Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





domingo, 2 de mayo de 2010

Practica de Campamento y Trekking por la Reserva


Reserva Mayo2010


El sábado 1ero de mayo nos encontramos a las 15 hs en la Escuela Normal, algunos llegamos unos minutos tarde pero partimos a las 15:30 hs, con las mochilas llenas de ganas y de provisiones y, dicho sea de paso, hasta las nubes nos acompañaron!

Una hora mas tarde, llegamos a la reserva del club y emprendimos camino al refugio, algunos nos distrajimos y casi nos metemos en la lagunita que había en medio del camino.
Después de menos de 15 minutos de caminata, llegamos al refugio y descansamos en el pastito por unos minutos, hasta que empezaron los discursos de bienvenida, en los que el Gringo y Carlo nos hicieron reír y nos dieron una breve reseña sobre la historia de la reserva.

Terminada la bienvenida, nos dispusimos a caminar cuesta abajo, al bosquecito en el que hicimos el campamento. Nos habían informado que talvez la fauna local no iba a ser vista ya que eramos muchos, pero no faltaron los huesos del único animal visto (al menos por mi) que, a falta de sahumerios, perfumó el campamento con un olorsito bastante particular, jeje. Una vez armadas las carpas (y previa charla del Gringo sobre cómo armarlas) bajamos al campamento base a tomar una rica merienda, llena de galletitas e infusiones varias, que nos fueron aclimatando para el fin de semana.

Luego de la merienda, Armando nos dio una instructiva charla sobre los distintos tipos de calentadores que se pueden usar y aunque el Gringo se resistía a probar su lamparita, haciéndonos reír a todos, terminamos sorprendidos de la iluminación de tan pequeño artefacto montañez.
Tampoco faltaron las risas cuando llegó la hora de enseñarnos a hacer camillas de emergencia, en las que algunos campistas como la que suscribe, sugirió alguna que otra forma - poco práctica y poco convencional- de solucionar la velocidad en la que deben tejerse dichas camillas de transporte, sugiriendo una red tipo Rambo, que aportó un toque humorístico a la tarea en cuestión.

Seguida vino la cena, manjar de los dioses, que cada miembro del campamento disfrutó con jovial emoción, y no faltó el fogón - que creo encendió el Turi - para hacer incluso más ameno el ya entretenido campamento.

Se sumaron las voces y surgieron las más lindas canciones a la luz del fogón. (Adjunto video) Alrededor de la medianoche, se comenzó a notar el cansancio y nos pusimos a caminar bajo la luz de la luna - y de las linternas - y bajo unas cuantas gotas de agua, que bajaron la temperatura - aunque no mucho - e hicieron la caminata al campamento más divertida, y resbalosa.

A algunos nos costó dormir a la noche, no sólo por algunos "roncadores" sino también debido a los campistas que decidieron divertirse y no invitaron!

A las 7:30 hs nos despertó Armando, siempre listo como de costumbre, para que desarmemos las carpas - nosotras las de la "carpa VIP" la desarmamos bastante rapidito - y desayunemos. Como todas las comidas, el desayuno fue un momento ameno en el que compartimos no solo galletas sino las caras hinchadas de cansancio y las historias sobre "lo duro que había sido el piso".

Luego del desayuno llegó el Dr. Alejandro Hernández, que nos llevó a caminar por los cerros para poner en práctica lo aprendido durante la charla de Orientación, dada por el mismo, el pasado miércoles.

Nuevamente, la que escribe este relato subestimó el ascenso, aunque se portó bastante bien - y por fin se reivindicó y ya nadie sabía su nombre por ser la más lenta, como había ocurrido el día del ascenso al cerro Elefante.
Es aquí cuando surgieron las ganas de escribir este relato, cuando después de portar todos los cadillos habidos y por haber en mis ropas, expresé en voz alta "Nota: La flora local es hostil, me pincha a cada rato y me llena de espinas y cadillos".
Hicimos cumbre en el Cerro Facha Cano, nos adherimos a las palabras que alguien escribió en un cuaderno y nos dispusimos a bajar - entre las espinas y el barro - a comer el tan esperado asado!

Después de degustar tan dichoso manjar - y de escuchar historias satíricas sobre las distintas profesiones - comenzó la guitarreada, en la que no faltaron las voces de la noche anterior, y otras nuevas que se sumaron para alegrar la tarde y dar clausura a tan feliz fin de semana.

Gracias por una experiencia tan divertida!

Antonella Scaravilli


Amigos del CAM. Les envío mi relato de la visita. Ya estuve viendo la de Antonella, pero sin presumir de nada, se los mando porque trato de atesorar mis experiencias y, esta es una de ellas.
De todas maneras no es con la intención de que se publique. Simplemente se las envío.
Gracias.

M.L.Villarroel

5 comentarios :

Ella Unread dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonella dijo...

Muchas gracias por publicar mi relato! :D

Anónimo dijo...

muy buen relato!!!!! estuve genial el campamento...

Anónimo dijo...

excelentes los relatos! gracias por compartir sus experiencias.

Anónimo dijo...

Hola muy bueno los comentarios traten de enviar fotos y pongan sus nombres al final de cada comentario plis abrazo montañez Graciela