fuerte viento de compañía.
Llegamos a la cumbre, felices, emocionados por el logro y más aún por el esfuerzo que demandó. La nota la dio Kevo, sacándose campera y buzos para lucir en las fotos la camiseta de Juventud, para felicidad de José, que vio a SU gloriosa en dos cumbres ese fin de semana.
La bajada se nos hizo rápida y divertida, por sayales en los que Hugo parecía niño en parque de diversiones y Kevo volaba sin tocar la tierra, cual basilisco en el agua.
Esta salida tuvo para mí la importancia de la experiencia, por lo que, desde lo personal:
• Me resulta indispensable felicitar a José. Tomó une decisión acertada, pensando en el y en el grupo, y eso lo hace, para mí, un verdadero montañista. Se necesitan huevos para tomar esa decisión, sabiendo lo que cuesta.
• Felicitar a Hugo, Sil y Naty por su primer alta montaña, en la que tuvieron que enfrentar obstáculos y subieron a base de piernas, cabeza y corazón
• Destacar la compañía de Kevo y Santos, siempre atentos a cada uno de los integrantes, subiendo y bajando para cerciorarse de nuestro estado, siempre alentando, pero con la posibilidad de bajar si se hacía necesario.
• Dejar sentado mi orgullo por el grupete: Silvia Castillo, Naty Matas, Ale Villa, Ale Cañizares, Hugo Guaymás y José Muñóz, por las pilas y el compañerismo.
• Reconocer la importancia de escuchar a quienes tienen mas experiencia( si, dardo y Román… de uds hablo)
• Aprender a dimensionar: cuando un baqueano diga “hay un poco de viento”…¡¡prepararse para un huracán!!
Por último, no me resulta difícil repensar la experiencia, aún habiendo llegado a la cumbre, queda la tarea de sentarnos y capitalizar lo aprendido para tener más herramientas al organizar otras salidas.
Hechas estas consideraciones, la promoción 2009 no escarmienta:¡¡¡ Acay…allá vamos!!!(Pero con más abrigo)

María Laura Figueroa.-






Volcán Tuzgle 10-11-12 de octubre (con campamento)

Un abrazo a toda la familia del CAM. Esta salida se realizó a propuesta de Dardo Rocha y la entusiasta participación de Maxi (Danonino), Ale y Cande Díaz, quien escribe y Kevo y Santos de San Antonio de los Cobres (SAC). La planeación tuvo que enfrentarse a problemas de transporte por fallas del remisero a la ida… y de que todos estaban festejando un campeonato de futbol en SAC a la vuelta. Afortunadamente se pudo resolver todo en tiempo. Salimos de la terminal de Salta el sábado 10, llegando a hospedarnos al Hostal del Cielo (Tel. 3874909912) con cuchetas suaves, muy buena atención y el desayuno espectacular. Allí llegaron también todos los amigos que hicieron cumbre en el volcán el domingo 11. Tras una comida en donde todos nos divertimos viendo una excelente película (¿?) salimos a aflojar las piernas al cerro Pompeya en las inmediaciones de SAC. Excelente ejercicio para lograr aclimatación y divertirnos ambos grupos. Tomamos una merienda en el hostal y yo me fui a dormir mientras otros salían a cenar.

El domingo 11 llegó la camioneta por nosotros y a las 9 estábamos en la base del volcán a 4400 m aprox. donde empezamos a caminar. La idea era caminar hasta donde armaríamos el campamento a 4850 m y que la camioneta subiría hasta allá la parte pesada de nuestras cosas pero… pero no fue así. De modo que tuvimos que mochilear, algo imprevisto pero contamos con la ayuda de Kevo y Santos quienes ya habían bajado de la cumbre. Al cabo, alcanzamos los refugios donde armamos las carpas, Cande y Dardo prepararon la comida y todo esto en medio de mucho, mucho viento. Fue complicado armar las carpas con el vendaval pero es experiencia ganada difícil de simular en otro lugar. La noche llegó y con ella nuestra OTRA amiga, LA PUNA. Unos más afectados que otros, además del frío; y se planteó la idea del regreso en la mañana. Unas dosis de oxígeno que Dardo había agregado a nuestra carga, junto con aspirinas y té de PUPUSA (la cual Kevo nos enseñó a distinguir) determinaron que a la mañana siguiente una parte del grupo recogiera el campamento y descendiera a la base del volcán mientras Santos, Dardo y yo subimos a la cumbre llevando la cruz que reemplazó a la que estaba rota.

De a poco comenzamos a remontar la distancia a la cumbre, pasamos a la derecha de las ruinas de la mina, subiendo por un arenal que nos comió las piernas, después por un rato en la colada, hasta que alcanzamos el filo que nos llevaría a la cumbre. Aquí, al estar completamente a descubierto, el viento nos pegó con toda su fuerza. Una vez en la cumbre Dardo y Santos armaron la cruz, dimos cuenta de unos caramelos que Natalia nos había dejado el día anterior, leímos los testimonios y concluimos con las fotos en la cumbre.

Bajamos muy aprisa, tanto que en solo una hora alcanzamos el lugar donde ubicamos el campamento, ya solo para terminar de recoger toda nuestra basura para regresar con ella y el resto del equipo a SAC. Seguimos bajando tranquilamente, dado que ya habíamos visto la camioneta con el resto de nuestro grupo en la base del volcán, imagínense nuestra felicidad cuando vimos que estaban subiendo para alcanzarnos.

Con vicuñas y llamas al costado del camino desandamos la ruta hasta el hostal, donde tomamos el té y esperamos unos sándwiches dobles para el camino, y la sorpresa que no había remises para regresar a Salta. El mismo transportista que nos había llevado y traído de la base del volcán nos dijo que iba a Salta y de esta manera llegamos a casa. Como siempre, una buena planeación nos resolvió mucho allá arriba, el campamento en altura abre otras opciones de mayor exigencia, y ante la camaradería en medio del frío y la altura solo me resta agradecer por estos días a nuestros amigos y a nuestra amiga, la montaña.

Román Luna Anaya

fotos en :

http://www.facebook.com/album.php?aid=2039753&id=1167585185&l=02ba6c1adb


Envio las fotos del viaje a San Antonio Cerro Pompeya y Volcán Tuzgle.

Natalia Matas.-





LES ENVIO FOTOS DEL CERRO POMPEYA QUE SUBIMOS PARA ACLIMATAR ANTES DE SUBIR AL TUZGLE.
DARDO.





Estimados le envío datos de la salia al tuzgle. 10/10 AL 12/10


DARDO.-


 

No hay comentarios. :