Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





sábado, 21 de noviembre de 2009

Al Nevado del Acay

ASCENSO AL NEVADO DEL ACAY

El sábado 14 nos juntamos a las 9:30 hs. en el lugar clásico del CAM, la Escuela Normal. Éramos 10 integrantes y hubo una baja a último momento por lo que quedamos María Laura Figueroa, Inés Spirito, Natalia Matas, Silvia Castillo, Candelaria Díaz Márquez, José Muñoz, Alejandro Cañizares, Catalino Hugo Gm, y yo, Alejandro Díaz Patrón. Partimos en dos vehículos hacia SAC llegando a las 12:30 hs. al Hostal del Cielo donde nos esperaba Marcos con su clásica amabilidad pero con una mala noticia, no había agua en el hostal. No nos importo y nos instalamos igual. Apareció nuestro guía Kevo y acto seguido almuerzo en el comedor Don Pepe. A la siesta nos fuimos a la estación porque había llegado el Tren a las Nubes donde nos mezclamos con los turistas y todos creían que éramos pasajeros por lo que nos invitaban a subir para regresar a Salta, cosa que más de uno de nosotros estaba tentado de hacer porque el cielo pintaba mal, nubes negras y relámpagos en el horizonte nos presagiaban el fracaso de la expedición del día siguiente. Nos fuimos a subir el cerro de Terciopelo para aclimatar y ver si mejoraba la cosa pero no parecía que fuera a ocurrir. Esa noche pizzas, loba y truco nos entretuvieron y nos fuimos a dormir temprano porque la actividad iba a comenzar a las 4:00 a.m. Nos levantamos y lo primero que hice fue mirar al cielo y alegrarme por la cantidad de estrellas que se veían. Todos listos para irnos pero no aparecía la camioneta que contratamos de soporte, algunos fueron a despertar al chofer y finalmente apareció. Partimos 5:30 llegando cerca de la mina abandonada a las 7:30 desde donde comenzamos a caminar con cierto temor de que la camioneta no vuelva a buscarnos porque decía que se le había roto la dirección y tenía que volver a SAC. El día era magnífico a pesar del frío y no se veía que fuera complicado el ascenso. Caminamos con poco esfuerzo hasta llegar al valle de la Pupusa donde Hugo se aprovisionó en grandes cantidades de la codiciada planta, y llegamos al pie de la Quebrada de la Montura. El grupo siguiendo todas las enseñanzas del curso acerca de la seguridad comenzó a separarse haciendo punta quién les habla y enfrentando una subida muy pesada, lo que ocasionó que a la mitad más o menos de la quebrada sucumbieran algunos de los integrantes. El resto ya muy separados nos preguntábamos si volver o no pero como no aparentaba gravedad la situación, decidimos seguir. Los que se quedaron fueron acompañados por Tico el otro guía, y luego de una prolongada siesta retornaron a la camioneta de Alejandro. Los demás seguimos penando con lo exigente de la pendiente y pensando que en algún momento se alivianaría pero esto no ocurrió nunca. Piedras muy sueltas pero que en cierta forma ayudaban a subir nos hacían seguir obstinados con llegar a la cumbre. Finalmente a las 13:00 hs. hicimos cumbre cosa que yo no podía creer por el cansancio que significó sobre todo en las piernas. La puna también cumplía un rol importante en todo esto. Alejandro, Laura, Hugo, Kevo y yo nos abrazamos y compartimos ese maravilloso momento lamentando no estar allí todo el grupo. Buscamos y encontramos el cuaderno de testimonios donde con sorpresa vimos que alguien había hecho cumbre una hora antes que nosotros pero subiendo y bajando por la ruta de La Poma. La vista en 360 grados era increíble y me parecía un sueño estar allí. Almuerzo para los que pudimos comer algo, unas tazas de té caliente muy reconfortante que aportó Laura (Gracias Lau!!) y emprendimos el descenso luego de las fotos de rigor. Encaramos hacia la derecha del camino por el que subimos directo al sayal de la Montura por lo que el descenso se hizo bastante rápido pero no menos cansador, y salvo algunos porrazos, llegamos a las 16:00 hs. a la camioneta donde solo encontramos a Tico porque sí apareció la otra camioneta y los demás ya habían partido rumbo a SAC. El clima nos acompañó de una forma increíble porque apenas comenzamos el retorno llegaron las nubes y cubrieron el Acay totalmente. Llegamos al hostal y nos encontramos con que había agua (gracias a Dios) así que desfilamos para las duchas y luego una siesta para reponernos. A la noche a celebrar a Don Pepe con empanadas y al sobre para volver a Salta al día siguiente temprano. Nos despedimos de Marcos quién nos atendió con su cordialidad de siempre y nos hizo sentirnos en casa y regresamos a Salta. Por último, nada más que agradecer a todo este lindo grupo por el fin de semana maravilloso que pasamos, aprender de los errores cometidos, y ponernos ya a planear otras cumbres donde ojala podamos llegar todos, quizás haciendo un paso más lento y esperando al compañero hasta que se reponga aunque tome un poco más de tiempo. A todos a ponerse las pilas con el entrenamiento y el equipo para minimizar estas contingencias. Vamos los del curso 2009!!!.
Gracias. (Anotá Candelaria!!).


Alejandro Díaz Patrón.-

Gente envío fotos del Acay del fin de semana pasado...
Abrazos.-

José Muñoz Granados

















3 comentarios :

Anónimo dijo...

que buenas fotos los felicito esperando relatooooooooo avrazo montañezzzz Colo

Anónimo dijo...

Excelente relato Pufi y siempre se aprende algo, eso el lo bueno, me alegro que les haya ido bonito, espero pronto poder acompañarlos en alguna salida un abrazo montañez inmenso Graciela

Anónimo dijo...

Felicitacions , a los que hiciero cumbre y a los que no tambien, para llegar a al cumbre lo hacen paso a paso , lo mismo que para constuir una amistad , en el camino siempre hay porrazos y caidas,lo importante es levantarse y continuar ,que un porrazo no arruine la amistad de ese gran grupete... un abrazao a todos DARDO