Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





domingo, 31 de octubre de 2010

Ascenso al Cerro Redondo

El día domingo 24 de Octubre a las 06.30 aproximadamente nos reunimos Monserrat Arciénaga, José Muñoz, Patricia Agüero Molina, María José Rueda y Jorge López, con destino a la zona de Chorrillos con la intención de lograr la cumbre del Cerro Redondo. Es así que hacia allí partimos y por el estado no muy bueno de la ruta recién pudimos llegar a la casa de Hugo Lazarte a las 08,30, a quien le pedimos permiso para ingresar e iniciar el ascenso.

El primer tramo -el famoso zigzag- se hizo sentir, pero el clima agradable a esa hora de la mañana nos ayudó en esta primera etapa de ascenso que lo pudimos recorrer con normalidad y llegar hasta la cima de esa primera parte del cerro. Allí, un descanso rápido para continuar con la caminata.

Continuamos con el ascenso por el filo de esa interminable recta, alcanzando la primer precumbre, donde hicimos otro descanso para reponer fuerzas y continuar en búsqueda de todas las precumbres que nos permitieran llegar a destino. Bordeando el filo en línea recta podíamos contemplar a la izquierda la ruta y hacia la derecha las formaciones de montaña, entre ellas el Bayo.

A medida que ascendíamos la presencia de las nubes se hacía más evidente como así también la temperatura descendía. Es así que a las 15 horas hicimos cumbre en medio de nubes. Encontramos una primera apacheta pero metros más adelante una segunda apacheta. Armamos esta segunda, incluso colocando el palo vertical de la cruz (que estaba tirado en las inmediaciones), dejamos testimonio y bajamos rápidamente pues las condiciones climáticas atentaban contra nuestra presencia. El frío y el viento no nos dejaron permanecer mucho tiempo, así que sólo sacamos un par de fotos cumbreras y nos dispusimos al descenso.

Almorzamos abajo, cerca de uno de los últimos corrales de piedra y a las 16 horas iniciamos la bajada, la cual concluyó a las 19.30, aún con luz natural y sin vacas (no repetimos experiencias anteriores). Dado la extensión de la caminata y el cansancio presente, el tercer tiempo quedó pendiente.

A pesar de no haber disfrutado de la vista desde la cumbre sin embargo pasamos un lindo día: el grupo muy bueno, buenos ánimos y mejor humor. José con sus mandarinas riquísimas y la poesía que fluía de los labios de Monse alegraron el cuerpo y el espíritu.

Jorge López





No hay comentarios. :