09/07 - Cerro Negro: Bautismo de Alta Montaña – Curso2016 / 25° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





domingo, 14 de julio de 2013

ALTA MONTAÑA DEL CURSO 2013



El curso de “Iniciación al Montañismo” finalizó, como hace varios años ya, con la salida de alta montaña (aunque todavía falta coordinar la salida de escalada que quedó pendiente).
La misma se desarrolló los días 7,8 y 9 de Julio y el objetivo fue el Cerro Negro, de 5050msnm. El grupo quedó conformado finalmente por 23 personas, de las cuales 15 eran de esta nueva edición del curso, y los 8 restantes, socios que fueron acompañando. Cerca del mediodía llegamos a la base donde montamos el campamento, luego compartimos una jornada muy agradable hidratando, haciendo caminatas para aclimatar, y conversando. El día también se prestó para jugar al Truco, en donde el Gringo y Cesar sufrieron una gran caída enfrentando a Pochito y a quién escribe jua. Pero más detalles vendrán en el relato que están preparando los chicos del Curso.
Por la mañana temprano, iniciamos el ascenso 22 personas, ya que el Gringo se quedaba de apoyo en la base. El objetivo era claro, vivir una hermosa jornada de montaña, tratar de alcanzar la cumbre del Cerro Negro, y lo más importante, tratar de alcanzarla todos juntos. Y así se fue dando todo, Turi tomaba la delantera, Cesar cerraba el grupo, y Paola iba al medio del grupo. A un ritmo muy tranquilo fuimos ascendiendo lentamente, metro a metro, paso a paso. Luego de algunas horas de caminata, el ascenso se hacía cada vez más duro, algunos muy cansados, otros con algunas molestias típicas de la puna, pero ahí íbamos, todos juntos para arriba. Finalmente a las 14.15 llegamos a la pre cumbre del Cerro, en donde luego de unas palabras de Turi y evaluar la situación, se decidió continuar todos juntos y a un ritmo constante. Minutos más tarde, y con un fuerte viento, se veía la apacheta de la cumbre. Nos juntamos todo el grupo y con gran emoción nos dirigimos hacia ella, ahí estaba la cumbre, y ahí estábamos todos juntos. Risas, lágrimas, abrazos y una satisfacción enorme. Un momento muy emotivo y difícil de expresar, ahí estábamos tocando el cielo con las manos, y reitero, TODOS JUNTOS, fundidos en un abrazo. Luego de varias fotos, emprendimos el descenso, y fuimos llegando a la base para desarmar el campamento y partir rumbo a San Antonio.
Allí nos esperaba otro momento inolvidable. Compartimos una cena y un tercer tiempo increíble. Cenamos, nos reímos, recordamos momentos del ascenso, y se nos sumaron a los festejos Pedro Lamas del ejército, que siempre está cuando lo necesitamos, y nuestros amigos Jujeños que volvían de ascender el Volcán Tuzgle.
Con la música de fondo, y la alegría enorme que teníamos todos, se fue armando el Trencito y el posterior baile. Ya no se notaba el cansancio del ascenso, y el festejo se prolongó por varias horas. Para finalmente ir a descansar todos, con una sonrisa enorme. Al día siguiente algunos nos volvimos temprano, 6y media de la mañana, y otros se fueron a escalar en hielo, (en el relato de los chicos contarán más).
Sin dudas fue una salida inolvidable, no sólo para la gente del curso sino para todos los que asistimos a la misma. Y vale recordar el trabajo que realizan muchas personas cada año para que esto sea posible, y para que en cada salida se vea reflejada la filosofía del Club. Para destacar el trabajo de Paola y Turi organizando toda la logística, el apoyo del Gringo desde el campamento y desarmando el mismo, a Cesar que fue cerrando el grupo en todo momento, y a cada uno de los socios del club que fueron acompañando las diferentes salidas, como así también cada uno de los profesores que dictaron las charlas y la gente que no asistió a esta salida pero que nos ayudó a cargar la mochila y nos daba un empujoncito para arriba cuando más lo necesitábamos.
En lo personal, fue una de las mejores experiencias que me tocó vivir desde que estoy en el club, en dónde en todo momento se pudo observar “Lo mejor para el Compañero”. Fue una experiencia inolvidable y no sólo para la gente del curso, sino para todos los que la integramos, con un grupo humano espectacular. La cumbre nos costó a todos por igual, pero estábamos todos juntos fundidos en un abrazo cumbrero.
Más que una expedición de Alta Montaña, se pareció más a un viaje de egresados, en donde pudimos compartir días mágicos, excursiones, bailes, risas, lágrimas y tantos otros momentos más. Y cómo todo viaje de egresados, no es sólo el final de una etapa, sino el comienzo de una nueva en donde esperemos poder recorrerla todos juntos, compartiendo muchísimos momentos y salidas a la montaña juntos.
Hace 4 años atrás, me tocó escribir el relato de mi bautismo de Alta Montaña, en donde terminaba con lo siguiente: “Quería aprovechar para agradecer a todos los del Club que hicieron posible este curso, donde no sólo nos enseñaron los fundamentos del montañismo, sino que nos permitieron conocer y sumarnos a esta gran familia de amigos, que comparte una gran admiración por la montaña y nos inculcaron el lema “Lo Mejor para el Compañero”, demostrándonos en cada salida que no podían haber encontrado un lema que los identifique mejor .Gracias por ayudarnos con sus palabras en este bautismo de alta montaña, y por tantas experiencias hermosas y gratificantes. Una cumbre muy linda, y más cuando se logra con tus “amigos”.
Una vez más, y 4 años después, muchísimas gracias por permitirnos entrar y ser parte de esta hermosa familia que es el CAM.
Para finalizar, unas palabras de Carlo: “ solo puedo agradecer estar allí en estas circunstancias, al lado de Uds. Y compartir estas primeras veces en la montaña, es sencillamente maravilloso; ver el asombro en sus caras ante la dualidad de la naturaleza, el sol emergiendo por un lado y la luna perdiéndose por el otro; sus cuerpos cansados pero su espíritu reconfortado y su alma transparente; es un sentimiento difícil de transmitir, sublime y altamente reconfortante.
Felicitaciones al curso 2013, bienvenidos al montañismo y al club. Vamos por más!!!

José Muñoz Granados.

1 comentario :

JUL dijo...

Buenísimo Jotita! Muy emotivo