Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





martes, 2 de febrero de 2010

Para los muchachos en el Aconcagua...

Subir el Aconcagua es muy singular en el montañismo y para nuestro Club tiene una particularidad mayor, todos sabemos porque. Tradicionalmente una expedición partía hacia allá casi todos los años, tal vez uno que otro año no se fue, pero desde los origenes del CAM con aquel legendario grupo de Juanito Fadel, Madeo y Garcia, se concurrió a la cita con bastante regularidad y con suerte disimil en la obtención de la cumbre (solo una circunstancia). Nombrar a todos aquellos que fueron haría una lista muy larga, y no es la idea, no se trata de subjetivizar sino muy por el contrario, pero entiendo que no podemos dejar de mencionar que allí iniciaron su último ascenso Eduardo López Novillo y Flavio Lisi; lo cual en ambas épocas impuso circunstancia excepcionales a los regresos posteriores, y siempre se volvió....!!, a homenajear a esos amigos y por motivos propios y muy personales.
Intentar decifrar o responder el porque vamos, también es altamente personal, subjetivo y hasta íntimo. Cuando hemos estado en algunas montañas como el Llullaillaco, sagrada si las hay, y vemos el amanecer ahí, la salida del sol en ese lugar tan místico, con ese solo hechó magnifico de la naturaleza, comprendemos porque peregrinaban allí los Incas; solo observar tamaño espectáculo ayuda a entender la adoración a su dios inti. En el Aconcagua mientras iniciamos el camino a la cumbre, al amanecer, la linea del horizonte se curva, solo se ve deformada por la sombra de esta magnifica montaña, ¿ no sería ya solo ese un argumento suficiente para ir ?
De seguro que cada uno que lo ha intentado tendrá sus razones más que convincentes; ahora, hoy precisamente, nuestros compañeros Alenadro, Walter y Pancho han pasado su primera noche en la montaña, durmieron en Confluencia. Han iniciado ya el camino de "su cumbre", la que cada uno de ellos va a buscar, la que seguramente tienen dentro suyo y solo van a verla reflejada en la montaña; obviamente que desde aquí estamos con ellos, como siempre lo ha hecho el Club con cada uno de sus compañeros que emprendió esta maravillosa aventura, alentándolos, alivianando la mochila para que pese menos y cargándole los pulmones de oxigeno, las piernas de fuerza y el corazón de energía. Seguramente ellos lo estarán sintiendo, sabiéndolo en cada paso que den.
Alguien dijo que para subir esta montaña "hay que tenerla incrustada en la sangre", frase que suena fuerte..., tal vez exsagerada para algunos, pero lo cierto es que el entrenarse casi un año pensando en ella, postergar compromisos de todo tipo para generarse el tiempo y demás circunstancias que rodean una expedición de este tipo, implica realmente "tenerla muy metida adentro" para ir hacia allá. Y hoy, allí están !!
Vamos Ale, Walter y Pancho...!!!, Vamos para arriba con el lema "de lo mejor para el compañero". Cúidense mucho entre Uds. y hagan flamera la bandera del CAM lo más alto que lleguen !!, sabiéndo que aquí abajo todos estamos pensando con la mejor onda en Uds. y fundamentalmente "disfruten la montaña" y sobre todo esta aventura que es "para toda la vida".

En lo personal, solo puedo decirles que los mejores momentos son cuando uno se va sintiendo "toda esa compañía" de los que se quedan y reencontrarse con ellos al regreso, e igualmente en la montaña, cuando "los momentos" pueden compartirse con los compañeros que están allí con uno.
Y a aquellos que con la mejor intención preguntan: "¿Que sentís, que sentiste cuando estabas ahí, cuando llegaste a la cumbre...?"; cuidado !!, tal vez la respuesta que reciban no sea la que esperan, es tan personal...!!, que posiblemente terminen yendo para saberlo.

Vamos para arriba Chicos !! y Buena Montaña !!!.

Carlo Clerici.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Ta re bueno Carlo querido un beso grande y esperemos novedades de los changos, abrazo Colo