Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





jueves, 28 de abril de 2011

Salida al Cerro Lajas el 22 y 23 de abril de 2011

Siempre con las ganas de salir al cerro, organizamos esta salida de la que participamos Mercedes López, Rafael Petersen y quien escribe, Inés Casey.
La idea era hacer una salida corta (eso creíamos) y volver el sábado a la noche para poder estar el domingo de Pascua con nuestras familias.
Nos encontramos en la Quebrada de San Lorenzo el viernes 22 a las 7.40, y antes de partir y mientras acomodábamos las cosas, compartimos unos mates con Fabián (esposo de Mercedes) y César. A las 8.10 ya estábamos listos para iniciar nuestra caminata, y felizmente encontré un sherpa dispuesto a cargar mi mochila hasta el Abra de la Cruz ¡!!!!!! lo cual no fue despreciable en absoluto. Aprovechando que César pensaba caminar un poco en medio de su fin de semana de mucho trabajo, se me ocurrió proponerle que nos acompañara un trecho, aunque nunca pensé que iba a llegar hasta el Abra (lo cual fue de mucho alivio para mi).
Llegamos al Abra de la Cruz (2320 m.) a las 10.45 y allí hicimos nuestra primer parada, donde descansamos un poco (sobre todo los que habían cargado las mochilas), comimos algo, nos sacamos las primeras fotos, y despedimos al sherpa que se volvía a Salta a trabajar. Destaco que el camino estaba por sectores muy barroso, y con riesgos de caída sobre todo pensando en la bajada.
A las 11.30 nos cargamos las mochilas (casi muero en el primer minuto, pero no dije nada) e iniciamos nuestra caminata por el filo para dar toda la vuelta, como un anfiteatro para llegar al rancho de la Calixta.
A las 13 hs. paramos para descansar y comer algo, arriba del rancho de la Florinda, que se ve desde el filo. Es un lugar muy lindo, en medio de un bosque donde nos tiramos a dormir un poco y son las fotos de las hojas de los árboles que saqué. Allí estábamos a 2313 m. o sea que mantuvimos la altura, entre pequeñas subidas y bajadas por el filo.
A las 14 hs. reiniciamos la caminata, a las 15.15 llegamos a la laguna y a las 16 hs. estábamos en el rancho de la Calixta. Allí estaban su hija, y uno de sus nietos que son quienes viven allí ahora. Calixta falleció en el 2003, pero al decir de su hija los montañistas eran su familia y amigos.
A las 18 hs. llegamos al rancho de Sarapura, adónde acamparíamos (2600 m.). El camino del rancho de la Calixta a Sarapura va todo a través de un arroyo espectacular, al que se cruza varias veces, en el medio de un bosque y vegetación preciosos. Estaba todo lleno de flores, helechos y plantas increíbles, sin olvidar las frutillas que Rafa se iba comiendo a cada paso.
Una vez que llegamos a lo de Sarapura, y como ya iba a anochecer, con Mercedes fuimos a buscar agua a la vertiente, mientras Rafa armaba la carpa. Cuando volvimos, nos sentamos a mirar el atardecer y a tomar unos merecidos mates disfrutando de la vista y el paisaje. Se veían espectaculares todos los cerros de la Quebrada del Toro: el Manzano, el Pacuy y tantos otros !!
Después de las 20 decidimos entrar a la carpa y preparar la comida y acomodarnos para dormir. Decidimos levantarnos a las 6 para intentar salir rumbo al Lajas a las 7 de la mañana.
El sábado 23 iniciamos nuestra caminata a las 7.30, desde el rancho de Sarapura. Tuvimos una primer pechada, y fuimos faldeando los cerros por la cara oeste de los mismos. Todo el camino es precioso entre alisos, pinos del cerro y flores de todos colores. Mientras caminábamos, en un momento se abre a nuestra vista nuestro objetivo: el Lajas ¡!! Una vista impresionante, pero un buen trecho por transitar aún.
A las 9.40 llegamos a la apacheta que está en la base del Lajas, donde le pedimos permiso a la Pacha para continuar.
Seguimos nuestro camino, hasta llegar a los 3128 m. donde hicimos un pequeño descanso antes de la última pechada. Nunca pensé que esta última parte nos iba a costar tanto ¡!! Es una pared con bastante pendiente, llena de pastizales que hacen bastante difícil el ascenso.
Finalmente, a las 11.10 hs. hicimos cumbre los 3, felices de llegar después del esfuerzo. El GPS de Rafa marcó en la cumbre 3297 m. y aunque se nos nubló un poco, la vista durante todo el camino fue fantástica.
A las 12 iniciamos el descenso, que fue lo más divertido porque hicimos “culo patín” por los pastizales. A mí me daba un poco de miedo e impresión la bajada tan empinada, pero resultó espectacular ¡!!!!!
A las 12. 45 llegamos a la apacheta y a las 14.15 al rancho para levantar campamento. Almorzamos algo y a las 15.30 iniciamos la caminata de regreso.
Estábamos un poco contra reloj para llegar en el día, pero lo intentaríamos sin correr riesgos.
El tiempo desmejoró y se cubrió todo, lo que hizo que nos costara encontrar la senda después del rancho de la Calixta, pero con sus indicaciones lo encontramos y seguimos nuestra caminata. Bajó la temperatura e incluso empezó a lloviznar, pero sin pausa seguimos hacia delante. Finalmente a las 20 hs. llegamos al Abra de la Cruz, y con mucho cuidado empezamos el descenso con las linternas frontales. Ya estábamos sobre el sendero seguro, pero bajamos muy lentamente para no resbalar ni caernos, y porque estábamos agotados ¡!!!
Un poco antes de las 23 llegamos a la Quebrada, agotados pero felices, donde César y Fabián nos esperaban.
Una hermosa salida, con una excelente compañía, que recomiendo hacer en 3 días y no en 2 como nosotros, para disfrutarla más. Los lugares son preciosos y nos recuerda cuántos lugares cercanos hay para disfrutar de nuestra amiga la montaña ¡!!!

Maria Ines Casey.-







No hay comentarios. :