Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





miércoles, 11 de mayo de 2011

Cerro Negro - Actualizado 16-05-2011


Cerro Negro, del 6 al 8 de Mayo 2011

“La culpa de todo la tiene César”, ésta es la frase que se transformó en el  chivo expiatorio de la salida.
Nos reunimos el viernes 6 en Campo Quijano, donde Helenita (esposa de Cristóbal) nos esperaba con delicias. Nos demoramos en salir, esta vez, por culpa de Mercedes, esperándola nos sacrificamos con una espectacular tarta de manzanas.
Por fin salimos rumbo a San Antonio de los Cobres a las 17 hs. que nos recibió con  tormenta eléctrica, nevada y un cielo rojizo impactante, todo muy lindo, pero puso en duda  la salida  al cerro del otro día.
Nos dirigimos al Hospedaje “El Rancho”, una casa muy cómoda, con televisión incluida, que permitió a los insomnes pasar el rato. Durante la noche hicimos una visita al “citado nosocomio”, aprovechando su generoso oxígeno, éste permitió al “morillense” recuperarse y disfrutar al otro día del ascenso.
Nos levantamos a las 6 hs. con muy buen tiempo y, con los puntos principales marcados en el GPS y la experiencia de las ascensiones anteriores, salimos rumbo a nuestro destino.
 Previo reventón de cubierta, por culpa de César, y cambio de la misma, comenzamos a subir a las 9  hs. desde el corral, a los 4000 mts.
Esta salida forma parte del entrenamiento para una próxima “visita” al Chañi, así que encaramos la subida directa, sin anestesia (como diría el morillense). En un momento el grupo se dispersó pero, por culpa de César, se reunió enseguida y así seguimos el ascenso. El ritmo lo marcó Lalo, quien, recitando al “Martín Fierro” y bajo la “insidiosa” evaluación de Mercedes, logró avanzar.
En el último tramo, el grupo se dividió, Cristóbal y Mercedes en la avanzada, más abajo Lalo acompañado esta vez por Alec, quien a la voz de “vamos Morillo” lo estimulaba y, en el medio, César, manteniendo el contacto del grupo.
 Nos reunimos en la antecumbre,  con el terrible viento frío de costumbre, para avanzar juntos y llegar a las 15hs.abrazados.
Qué decir de la vista, inmejorable, rodeados de los imponentes, ahora nevados, Acay, San Miguel de la Poma, Quewar, Azufre, el enigmático Tugzle, , y, entre otros,  él, nuestro ansiado próximo destino “El Chañi”.
Después de las fotos brindamos con un tecito caliente, mientras Alec verificaba el contenido de una petaca de un color sospechoso, resultó ser whisky.
Notamos varias ascensiones del Ejército y/o Gendarmería, incluso recogimos testimonio del Cbo. Rodrigo González del 29 de Abril último.
A las 15,30 hs. comenzamos el descenso con mucho viento, por el acarreo, teniendo siempre a la vista nuestra camioneta a la que llegamos a las 18 hs, todos bien y conformes con lo logrado.
Esta vez la cena fue preparada por Alec, unos ricos fideos a la pomarola que disfrutamos en medio de una charla muy amena.
Al otro día, si bien planeamos levantarnos a las 8 hs., a las 6.30 hs. estábamos compartiendo un desayuno pantagruélico. El madrugón vino bien porque nos dimos con que la rueda cambiada el día anterior estaba baja, todo por culpa de César, imagínense, conseguir un gomero un día domingo en San Antonio, toda una aventura. Cuando solucionamos este inconveniente encaramos el regreso a casa, durante el viaje redactamos juntos este relato, todos coincidimos que hubiera sido mejor grabar la charla.
Somos un grupo de amigos,  convocados por Cristóbal para realizar un sueño largamente acunado, venimos entrenando y adecuando nuestro equipo para esa salida. La subida al Cerro Negro superó nuestras expectativas sobre todo a nivel de grupo, nos cuidamos y disfrutamos de esa amiga en común, la Montaña.
Para terminar este relato, queremos compartir una de las estrofas recitadas por el morillense del “Martín Fierro”, mientras capturaba moléculas de oxígeno:

Vengan santos milagrosos,
vengan todos en mi ayuda
que la lengua se me añuda
y se me turba la vista:
pido a Dios que me asista
en una ocasión tan ruda.

Tajlame (en lengua wichí, se terminó)

Integrantes:              Mentor:     Cristóbal Wallis
                                 Culpable:    César Spirito
                                 No tan inocentes:        Alejandro Deane
                                                                   Lalo Bertea (morillense)
                                                                   Mercedes López
                                  Ausentes con falta justificada:  Inés Casey
                                                                                Matías Rangeón









1 comentario :

Anónimo dijo...

MUY DIVERTIDO EL RELATO Y REALMENTE SIEMPRE ES CULPA DE CESAR; QUIEN NO SE HA TRAGADO UN POZO O DADO UN BUEN PORRAZO POR REIRSE CON CÉSAR O MEJOR COMO LO CONOCEMOS EN EL CAM CON EL ESPIRITO¡¡¡¡ TODO ES CULPA SIN DUDA DEL MUCHACHO DE OJOS CELESTES¡¡¡¡ ME ENCANTO EL RELATO Y MEJOR QUE SE HAYAN DIVERTIDO SINO PARA QUE MAS SALIR¡¡¡¡ UN ABRAZO MONTAÑES Y ESPERAMOS EL DEL CHAÑI¡¡¡¡¡¡ ABRAZO MONTAÑES Graciela