Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





lunes, 28 de noviembre de 2011

Libros x el Himalaya!!


En la cena del CAM estará disponible a la venta la Segunda Edición corregida y Ampliada del Libro “El Ultimo Ascenso” de Carlo Clerici, quien donó junto con la editorial Palloni todo el importe recaudado al Fondo de Expediciones del Club Amigos de la Montaña para cumplir el mayor sueño de todo club de montañista, organizar una expedición a los Himalayas!! Con su compra no solo disfrutara de un relato plagado del espíritu del cam que llega al corazón, sino que colaboraran con el cumplimiento de otro enorme sueño!!! EL CAM en el HIMALAYA!!!
Precio del Libro $90.

Comisión Directiva.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Expedición técnica-científica al Vn. Sagrado Llullaillaco en el marco del Proyecto Qhapaq Ñan

Estimados:

He aquí, a continuación... un poco de aventura, de asombro, de contemplación y de pensamiento... mas que de montañismo y trabajo

Expedición técnica-científica al Vn. Sagrado Llullaillaco en el marco del Proyecto Qhapaq Ñan - Noviembre 2011

Integrantes: Mario Lazarovich, Christian Vitry, Diego Sberna, Daniel Sosa, Raul Chalub y quien escribe.

Quiero llevarles a sus oidos, mas que a sus ojos; esta última expedición... enmarcada en viento puneño de fondo, frío, soleado, ni una nube, o muy pocas, altas, alisadas; un paisaje de iros amarillentos, peladares rojizos y lejanos nevados; vientos fuertes; piedra porosa negra y colorada; allá en el fondo una vicuña dibuja la ladera; en el cielo un eterno jugueteo de un sol crispado y una picara luna danzan, se cortejan por siempre... todo encuadra... todo en su lugar.. excepto nosotros...

Nos encontramos en Tolar Grande, con las chatas bien cargaditas; polvadera de por medio el camino se hacia cada vez mas lejos, mas largo, mas cuesta arriba; pasamos por la olvidada y abandonada "mina la casualidad"; pena da ver semejante emprendimiento dormido; pausado; casi extinto; que en otrora fuera parte viva de la puna; con 15km de cablecarril, asfalto, iglesia, plazoleta y bue... quien lo hizo en el 92? adivinen pues. "patillas".
Mas adelante nos topamos con la mejstuosidad del volcán sagrado Llullailllaco, su emblema son las coladas y su negruzco-colorado que da miedo al solo verlo. Adentrarse en él significa adentrarse en las entrañas mismas de la tierra, solo que expuestas a mas de 6000mts.
Exploramos la zona sur, el portezuelo, el hito XVII y demas caminos; campamento de por medio que sirvio para aclimatarce; algunos no la pasaban bien con el frío. Otros diagramábamos proyectos y soñábamos con un refugio, agua, miradores y demás... Descubrí un curioso lagarto liolaemus que andaba buscando calor; ademas en un viejo refugio me sorprendió una zapatilla FLECHA! de lona y unas cuantas vainas de 7,62 (fal); que seguramente habrían sido diasparo de un blanco; no un tarro, sino las vicuñas.
Luego nos trasladamos al sector norte; los caminos estaban medio taponados por penitentes; asi que buscamos hasta lo mas cerca del cementerio; allí armamos campamento base; desde allí Daniel y el Rulo se volvieron a salta; la puna amenaba sus fuerzas y su equipo estaba medio falto de "pluma". Los demás armamos campamento al reparo de "AVELARDA", la 4x4 de Christian.

Usamos un par de días para explorar los sitios Tambo y Filo Norte; en el límite con chile; es sin lugar a dudas una obra ingenieril y cultural muy importante; con detalles de piedras muy bien labradas, de exposiciones según la salida del sol, de maderos y plazas ceremoniales muy bien cuidadas al momento de construir; se diferencian los aspectos jerárquicos y de poder en la ubicación de los recintos... son sitios altamente estratégicos... como lo es el mismo llulla; porque lo eligieron? porque una guaca tan lejos del cuzco? porque tan alto? porque tan solitario?, tan dificultoso?. Todas estas y otras mas son incógnitas que van develándose; tengamos en cuenta que los tiempos eran otros, la perspectiva de la relación hombre-naturaleza era otra, eran otros cantares, otras políticas y otros momentos sociales; la montaña era parte fundamental de los antiguos pueblos; no solo de los incas, sino también de los nativos collas, atacamas y demás... Desde donde se lo mire, el llulla te atrae, te cautiva, te enmelece con sus curvas, con su aspereza; encanta la mirada... Era obvio que en cuanto lo descubriesen estos "hijos del sol" le brindarían honores.. pues allí vive el sol... allí se recuesta por las tardes antes de dormir cuando sus últimos rayos pintan la cumbre de rojo mientras todo al rededor está oscuro ... allí nace el "agua mentirosa"; allí hay mas que piedra, hay "encanto"...

Mientras estudiábamos "ruinas intermedias"; pude ver la magnitud del paisaje; de como todos los demás cerros se rinden a los pies del llulla... Quedan en pie unas impresionantes pircas, y me imaginaba que por allí pasaron los niños, vivos, caminando, jadeando y de tanto en tanto dándose vuelta para ver el paisaje; sabiendo que pronto lo dominarían con la mirada; que pronto dormirían por siempre junto a ese paisaje de picos elevados... que jugarían en todas sus cumbres para luego volver por las tarde a su morada... cuantas cosas habran pasado por esas laderas mientras el ajuar iba en manos de algún sacerdote; o con los niños mismo... me pregunto como los recibió el cerro; si se dejó montar suavemente o desató temporales.. la imaginación a esas alturas es ama y dueña de toda cabeza que se con poco oxigeno solo basta darle rienda suelta...

Durante ese día no solo exploramos los sitios arqueológicos; sino nos topamos con la BARBARIE humana; que es la misma que aqui abajo... no se imaginan la indignación al ver una docena de "pilas" tiradas, medio viejitas ya.... nooooo; al llulla, que de por si le falta gua, la vienen a contaminar con pilas... es el colmo; aquel que se digne llamar andinista, montañista, aventurero, explorar o lo que sea... si va a la montaña, que regrese con sus residuos; el cerro posee un equilibrio natural milenario; cualquier alteración o perturbación hace estragos y en muchos casos son irreversibles.... Conciencia; respeto y sacrificio no viene mal a los tiempos que corren; hoy tenemos equipos hiper livianos, compactos como para no tener un lugarcito para bajar con la BASURA que nosotros mismos llevamos.... Los que vivieron los años de la carpa de lona, de la mochila de estructura metálica y farol a querosene y calentadores a bencina no contaminaron tanto los cerros como ahora...

Parrafo aparte, me atrevo a pensar en voz alta: "El temple que caracterizaba al viejo montañés está extinto, sobrevivió el espíritu aventurero, el corazón valiente, la fuerza descubridora, la motivación por conocer, ir, subir mas alto; pero el TEMPLE quedó allá, en los años en que ir a una montaña era mas que ir y subir, era vencer tantos obstáculos como miedos, leyendas y mitos en el camino aparecían por doquier... forjaron a razón de coraje y determinación los caminos conocidos de nuestros cerros..."

Era momento de ir por el campamento II; La Laguna; con peso regulado y medido porque el día anterior habíamos porteado hasta los 5400 un poco; asi discurrió un día en medio de jadeos constantes y ansiedad por llegar; de paso estudiamos el sitio "cota de agua"; que a los 5800 está pendido de la ladera que se hace meseta, lagunillas y descanso. Luego continuamos hasta la Laguna, para acampara, derretir hielo; descansar; admirar el atardecer que tapiza la cordillera de naranja y lo desdibuja como si fuera juguete para caer en el manto de estrellas que bañan el mar de arriba; "ahicito" se las ven; casi colgando del cielo; cielo que pucha que es "cielo"; no como el que vemos todas las noches en medio del smook y polución; lo que siempre se dice: "mas cerquita del cielo"; es así, literal y geográficamente se está mas cerquita...

Al grito de "vamos"; nos dispusimos, eran las 2 de la madrugada; estaba fresco; queríamos aprovechar el día para explorar, estudiar y recorrer todos los sitios de altura; pero al poco de andar Mario desistió; el frío caló hondo en sus manos y pies; ademas un poco de puna ayudaron a que tome esa decisión acertada; pues no la pasaría mejor mas alto... De pronto a nuestras espaldas algo cambiaba radicalmente; el HORIZONTE; se tiño de colorado, de naranja de azul-violeta, de curvas de salares de todo cuanto la vista e imaginación pueda contemplar y decodificar; el solcito viene a calmar el frío; viene a dar vida que la puna aclama; pues los gigantes dormidos (volcanes y cerros) lo reciben; son los primeritos; los mas altos mas primero, los mas petizos mas tarde y los salares (porque están en depresiones) al último... pero todos recibirán su parte; rayos de sol que modelan el paisaje por milenios; lo secan, lo aplanan, lo elevan, lo vuelven a aplanar; casi como que es un juego... retrato imborrable para mi retina que todavía tiene impregnado ese momento: EL AMANECER a mas de 6000 msnm.

De pronto llegamos al sitio "Laderas Altas"; colgado en medio de un sayar; con restos de techo de paja y tirantería de cardón, algarrobo y arca es un sitio misterioso y estratégico; resaltan los palos expuestos que sobresalen; son pocos recintos pero insisto "colgados" en la ladera. De aquí en adelante se pone dura la cosa; se lucha con el sayar, con el acarrero, con la piedra suelta, con el paso inseguro, blando; y me preguntaba: donde esta la senda? no la hay; hay que meterle pa' arriba nomas; siempre pa'rriba, quenquiando la cuesta; como dice un amigo mio!!... Costó mucho y mas que fuerza, costó maña y paciencia. La recompensa: El Portezuelo, un sitio estratégico; colosal construcción de mas de 3 mts de alto; todavía bastante bien conservada; paso obligado para cualquiera que quiera conquistar la cumbre; desde aquí amena la pendiente; se observa cerquita y tentadora la cumbre del Sarcófago; en éste descanso del cerro a mas de 6500 la puna hacia estragos en Diego; mientras Christian investigaba el sitio pude apreciar la magnitud de la puna nuestra; de los salares; de lo lejos y desprotegido que está; solo hay emprendimientos mineros; ya no vendrían mas los arrieros; aquellos que contra el viento blanco desafiaron la cordillera llevando vacas a Chile; ya no viene el tren a Socompa; Caipe en ruinas; Taca Taca olvidada (estaciones) y cuantas historias más se contarían de esa inmensa puna; pero mis pies pisaban tierra sagrada; tierra escogida por una cultura para ser su adoratorio; su APUS (espiritú de la montaña) fue venerado y la magestuosidad y faraoneidad en las construcciones es admirable; y me preguntaba si yo apenas podía con mi mochila como hicieron con semejantes palos, tirantes, bloques de piedra; debio haber sido mas que un trabajo u obligación; debio haber sido tal vez: COMPROMISO para con uno mismo; quizas no se trataba de ir a trabajar a semejantes alturas; sino convivir con los dioses; porque alli moran los dioses; y en cada coparchada (pequeña ofrenda antes de subir los cerros) pedían permiso, fuerzas y que la guia de los dioses los proteja....

Mochila al hombro transitábamos los últimos o mejor dicho los primeros tramos del incañan; camino que nace o culmina en la cumbre; en sitio ceremonial; aunque no es lejos en distancia, cuesta la llegada; me paso como si se me escapaba el espiritú; como si se fuera a buscar solito la cumbre, los roquedales, a regocijare con el paisaje; uno se queda con los sentimientos a flor de piel; afloran las lagrimas sin llamarlas; el corazón no razona su latir; los ojos no encuentran puntos fijos; todo esta a disposición de las retinas; que mejor fotos que un parpadeo; que mejor postal que un vistazo de 360º recorriendo cerros, salares y cielos azules hasta perderse en el curvo horizonte; que mejor regalo para el alma que un poco de paz; de sosiego al eterno buscar, al eterno no encontrar.... Pues aquí en la cumbre; ya no hay nada por vencer; nada por conquistar; la voluntad, el corazon, las piernas y la determinación dieron sus frutos; explota la emoción contenida.... Jallalla apus llullaillaco, jallalla!!!!!

En una pequeña ceremonia soltamos unas plegarias; hicimos unas ofrenditas de coca y pedimos por la protección de este "único" santuario de altura que tenemos...

Christian nos guiaba los últimos pasos para llegar a la cumbre internacional (roquedal); él ya era viejo conocido; Diego y yo pisábamos por primera vez este lugar, incluso para Diego (P.CH.) era su bautismo de alta montaña.... Un honor compartir la cumbre con gente que labura, piensa y sostienen que la montaña no es un objetivo final, no es una meta estadística; sino un sentimiento....

En la cumbre hay un extraño equilibrio entre lo rustico y lo plano, entre lo sagrado y arisco; pues el sitio donde estuvieron enterrados los niños es un altar, un descanso del cerro; y otra vez el asombro de ver las construcciones (dos recintos) en la cumbre; con sus semejantes rocas; uno se imagina de como se habría echo la ceremonia de la "capaccocha", de cuanta gente estaría allí arriba; de cuales fueron sus plegarias, de cuales fueron sus motivos reales como para ofrendar vidas humanas; tal vez no sea complejo; lo que parece tan misterioso ahora al fin de cuentas fue muy premeditado y estudiado; solo nos queda respetar esa determinación y sobre cuidar lo que quedó; lo que heredamos: una huaca sagrada, un santuario que es y debe ser patrimonio natural y cultural de todos...

Apus Llullaillaco, celoso guardián de la cordillera, custodio de viejas plegarias, salud y gracias por permitirnos subir !!!

Gracias equipo cumañan!!

Aqui las fotos:

Gonzalo Cristofani

jueves, 24 de noviembre de 2011

Se acerca la fecha de la Cena de Fin de Año!!!



GRAN CENA DE FIN DE AÑO DEL CAM!!!!
una noche para compartir con nuestros amigos de la montaña!!! Tarjetas a la venta!! contactar a Graciela Isasmendi, Turi Arquet, Marcelo Rodriguez o Carolina Wilches. LOS ESPERAMOS A TODOSS!!! despidamos juntos este 2011!!!

Macon 2011

"Ascenso al Macon 2011", Cerro Sagrado que brinda el agua a los habitantes de Tolar Grande.

Mariela del Valle Flores




miércoles, 23 de noviembre de 2011

padre Sigfrido Moroder, padre "chifri"


Es triste cuando una persona como el padre Chifri nos dejan físicamente, cuanto esfuerzo dedicación y trabajo desinteresado por los que menos tienen y no solo en lo material sino en lo espiritual ! Logro que mucha gente se quede en su lugar en su pueblo que los niños tengan lo necesario en la escuela que los grandes aprendan un oficio que vuelvan a creer en que se puede generar recursos y prosperar, cuanto cariño que se gano con el corazón y con honestidad cuantas cosas que hoy faltan en tantos lugares del interior y de todo el país. Fue un amante de la naturaleza de los deportes y por supuesto que de las montañas, en 2004 sufrió una caída con un parapente episodio que lo llevo a una lucha larga de rehabilitación y realmente de gran fortaleza interior, este episodio marco tanto su vida que lo llevo a escribir el libro “Después del abismo “.

Fue galardonado como “Abanderado solidario 2010”fue elegido de entre 1300 candidatos postulados por personas de todo el país que consideraban eran merecedores de este reconocimiento. Hoy la fundación El Alfarcito trabaja por toda esta gente con ayuda de voluntarios para diferentes tareas .Toda su gente lo va extrañar!!

Desde nuestro lugar nuestro club un gracias enorme y de seguro que será un cóndor más en las alturas.

Turi Arqued.

martes, 22 de noviembre de 2011

Cena de Fin de Año

Queridos Amigos Montañistas: El día Viernes 02 de Diciembre a hs. 21.30 se realizará nuestra Cena de Fin de Año con baile, show y alguna que otra sorpresa. Como todos los años, la misma será en el local del Colegio de  Magistrados de Salta (el mismo lugar del año pasado, que se accede por la ruta nueva la almudena, click aquí para descargar mapa en formato pdf).
El costo de la tarjeta es de:
  • $90 para mayores.
  • $30 para chicos.
Las tarjetas ya se encuentran a la venta: en la sede los días Martes y Jueves de 21hs a 22hs o con Graciela Isasmendi, Marcelo Rodríguez, Arturo "Turi" Arqued, José Muñoz, Dardo Rocha o Alejandro Díaz.
Un abrazo montañés.

Comisión Directiva.-

jueves, 17 de noviembre de 2011

Reunión en la Sede

Se cancela la proyección de fotos!!!

Invitación:

Se invita a todos los asociados a compartir el relato y muestra de fotos de la travesía de cinco días realizada por socios del club en la zona de Tilcara, el encuentro sera el día jueves 17/11/2011, a Hs. 21.00 , los esperamos a todos.

 Hector "Gringo" Reyna.

martes, 15 de noviembre de 2011

Filiando el Valle Encantado

Después de días de mails y organizar con Carlo una salida "tranqui", con la sola ilusión de hacer algo y el pretexto de juntarnos con algunos amigos, decidimos por el Valle Encantado, lugar soñado si los hay. El grupete quedo finalmente armado el viernes y los soñadores eramos 8, Victoria e Ivan, Carlo, Leo (apellido indescifrable o sea es el jujeño), Cesar, Cecilia, Fede y la Colo. A las 7.30 nos encontramos el domingo en la Normal, ya la charla era amena, cuando llegue, y el Carlo desilusionado lo mira a Panter, en alpargatas y se da cuenta que nos dejaba màs solos que la una, pues se había bajado de esta expedición..... Otra vez será¡¡¡¡¡¡¡¡

La mañana estaba fresca, pero linda, con un sol que apenitas asomaba, repartir los montañistas en dos autos y emprender rápidito el viaje, mates, charlas amenas, recordar anécdotas de salidas anteriores y claro esta hablar del libro de Carlo o como el dice es ya del CAM¡¡¡¡ NO DEJEN DE COMPRARLO ESTA ESPECTACULAR¡¡¡¡ El paisaje como siempre sorprende, verdes intensos en el Valle de Lerma, ya las pocas lluvias que cayeron han cambiado los colores del mismo, terminando Chicona, las últimas fincas nos muestran ese hermoso dorado del trigo pequeño pero una hermosa sábana que se mueve con el viento. Entrando a Escoipe¡¡¡¡ Ya todo cambia¡¡¡¡ Los cerros van cambiando y las rocas rojas asoman entre una vegetación todavía de un verde suave, las lluvias han sido menos en estos parajes. Ciclistas y viajeros se ven en todo el trayecto¡¡¡¡ Siguen los ricos mate de Cecilia, y las risas y la charla no menguan. Ya aparece el Torreón, majestuoso y sus rojos y verdes son intensos, que hermoso que es ese macizo, lo martirizo a Carlo con la idea de hacer los filos, creo haberla escuchado alguna vez a la Patito Moreno, que se hizo esta travesía. Carlo piensa y dice que podríamos intentarla.... la idea queda picando en la cabeza del Gordo¡¡¡¡¡

Subida a la Cuesta, más ciclistas y llenita de combis llevando turistas¡¡¡¡¡
Llegamos a la Herradura, lugar donde dejaremos los autos, llegan nuestros amigos y después de acomodar las mochilas, sacar bastones y untarnos con protector, comenzamos la marcha, por una senda muy marcada y bastante angosta.
Ya somos 8 que van en fila india, y las voces van acompañando ya que todavía estamos frescos y las subidas no se hacen sentir.

Sorpresa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ UN CÓNDOR INMENSO¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Carlo dice "debe ser Juanito que nos está acompañando", nos sobrevolò y paso muy cerquita, era muy grande y hermoso. Luego aparecio otro, y otro más... contamos como 5 en toda la jornada. Luego nos dimos cuenta que algunos eran pichones, ya que la primavera ademàs del cambio de paisaje, también trae el agrandarse de las familias, juaaaa.
Subidas y bajadas, ya se hacían sentir las subiditas, fotos, risas y bromas a un zum humano. En la laguna patas con patitos, todos en fila, no falto una mamá pata que escondió a sus patitos en una pequeña cueva, luego alguien del grupo dijo que los había dejado en el jardín de infantes, jua, locuras que se nos ocurren a los que no tenemos muy alineados los patitos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Seguimos andando, el Carlo mira a lo lejos y nos dice ¿Se animan a seguir hasta esas rocas .... ahicito nomas? Así veríamos si por ese camino podemos hacer la vuelta hasta el Torreón??? Por supuesto que dijimos que sí¡¡¡¡ No era muy lejos y estábamos en buen tiempo.

Trepadas, y asombro por la belleza del lugar, bien puesto el nombre de Encantado a este lugar que es tan hermoso, cada roca, cada curva, nos sorprende, los colores van cambiando a medida que uno asciende. El cerro Malcante imponente¡¡¡¡¡¡¡ Le digo al Jujeño que ese le va a gustar, la Ceci se suma, ella con alegría dispuesta siempre a salir con los amigos, mucha garra la Flaca.

Seguimos trepando, el Spirito haciendo de las suyas, porrazo y susto, Victoria y Leo lo ayudan, me acerco y solo se le ven los pies, cayó como torutuga, juaaaa. Lo ayudamos a levantarse, y nos dice que esta perfecto¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Bromas y seguir caminando, ya los otros están en la ultima parte de la trepada o sea que llegamos al objetivo. Es un hermoso lugar donde se ve claro el filo que te lleva al Torreón, abajo nuestro se encuentra marcada la Finca El Candado, y la senda que te lleva al lugar donde antes hacíamos el campamento¡¡¡¡¡

Fotos locas de Cèsar, y luego a sentarnos y compartir con los amigos lo que trajimos para almorzar, Leo un chanchito, el resto ricos fiambres y por supuesto la Cocucha esferbecente, que esta vez no esta congelada, en medio otro cóndor que nos sobrevolo bajito, Un regalo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Postre un chocolate grande que la Colo trajo para compartir¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Estaba espectacular y que mejor saborearlo entre todos. LO MEJOR PARA EL COMPAÑERO¡¡¡¡ hasta en las pequeñas cosas.

El descanso fue corto, emprender el regreso, largas subidas y cortos descensos, después de una vemos un alambrado largoooooo como esperanza i pobre¡¡¡¡ Vengo a tras con Leo apenitas, pero el Carlo nos hace subir por otro lado màs tranqui¡¡¡¡¡ Para macanearlo le digo, el alambrado parecía màs fàcil¡¡¡¡¡ juaaaaaa el Gordo me tira un improperio¡¡¡¡¡ Risas y a seguir. Listo empiezan las bajadas tan ansiadas, pero ahorita deben hacerse como si fuéramos cabras¡¡¡¡¡¡ La senda la vemos allà abajo y a lo lejos. Lo escucho a Carlo "deja de reirte Colorada y concentrate" y le contesto no puedo lo tengo al Spirito cerca y siempre me pasa algo" juaaaaaaaaa es como en la escuela hay que separarnos.... Pero César siempre dispuesto te pasa el bastón o te estira la mano, Victoria viene detrás y las manos se extienden para ayudarla y ayudarme en esa bajada. Termina por fin y encontramos la senda, ya estamos cerca de los autos, vuelven las charlas, subimos a los autos y a encontrarnos en la Margarita para el 3º tiempo. Sale el auto de Victoria y nosotros detrás, enseguida paran y los encontramos a César e Ivàn debajo del auto, se salió el chapón, Ivan abre su caja de herramientas, fotos documentando el desorden de la misma, si hubiese estado Mac Guiver o sea el Presi, de algún bolsillo saca la herramienta indicada o de la caja de herramientas, seguramente cada una de ellas relucientes y numeradas, un placer de solo verlas..... Doc, tu caja es como la de todos, la del Presi solo él puede ser tan prolijo, juaaaaaaa. Arreglado el asunto, seguimos hasta la Margarita, bebidas frescas, algunas masas criollas, y seguir a la Normal, allí llegamos a eso de las 18.00 hs. nos esperaba el Panter. Fin de la salida, cada uno en su casa, y el sabor de haber pasado un día diferente con buenos y queridos amigos, QUE MAS SE LE PUEDE PEDIR A LA VIDA¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Un abrazo montañés

Graciela

martes, 8 de noviembre de 2011

Artículo sobre "Juanito" en el CCAM


Presentación de la segunda edición del libro "Mi Amiga la Montaña"   Foto: Marcelo Rodríguez
Presentación de la segunda edición del libro "Mi Amiga la Montaña"
Foto: Marcelo Rodríguez
Aca les dejamos unas palabras escritas por Enrique Pantaleon:

JOSE JUANITO FADEL


Acabo de recibir la noticia que esperaba hace tiempo; pero a su vez no la quería escuchar murió Fadel .
Solo dos palabras que me dicen tanto y me hacen retroceder en el tiempo; llevándome a mis inicios en el montañismo a principios de la década del 60. Época donde este deporte era menos conocido que hoy. Fui alumno de la Escuela Técnica Nª 32 (Caseros 1615) donde Juanito era pluriprofe de variadas materias. 

No debo olvidar los momentos pasados en distintas montañas; situaciones risibles y no tanto.

Lo conocí de soltero; vi nacer y crecer a su familia, compartimos ilusiones, viajes, ideas y amistad por muchos años. Por disparidad de criterios y conducción del Club Amigos de la montaña, nuestro querido club, me tuve que ir. 

Nos seguimos viendo y a veces charlamos de montaña, nuestra razón de ser. No solo compartimos montañas, vienen a mi recuerdo las noches en la confitería Singarella, Urquiza y Florida, hoy una zapatillería, donde alrededor de una mesa con sendos cafés, desgranábamos poesía, filosofía o alguna típica charla de café, junto a Juan Ahuerma, un bohemio de ley, que le contestó a Sor Juana Inés de la Cruz, también en redondillas eso de hombres necios que acusáis a la mujer.... También le escribió un poema a Tomás Vizcarra un pionero de la zona del Crestón, allí en Metán, siendo nosotros los encargados de dejarlo en su cumbre. 

También en Metán fue que la policía nos llevó junto a Josito Pintado, para participar de la búsqueda de Billy Fairust. 
Terminamos presos por haber movido el cadáver que estaba bajo la jurisdicción de un juez. O esa vez que no se por que se nos ocurrió ir de noche al cerro San Lorenzo.
Campamento al pie del Nevado de Acay. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
Campamento al pie del Nevado de Acay. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
Juanito se comprometió a llevar a los niños al circo en función nocturna, temprano no tenían tiempo, dichos niños ya son padres, primero fue el circo, después fue ir a la casa, cambiarse y partir, a la madrugada nos encontramos en la senda del San Lorenzo.

La espera no fue un martirio ya que con Buby Juarez Fadel (su sobrino) charlamos y escuchamos la vida del monte en una fría y oscura noche invernal.

Antes a la montaña se la vivía de manera diferente. Me acuerdo verlo con el saco de profe colgado de la mochila sin armazón con forma de pera, caminando por los senderos de los cerros de excursionismo, con sus negros zapatos domingueros a tranco largo y con el balanceo de los brazos, igual que cuando enseñaba educación física o nos hacía cantar canciones montañesas, como buen profe de canto.

De golpe se paraba a descansar. La disimulaba muy bien, aprovechando para darnos una clase de historia o geografía, entre resuello y resuello, de lo que nos salvábamos era de educación democrática y lengua, que no tenía en la naturaleza mucho argumento.

Sus libros Mi amiga la montaña, las tres incógnitas y el de Baritú, nos pintan de cuerpo entero su bonhomía, hombre decidor de largas y floreadas descripciones, sabedor de su sortilegio ante el auditorio, el cual lo aprovechaba con su alud de cuentos, hechos y anécdotas. 

Al llegar a un lugar poblado, donde teníamos que tomar el ómnibus de regreso, se ponía el saco, luego de asearse y peinarse, de un bolsillo sacaba un trapito, con el cual limpiaba los zapatos, del otro bolsillo salía la corbata y subía al ómnibus con la mochila colgado de un solo hombro. ¿Nosotros? ¡Una desgracia!!!!! No hacía falta rimbombantes equipos, ni estar avalados por marcas ganadoras.

Si hacía falta esa naturalidad y ganas de hacer las cosas, se estudiaba el terreno de la montaña, vías de acceso, historia, clima, geografía, si fue alguien antes y recién se salía.
Tapa del Libro Mi Amiga La Montaña de José Fadel, 1978
Tapa del Libro Mi Amiga La Montaña de José Fadel, 1978
Como los anteriores aventureros, se tenía sed y hambre de aventura, por ello la cantidad de libros sobre el tema.
Formaron una buena cordada de tres, entre el gruñón de Luis P. Madeo que cuando se reía lo hacía con ganas.
El siempre ameno gordo Pablo García, carpintero de profesión; ante cada viaje al Crestón juntaba a la changada para advertirles que si por una de esas casualidades de la vida, llegasen a encontrar el tesoro, el 50% era suyo porque lo buscó antes.

Una vez entró en una de las tantas cuevas de las inmediación de la cumbre, formadas por enormes rocas que al apoyarse unas contra otras forman cuevas y pasadizos, no bien entro se escuchón un espeluznante alarido. 

Viendo correr a García en una dirección y en sentido contrario a una despavorida taruca; un cervatillo en extinción; que lo vio a los ojos en medio de la oscuridad. 

A los viajes o expediciones llevaba vino común para el camino y una botella de ¾ para la cumbre. Victor Savoy Uriburu, Dorval Ortiz, Manu Guerra, Melendez. Miguel A. Salom, Emilio Canova, El petizo Córdoba, Los Salim, El negro Bravo, el jujeño Solana y tantos otros amigos que salieron o compartieron la montaña. 

Ahora tu espíritu debe andar borrando tus huellas por los senderos, roquedales y abras para irse a descansar en paz. Según la leyenda de nuestros pobladores, a quienes conocías muy bien. A pesar de tener sangre árabe, más te tiraba la sangre materna. Últimamente me resistía a verte, quería tenerte en el recuerdo así, vital, activo, amante de la naturaleza. 

Con tu partida el montañismo salteño pierde parte de su historia y el Club Amigos de la montaña pierde a su puntal que desde su fundación estuvo apuntalándolo en todo momento, siendo casi su eterno secretario.

Chau Juanito
Pantaleón Enrique 
Vice predidente del Club De montaña Janajman
Fuente: www.janajman.com.ar


Profesor José Juanito Fadel
El profesor José Fadel nació el 16 de Octubre de 1919 en la ciudad de Salta, Rep. Argentina. Educador, deportista, escritor, Profesor de Educación Física. Enseñó Geografía durante cuarenta años en la E.E.T. N° 5139 y culminó su carrera docente como Regente de Cultura General. Fue secretario fundador del Club Amigos de la Montaña en el año 1956. Se desempeñó como Instructor de Guías de Montaña. Como montañista ascendió la mayoría de las cumbres del país incluyendo el Aconcagua, lo cual le valió recibir la Plaqueta de Plata de la Confederación Argentina de Deportes, el Medallón Dorado de la Municipalidad y el Cóndor de Oro de la Provincia de Salta.
Profesor José Fadel. Foto: Christian Vitry
Profesor José Fadel. Foto: Christian Vitry
Es creador de la "Guardia Bajo las Estrellas" homenaje al Gral. Martín de Güemes en el lugar de su muerte, Cañada de la Horqueta. Este homenaje se sigue realizando desde hace más de 50 años. Creó la Comisión Permanente "Guardia Bajo las Estrellas" que impulsó declarar al Gral. Güemes Héroe Nacional, esto se logro en el año 2006. Fue secretario de la Asociación de Intercambio Cultural Tarija - Salta. Miembro fundador de Sociedad Natura Salta. Miembro de la Junta de Clasificación y Disciplina de las escuelas técnicas de Salta, entre 1985 y 1987. Miembro de la Sociedad Argentina de Escritores, filial Salta. Fue miembro del Instituto Güemesiano de Salta, entidad en la cual actuó como Académico durante el Primer Congreso Nacional Argentino "Güemes Héroe Nacional" que culminó con la histórica proclamación del prócer. 

Dedicó su vida a dictar conferencias culturales y educativas en su provincia, entre ellos FM San Gabriel de la Universidad Católica de Salta y Canal 11.



Es autor de las siguientes obras: 

- MI AMIGA LA MONTAÑA
- LAS TRES INCÓGNITAS
- LA GUARDIA BAJO LAS ESTRELLAS, SU HISTORIA 
- OBSERVACIÓN GEOGRÁFICA SOBRE EL TERRENO 
- UNA VUELTA POR LOS VALLES CALCHAQUÍES Y VALLE DE LERMA
- SALVATAJE
- LA SELVA ENCANTADA
- La revista BARITU


Lo que puede el espíritu


Siempre habrá una montaña más alta 
Una inquietud superior 
Un horizonte más amplio
Esa montaña es la montaña del Espíritu 
Sin El nunca los hombres hubieran logrado tantas conquistas 
En el orden científico, cultural, artístico, 
hubieran quedado sin descubrir muchas tierras
sin explicar muchos fenómenos 
sin entender los designios de la vida
Esa llama, el espíritu la esencia de nuestro ser
que siempre se mantendrá viva 
para gloria del género humano.

                                                          Prof. José Fadel

"JUANITO"

En Setiembre se fue José “Juanito” Fadel, legendario montañista salteño. Autor del libro “Mi Amiga la Montaña”, casi una Biblia de los montañistas andará ahora por alguna nube cumbrera de sus queridas montañas.

Empecé a conocer acerca de este personaje cuando viví en Salta, desde fines del año 1993. Precisamente, en aquel entonces desembarqué en aquella provincia norteña y estube un tiempo en instalaciones del club Amigos de la Montaña, en el altillo de su sede de calle San Luis, recuerdo aquellos días como “los buenos tiempos del CAM”.
José Juanito Fadel, Salta
José Juanito Fadel, Salta
Aquel altillo era un lugar bastante especial. Se accedía por una escalerita de madera, desde la sede propiamente dicha. Y allí, en aquel espacio estaban algunos bártulos del CAM, entre ellos el esqueleto-armazón del muñeco que se vestía de montañista en alguna exposición montañera. Lo otro que recuerdo de ese altillo es el espantoso calor que se acumulaba en días soleados de verano, gracias a su techo de chapa crujiente: tanto era el calor que alguna vez escribí irónicamente que si el polo de calor de Sudamérica estaba en Rivadavia (Pcia. de Salta) era porque no se había considerado a ese altillo del CAM en cualquier tarde calurosa…

En aquellos días, pasaba largas horas hojeando material bibliográfico de la biblioteca del CAM, esas grandes carpetas con registro de expediciones, relatos, fotos, croquis, mapas y demás. En esos días de aprendizaje fui conociendo la figura de “Juanito” Fadel, prócer de aquel montañismo romántico de tiempos históricos.

Después lo vi personalmente en otras ocasiones, alguna charla, curso, o celebración, siempre “Juanito” con su presencia y su estampa, su prolijo discurso y oratoria, sus enseñanzas y anécdotas. Tal como se refleja en sus libros, porque traspasó el papel de fuerte escalador, para agregarle a eso la capacidad de apreciar el sustrato del paisaje y sus habitantes, las gentes de la montaña a quien siempre respetó y admiró.

En estos tiempos, donde las nuevas corrientes de pensamiento nos invaden, es bueno tener algunas referencias para no caer en confusiones. El montañismo es un reflejo de la sociedad. En esta actualidad de auge mediático, de tecnología al alcance de las masas (y de un montañismo más difundido y accesible) conviene valorar a los pioneros como “Juanito”.
Naturales de la zona del Nevado de Acay. Sus rasgos acusan una marcada similitud con los habitantes de Mongolia. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña, José Fadel
Naturales de la zona del Nevado de Acay. Sus rasgos acusan una marcada similitud 
con los habitantes de Mongolia. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
En las Serranías de Lesser (cerca de San Lorenzo) un cerro de unos 2600 metros, lleva el nombre de Fadel. Alguna vez, allá por el año 2002 lo ascendimos con gente de un curso de montañismo. Era una de las salidas de excursionismo para ese grupo, donde había mayoría de gente joven que empezaba a conocer esta actividad montañera.

Las nuevas generaciones, los que nacieron del ´90 para acá,  son un derivado de tiempos de cambio, han crecido entre nuevas ideologías “progre” que entrechocan con paradigmas tradicionales. Estamos en esta actualidad vertiginosa, invadida por inseguridad, desconfianza y algunos otros vicios. Los montañistas jóvenes han crecido en la era de los “reallitys shows”. Estos jóvenes deberían mirar un poco hacia el pasado, aquel montañismo pionero, que requería mucho esfuerzo e idealismo. Era aquel el montañismo de los códigos irrenunciables de la montaña, solidaridad y respeto (códigos que en general también llevan los habitantes de los cerros, esos que yo considero los primeros montañistas). Si se pierde eso, posiblemente vamos por el camino equivocado.
“Las cosas comienzan de alguna manera”:Así empieza el libro “Mi Amiga la Montaña” . Con su relato de una expedición al Cerro Crestón. Luego continúan sus relatos de aventuras en el Acay, Castillo, Cachi, Chañi, Llullaillaco, Aconcagua, Famatina y tantas otras montañas. De una expedición al Aconquija desde el lado catamarqueño, (por el Campo del Arenal), son los párrafos que siguen. Así escribía "Juanito", así reflejaba sus vivencias en las montañas. Llegar a una cumbre o hacer récords de cantidad o tiempo en una ascensión lo puede hacer cualquier persona entrenada. Pero entrenarse en ver más allá de la superficialidad, llegar a la esencia del paisaje montañés y sus habitantes, sus historias, leyendas, la mística, eso lo alcanzan algunos pocos.
Naturales de la zona del Nevado de Acay. Sus rasgos acusan una marcada similitud con los habitantes de Mongolia. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña, José Fadel
Naturales de la zona del Nevado de Acay. Sus rasgos acusan una marcada similitud 
con los habitantes de Mongolia. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
Decía en su libro, Mi Amiga la Montaña…

Sería injusto si callara respecto a las atenciones de que fuimos objeto por parte de los ancianos catamarqueños. Nos atendieron como a hijos, o como a príncipes y cualquier cosa que nosotros hayamos hecho para devolver sus atenciones no alcanzan a igualar tan abierta hospitalidad. Para no desairarlos tuvimos que dormir en la única cama de este hogar campesino, un gran catre de madera de cardón y elástico de gruesos tientos de cuero. Ellos se acomodaron en el suelo, en mullidos cueros de oveja. La alegría de tenernos en su rancho era tan grande, como nuestro apuro por seguir adelante. La primera noche les ayudamos a regar su sementera. Nos contó el viejo que en esa zona, por falta de agua, el riego se realiza por turno. A ellos les tocaba esa noche y tenían que aprovecharlo al máximo.

Recién al segundo día el viejito nos consiguió un burro y un guía para que nos acompañase a través del Arenal. Estábamos salvados!.

Hasta nos hicieron una despedida. El único zapallito cipinco que había en los cercos fue a parar a la sopa que nos ofrecieron. Este último gesto terminó por conmovernos, sabedores de la estrechez en que vivían estos venerables ancianos.

Cuando nos despedimos, nuestras palabras no estuvieron exentas de la emoción, porque veíamos en ellos no solamente a dos ancianos buenos, sino a los nobles descendientes de la raza que todavía conservan incólumes sus mejores atributos: la fraternidad hecha calor humano y hecha amor.

Un abrazo sin palabras fue la despedida. Le dimos la espalda y nos internamos en el Arenal".
Un alto en el camino a 2.500 mts. Alto Calilegua se recorta en la meseta del fondo. Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
Un alto en el camino a 2.500 mts. Alto Calilegua se recorta en la meseta del fondo. 
Foto: Del Libro Mi amiga la Montaña
“Las cosas deberían continuar de alguna manera”

Podríamos retomar su frase. 

Sugiero tener las enseñanzas de “Juanito” Fadel de referencia, al momento de continuar con la experiencia de hacer montaña.
Santiago Rocha



miércoles, 2 de noviembre de 2011

A la venta: "El Último Ascenso" - 2da Edición - Ampliada y Corregida!

EN VENTA EN LA SEDE DEL C.A.M.

Estimados Amigos: A partir de hoy está a la venta la segunda edición del libro en el Club Amigos De La Montaña (noticam@gmail.com; San Luis 510, 2o Piso).

¿Que tiene de diferente a la primera edición?: Además de estar corregida con dedicación, cariño, amor y profesionalismo;¡ nada menos !. Posee varios capítulos nuevos que a mi entender cierran la historia, fundamentalmente porque se agregó la Expedición al Aconcagua 2008, que fue consecuencia de la del año 2000, y porqué no también de la primera edición del libro.

Una Particularidad: Al comprar este nuevo libro, quien lo haga estará colaborando al cumplimiento de un sueño: "que el Club Amigos de la Montaña vaya al Himalaya" (¡caramba si el Club lo merece !!); parte de las ganancias de la venta de esta edición fueron cedidas a los fondos de la Expedición Himalaya 2013 del C.A.M. .-

En este sentido relato se tejen distintas historias en diferentes tiempos y lugares; es bueno descubrirlas al leerlo. Otras, tal vez tan importantes como la principal y que ya son parte de otro libro, se las iré contando oportuna y paulatinamente.-

Siempre digo, "El Ultimo Ascenso" no es un libro de montaña, relata hechos y sucesos allí ocurridos, podrían haber sucedido en cualquier otro lugar, pero ese majestuoso marco de la naturaleza que son las montañas, y más aún el Aconcagua, le dan una magnificencia que otros escenarios no poseen.

Esta vez no solo les pido que lo lean, sino también que ¡ LO COMPREN !

GRACIAS!!

Carlo Clerici.-
Tapa de "El último ascenso" 2 Segunda edición
Ampliada y Corregida


EN VENTA EN LA SEDE DEL C.A.M.