Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





domingo, 11 de julio de 2010

Cerro Negro San Antonio de los Cobres

Relato de Alta Montaña

Era una ducha reparadora. Realmente me hacía falta, luego de llegar desde San Antonio de los Cobre, en donde viví una aventura tan fantástica como única.
Habíamos llegado a la cumbre del Cerro Negro de 5.050 mts. Cumbre!!!!!!! Cumbre!!!!!
Fue la expresión de todos los que habíamos llegado.
Y no era para menos. Todo había comenzado allá por marzo cuando nos inscribimos en el Curso de Alta Montaña, que lo realizaba el Club Amigos de la Montaña.
Será para mí?, me preguntaba. Era cuestión de coraje o solamente una novedad?
Y bueno, mi amigo Marcelo me insistía en que debía cursarlo.
Las primeras clases, las primeras expectativas. La enseñanza, el aprendizaje, los comentarios. Pero al principio todo es teoría. Alimentación. Cuidados. La mochila. Que llevar. Organización. Y Seguridad. Siempre seguridad. Y lo más importante: LO MEJOR PARA EL COMPAÑERO.
Por lógica las primeras prácticas hacen mas importante la idea de continuar y no aflojar. Hacer amigos otra razón para el curso.
Así se fueron sucediendo todos los días. Y la expectativa iba creciendo. Primero el San Loren-zo. La Reserva. El Chivilme. El Yacones. Cada vez más altitud. Más metros. Y al final, al cierre del curso la Alta Montaña. Mas de 5.000 mts. Hummm llegaremos? Esa era la cuestión de fon-do. Pero cuando iríamos? Falta, falta poco. Nos tenemos que ir preparando como corresponde. Siguiendo una rutina. Un entrenamiento.
Paso a paso.
Y el día llegó. El 9 de julio partiríamos hacia San Antonio de los Cobres y, desde allí, hasta el Cerro Negro.
Ansiedad y preparativos. Estimo que a todos nos pasó lo mismo. Que llevo???
No será una mochila pesada? Pero, si me falta algo? Y si le falta a mi compañero? Bueno lleve-mos, después vemos.
Partimos como siempre, desde la Escuela Normal a las 09:40 y, ni siquiera nos acordamos que Argentina jugaba las semifinales de la Copa Davis y, como ya nos habían eliminado del Mundial de Fútbol, el pensamiento rondaba únicamente en el Cerro Negro.
Las charlas anteriores y las reuniones en la sede del CAM, habían despejado casi todas las du-das. Por supu que las reales sólo se experimentan. Por más que las cuenten, hay que vivirlas.
Y creo que ese es el motivo fundamental del Curso. Experimentar. Experimentar. No hay otra cuestión. Y la enseñanza y el aprendizaje. Seguridad y confianza. Elementos fundamentales.
Y así partimos en dos combis y otros vehículos, mas de 40 personas. Y en San Antonio se su-maron, por la tarde unos más.
El paisaje va cambiando de a poco y, al llegar a San Antonio es casi un desierto. Pero la alegría y el entusiasmo es contagioso. Nos alojamos en el Ejército y a almorzar. Comer poco es la con-signa. Mucho líquido. Hidratarnos. Y a caminar para ver la adaptación.
Recorrimos el Pueblo y llegamos hasta la estación del ferrocarril. Vagones en la vía y seguir caminando hasta el puente. Vamos bien. No hay efecto de la altura en el grupo. Por lo menos por ahora.
Entonces a divertirnos. Encontramos una vieja zorra y la llevamos por las vías hasta llegar al puente. Una vez. Dos veces. Tres veces. Seguimos bien. No hay efecto altura. Solo distensión, sonrisas, fotos, hidratación, y la tarde llega. Se pone más fresco y debemos regresar. A pre-pararnos para subir los más de 5.000 mts. del Cerro Negro.
La cena la hacemos en el comedor del Ejército. Una cena liviana y a dormir. Hace frío, pero bastante tolerable. Realmente tuvimos un clima bastante benigno para este tipo de activida-des.
Para casi todos la noche no fue muy placentera. Pensaba que sólo Yó no había podido dormir. Pero al alba, los comentarios fueron de todos. Ansiedad? Ilusión? Realidad?
A desayunar, llamó Armando. Y rápidamente a cambiarnos y prepararnos.
Mi amigo Marcelo me alivianó la mochila y me dijo que era mucho peso para la travesía. Que no me preocupara porque, Él llevaría la comida para que compartamos en las alturas.
Hasta la base del cerro nos acercaron en un camión y, por lógica quienes fueron en sus vehícu-los, también lo hicieron. El grupo era de cuarenta y nueve personas, incluidos el Kevo. Un amigo de San Antonio de los Cobres, y el chofer del camión.
Ya Carlo advirtió, la noche anterior, de la numerosa concurrencia y de las posibles dificultades para que todos los asistentes lográramos hacer cumbre. Pero a no preocuparse. El CAM siem-pre te colabora. Te ayuda. Te aconseja. Y NUNCA TE DEJA SOLO. Esa es la premisa. Funda-mento y mística del CAM.
Y aquí estamos. En la base del Cerro Negro. Y ahora a subir.
Se define la organización con los cursantes y los socios. Carlo dirige.
Pasos cortos. Descansos pequeños y varios, dice Carlo. Hidratación continua. Alimentación li-viana y a seguir.
Miremos el GPS. Iniciamos a 4.000 mts.
Caminata lenta. Llegamos a 4460 mts. Mucha alegría y el entusiasmo continúa. Pocos comenta-rios. Es dificultoso. Pero emocionante. Las primeras vistas hacia todos los puntos cardinales y el espectáculo es fascinante. No hay comparación.
La vista se pierde. Podemos ver hasta las Salinas Grandes en Jujuy, el Acay y hasta el Chañi, dice el Pufi.
Subir. Falta poco. Siempre esas palabras alentadoras. Falta poco. Y así es. Pasamos los 4.800 mts. y se acerca la cumbre.
Hace falta llegar? Ya pasé los 4.800 y parece que no hace falta más. A seguir, a no aflojar. Estamos casi todos. Las chicas y los varones. Seguimos. Aliento. Uno para todos y todos para uno.
Las lajas parecen interminables y el formato del cerro es de una forma casi irreal. De otro mundo. El hielo y el viento han dejado sus huellas. Una maravilla de la naturaleza.
Y esto es así. Conocer la naturaleza. Sus formas. Sus paisajes. Sus habitantes. Vivir la natura-leza. Tal como es y sin cambiarla.
Y vamos. Ahora se divisa la cumbre. Nuestro amigo Kevo, ya fue como dos veces y siempre co-labora.
Carlo dispone que, por la hora dejemos las mochilas y hagamos cumbre y volvamos a almorzar. El viento se hace sentir y vienen algunos rezagados. Esperemos y vamos todos juntos. Total falta un tranquito ‘i pollo, para llegar.
Nos reunimos todos y el cansancio se hace sentir. Miramos a la cumbre y la ansiedad es más fuerte. Pasamos los 5.000. Ya casi estamos.
Ahora sí. La cumbre nos espera!!!
El viento parece decirnos que no podemos hacerlo. La temperatura baja. Golpea fuerte en nuestros rostros. Hacemos el último esfuerzo y a subir. Llegar. Cumbreeee!!!
Abrazos interminables. Emociones. Lágrimas. Palabras entrecortadas. Es nuestra primera ex-periencia en más de 5.000 mts.
Gracias CAM. Gracias Carlo. Gracias Turi. Gracias Armando. Gracias a todos los socios que nos acompañaron. Felicidades a los nuevos Montañeces.
Y fotos. Fotos, muchas fotos.
Desde la cumbre divisamos al Tuzzgle, el Quehuar y, más al horizonte asoman dos pirámides maravillosas, el Llullaillaco y el Socompa. A nuestros pies San Antonio de los Cobres. Al norte las Salinas Grandes. Al este se divisa el Castilla, el Chañi y, tantos otros, como el Acay Chico, el Acay, que pronto serán explorados por los nuevos montañeses.
La experiencia cumplió todas las expectativas.
Pero a bajar. Es tarde.
Nos reunimos con Carlo y organiza el regreso. Algunos sienten el efecto del esfuerzo y los ma-lestares se presentan. A colaborar y a ayudar para bajar.
El regreso fue más lento que lo pronosticado y, al arribar a los vehículos, nos dirigimos nueva-mente a San Antonio de los Cobres.
Cansancio. Alegrías por el logro del objetivo y agradeciendo a todos por el regreso.
Parece increíble. Llegar a más de 5.000 mts., disfrutarlo y comentarlo.
La cena y el festejo. Algunos más resistentes se quedan a una guitarreada y, luego, a descan-sar.
El domingo se presenta frío y nuestros rostros reflejan nuevamente la emoción.
Y en San Antonio de los Cobres se escucha que desde, un lugar, un coro de emocionados y eu-fóricos montañeses dicen: CUMBREEEEE!!!!!!!!!!

Y estos montañeses en sus páginas comentan alegremente …

Alfredo Corrado le dice a Facu!. FELICIDADES POR LA CUMBRE!!!!... Tengo tus guantes y también el cuello polar verde, lo encontré en los asientos de atrás de la camioneta. Te los llevo el miércoles. Un abrazo
Facundo Castillo le contesta a Alfredo vamos alfredo!!!!!! jajajajaja felicidades a vos tb! el primero de muchos o no? y gracias, ya lo daba por perdido al cuello ese jajaja nos vemos el miercoles!
Alfredo Corrado comenta Siii!. Seguro que es el primero de muchos que vendrán y que vamos a compartir. hasta el miércoles..
José Muñoz le dice a Gustavo Feliz Bautismo de alta montaña cumpaa!!!
Ya en la prox nos sacamos fotito cumbrera. Un abrazo loco.
Y Gustavo Soto Nedir le dice a José GRACIAS MAN FUE LO MEJOR UNA ALEGRIA DE HACE MUCHO QUE NO SONREIA ASI MI ALMA. POSTA LOKO HAY QUE IR OTRA VEZ.
Gustavo Soto Nedir Cam Salta : GRACIAS AMIGOS DE LA MONTAÑA POR HACER SON-REIR OTRA VEZ MI ALMA,
GRACIAS A TODA LA GENTE COPADA QUE CONOCI Y QUE DIOS Y LA VIRGEN NOS PERMITA REUNIRNOS OTRA VEZ Y HACER MUCHISISISSISISIMAS CUMBRES MAS, QUE NO TERMINE EN UN FIN DE CURSO EEEEEE. JJAJA
Y la Presidenta Graciela Isasmendi comentó EL CAM HIZO CUMBRE CON EL CURSO 2010 LLEGARON 41 MONTAÑISTAS A LA CUMBRE DEL CERRO NEGRO DE SAN ANTONIO DE LOS COBRES¡¡¡¡¡¡ FELICITACIONES AL EQUIPO QUE LOS AYUDO A LOGRAR ESTO CAR-LO, TURI, ARMANDO Y DARDO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Y EXTENSIVO A LOS QUE ACOMPAÑARON DEL CLUB A LOS NUEVOS MONTAÑISTAS¡¡¡¡¡ UN ABRAZO MONTAÑEZ¡¡¡
Y Mario Leonardo Villarroel le dice a su amigo Marcelo Grande muchas gracias por com-partir mi primer alta montaña. A las autoridades y socios del CAM muchas gracias por cambiarme la vida y a mis nuevos amigos montañeses, muchas gracias por brindarme su amistad. CURSO DE ALTA MONTAÑA 2010 del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA.

Mario Leonardo Villarroel

3 comentarios :

facundo dijo...

grande toti, muy buen relato como siempre! la verdad un gusto haber compartido tantos buenos momentos con un grupo de personas excelentes, solidarias y compañeras... y q comparten esta pasion, los cerros, las montañas, los amigos, la naturaleza...

alfredo dijo...

Toti!!. Es muy lindo todo el sentimiento que transmites a través de tus palabras y me emociona. Felicidades por haber llegado a la cumbre!. Venciendo todas las limitaciones que están en la mente que nos impiden cumplir nuestras metas. Estoy seguro que este es el comienzo de un gran camino que nunca va a terminar y nos va a servir para conocernos a nosotros mismos, crecer como persona, y seguro también para valorar lo que uno tiene a su alrededor, la familia que desde que salimos de nuestras casas ya se preocupan y están pendientes, de los amigos, que se alegran cuando les contamos los buenos momentos que vivimos... Y Con tan poco se puede ser feliz de eso estoy seguro!...

Y a seguir disfrutando, lo lindo que es vivir!!!!

Pablo Fernandez dijo...

hola, buenas tardes.
me interesaria subir el cerro negro para el feriado del 12 de octubre del 2012, les queria pedir si me pueden asesorar tema de dias, como llegar a la base, que abrigo llevar para la epoca. si es mucha pendiente,
mi maxima cota fue el cerro negrito en tucuman, a 4600mts, con un desnivel de 1600mts en 2 jornadas.
gracias.
Pablo