Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





martes, 10 de noviembre de 2009

Cascada de Alemania

Cascada de Alemania
Domingo 01 de noviembre a las 6 de la mañana: el lugar de siempre: vereda de la Escuela Normal, vereda que se convirtió en un clásico del CAM.
Luego de unos 15 minutos de espera Naty Matas piloteando su VW con José Muñoz y en otro vehículo Claudia, Gladys, Analía Villagra (nueva integrante del CAM) junto a Jorge L, iniciamos la marcha a Alemania. En el camino se sumaron Armando y Hugo: total 8 alemanes.
Aproximadamente a las 08.30 y ya posicionados en el lecho del río junto al puente que está ubicado al costado del pueblo de Alemania, iniciamos la marcha, siguiendo siempre el lecho del río.
A medida que avanzamos el camino se hacía más complejo, pues las piedras no sólo molestaban sino que cada vez eran más grandes y, por lo tanto, había que subirlas en los casos que se pudieran o rodearlas. Esto significaba más tiempo, y, por ende, la marcha era más lenta.
A media mañana y con el sol radiante, el calor apareció y cada vez deseábamos estar ya en las cascadas para refrescarnos. Pero la cascada se hacía esperar y parecía mostrarse en cada recodo, pero era simplemente el susurro del agua que corría cada vez más fuerte.
El cansancio, el calor, las piedras, los interminables recodos y las expectantes ganas del encuentro con la cascada fueron las constantes de ese recorrido.
Sin embargo, promediando las 13.40 “apareció”. Inmediatamente 4 acalorados valientes alemanes se tiraron (Naty, Analía, Hugo y Jorge): agua fresca que alejaba todo el calor acumulado en ese día. Por otro lado y mientras nos bañábamos, José y Claudia jugaron quien tiraba al agua a quien a la vista de Gladys y Armando que descansaban.
La vista de la cascada es linda, el piletón que se forma es interesante para refrescarse, nadar y descansar.
Almuerzo rápido. Otro chapuzón refrescante. Siesta y emprender el regreso.
El recorrido de vuelta no dejó de ser cansador pues al sol lo teníamos de frente. Si bien tiene una ligera pendiente, sin embargo se complica por las piedras. Así como hubo que rodearlas o subirlas en el trayecto de ida, ahora había que hacer algo similar, por lo tanto no dejó de ser cansador el volver. El agua ya estaba caliente (especial para te o mate), sin embargo –cansancio mediante- regresamos al pueblo cerca de las 18.30 hs: acalorados, cansados y con sed. Para desgracia, el único almacén del pueblo tenía gaseosas calientes.
Inmediatamente subimos a los vehículos y en La Merced city hicimos el tercer tiempo: ricas empanadas (¿o era el hambre?) y mucho líquido.
Como experiencia: linda. Es lindo espectáculo la cascada, la caminata hasta el lugar. Recomendaciones: mucho líquido, preferentemente, si es en esta misma época, llevar agua congelada para que con el paso de las horas pueda ser tomada y no se caliente con suma facilidad.

Jorge López

1 comentario :

Anónimo dijo...

mmmm se hizo esperar el desgraciadito pero esta muy lindo juaaaaa felicitaciones muchachos and girls lo importante es que se divirtieron no???? un abrazo montañez y nos vemos prontito