Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





viernes, 17 de mayo de 2013

Tercera Salida: El Campamento.

El sábado 11/5 comenzó, para algunos como un día de trabajo, para otros como un día de descanso. Afortunadamente, a partir de las 14:30hs. para todos fue comenzar una experiencia que no era ni trabajo ni descanso, sino una extraña y muy linda mezcla de ambos.
Nos reunimos en la puerta de la escuela Normal casi 30 personas del curso. Organizamos los equipajes y a las personas en los autos y fuimos partiendo de a uno o de a grupos. Nos encontramos todos en la puerta de la Reserva del CAM. Allí reunimos todos los bolsos, quienes tenían autos los dejaron en el estacionamiento a unas cuadras y procedimos a caminar. Caminamos un poco, no más de media hora, y llegamos al Refugio de la Reserva. Allí, a pedido del Gringo, organizamos los bolsos (que no eran pocos) alrededor de la galería y conversamos acerca de qué íbamos a hacer y cómo nos íbamos a organizar.
Luego, tomamos las carpas, agua y abrigo y caminamos hasta llegar al lugar donde acamparíamos. Miembros del Club comentaron que los campamentos del curso de montañismo para niños que se realiza la segunda mitad del año son en un sector muy cercano al Refugio en donde ahora hay agua, pero en verano el agua baja y cuentan entonces con una gran planicie para establecer las carpas.
Nuevamente, nos organizamos, armamos las carpas y dejamos todo listo para regresar a dormir. José y Osvaldo se quedaron a cuidar el lugar un rato y regresaron más tarde. Al regreso al Refugio, preparamos unos mates, compartimos cosas dulces y saladas y merendamos. Nos acomodamos alrededor de una de las mesas y comenzamos a aprender sobre los equipamientos que son necesarios para la montaña. En este primer momento, el Gringo con los aportes de Nico, Osvaldo, Dardo y José, nos mostraron y enseñaron los diferentes tipos de calentadores, en orden un tanto cronológico de acuerdo con su surgimiento. También conocimos las “marmitas” y los tipos de comidas que se llevan a la montaña. Oscureció y con el aporte de las linternas de todos, pudimos continuar con la charla. Aprendimos, además de los tipos de calentadores, sus ventajas y desventajas, las experiencias compartidas por los montañistas.
Más tarde, Dardo nos guió en una caminata nocturna. Caminamos un par de horas de las cuales unos minutos experimentamos hacerlo sin las linternas encendidas. Esto al principio generó en algunos, temores e inseguridades, pero luego se volvió algo maravilloso. Comenzamos a ver con más claridad contornos, luces, relieves, que con la vista acostumbrada a la linterna no habíamos podido experimentar. Además, las estrellas se lucían muchísimo más en contraste con la oscuridad del terreno. Y este fue un momento sumamente propicio para practicar lo aprendido en clase acerca de las constelaciones y cómo orientarnos con ellas.
Cuando regresamos, cenamos y partimos hacia el lugar donde habíamos dejado establecido el campamento. Luego de una caminata que muchos percibieron más larga que la ida anterior, algunos se dieron cuenta que nos habíamos pasado del campamento, debido a que habíamos llegado uno de los límites de la reserva. Es así que regresamos y rápidamente encontramos el lugar. Nos acomodamos, algunos charlaron un rato, otros se fueron a descansar. Afortunadamente, aunque el pronóstico anunciaba lluvias, el clima favoreció las actividades y el buen dormir.
El Domingo Dardo y Osvaldo llegaron al campamento a despertarnos, a eso de las 8:30am. La tarea, para poner en práctica lo aprendido el día anterior, era prepararnos el desayuno en cada carpa utilizando los calentadores. Experimentamos, compartimos fósforos, agua y cucharitas entre las carpas, y desayunamos todos. El paisaje era increíble, así que fue usado como fondo en muchas lindas fotografías. Antes de desarmar las carpas, nos explicaron las cosas básicas que hay que tener en cuenta para elegir una buena carpa de montaña.
Levantamos el campamento, aprendimos algunos truquitos de los expertos y caminamos nuevamente hacia el Refugio. Allí tuvimos otra charla, un poco más larga que la del día anterior y muy interesante. Esta vez sobre ropa de montaña, sus múltiples opciones tanto en formas, tipos, calidades y precios; mochilas, forma de armarlas, tips para comprar buenas mochilas; botellas y bolsas de dormir. Finalmente, aprendimos algunas cosas a tener en cuenta o precauciones e ideas en general para ir a la montaña.
Más tarde compartimos un rico asado y con una última caminata alrededor del Refugio, concluyó esta linda experiencia. Fue tranquilo pero con actividades permanentes y pudimos compartir entre nosotros, jugar para aprender nuestros nombres y escuchar experiencias y conocimientos muy útiles e interesantes.


Lucía Serrano Palacios y  Matías Miguel Salom


2 comentarios :

victorcedolini dijo...

que lindo, lamento haber perdido la oportunidad de haber compartido esa hermosa experiencia...
Brindo por otras salidas..que sean tan armonicas, instructivas y sobre todo que sea motivador de hacer esa identidad de grupo basada en el afecto y el compañerismo solidario que debe tener todo espiritu montañez... abrazos del abuelo....jajajajaja

JOTA dijo...

Estuvo increíble el campamento!!! y vamos por las próximas salidas!! q no decaiga!!!
y POR más asados y por más momentos compartidos!!!