Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





miércoles, 28 de agosto de 2013

CURSO DE MANEJO DE HANDY

Estimados,
Debido a estado gripal de Jorge Albiero pasamos para próximo miércoles 4 y jueves 5 el curso de Handy.
Gracias!

Comisión Directiva


El mismo lo dictará Jorge Albiero con dos clases teóricas a desarrollarse los días miércoles 28 y jueves 29 de agosto en la sede del CAM. Mientras que la salida práctica se acordará en el transcurso del mismo.

COSTO:
SOCIOS: $100 / NO SOCIOS: $150
Inscripciones en la sede del CAM (San Luis 510)
20:30 hs

C.D.

Abra de las Banderas

Colo, va "mi interpretación de la ida al Abra...". No tengo mail de Fermín pero me gustaría se lo hagas llegar porfa, lo comparto por aquí con Fabián. Abrazo Bro!.


Leo el relato de Fermín a igual que el de Fabián, nuestro novel montañista chaqueño, y los dos me emocionan...pero no me sorprenden.
Fui muchas veces al Abra de las Banderas y si bien no se trata de algo cuantitativo lo expreso porque en todas ellas lo hice acompañado de Amigos, conocidos y siempre alguien nuevo que esta particular expedición trae a nosotros...o dicho correctamente, a ese lugar. La constante ha sido "la emoción", tanto de los que ya conocemos como de quienes visitan "la mágica Abra" por vez primera. Y si se trata de magia están quienes saben hacer los pases para que ella se produzca, el Tabo, Chaska, Alina, las Nenas (Alejandra, Celeste, Carolina, Maira Sofía) y Yamil. El escenario: Corral de Piedras y el Abra misma. Quien abre la puerta a ese mundo mágico: Justina,  en su casa de "la junta".
De partida nomás el camino ya te pone en clima, el serpenteo de la verde cornisa al pasar Chicoana donde uno llega mateando, la Cuesta, los Colorados, Seclantás y Brealito que te recibe soleado siempre. Adentrarse en ese cañón milenario donde la piedra desgastada en rojos colores se reflejan en el agua cristalina del río serpenteante que en sus gotas también salpica verdes cardones a su margen, enormes cortaderas y legendarios algarrobos que el paisajista celestial supo ordenar en caprichosa armonía.
La charla se hace amena y la vista sorprende en cada curva; el ascenso paulatino cambia el paisaje luego de cada subida y cansa las piernas, pero el ánimo va creciendo en la expectativa de la llegada ansiosa, para descansar y en la promesas "del colgadito"... .
Y es la Justina quien da el primer toque de camaradería y amistad añosa en la alegría de vernos; ello infunde ánimo en la cuesta que viene y se torna interminable para quienes van por vez primera y tediosa para los que la tienen conocida. Pero cualquier hastío se termina cuando al pasar la prometida última "abrita" asoma un vallecito con su trabajado potrero y sus verdes álamos; por fin Corral de Piedras. Los chicos expectantes en el recibimiento de respetuoso cariño, con sus ropas de domingo, bañaditos e impecables para recibir visitas a igual que su acogedor  hogar que se transforma en el mejor palacio en el cálido recibimiento. Besos conocidos en sonrisas repetidas de mucho tiempo para nosotros y en la corta vida de estos niños maravillosos que ya son familia.
No tarda en llegar el mate de hierbas con su particular sabor que trae la memoria nostalgiosa de haberlo compartido allí con tantos Amigos, y ahora los nuevos que lo disfrutan en clamorosas alabanzas.
Arriban los burros con nuestros resabios de comodidad civilizada traídos de la Ciudad y todo se ajetrea en alzar un campamento extraño que ya es aceptado por el lugar en la continuidad que el tiempo armonizó entre carpa y adobe.
Viene el fogón que cautiva las miradas de todos; techo estrellado que en complicidad con la Luna llena no dan lugar a que falte nada, y menos la alegría de los chicos que están de fiesta por las visitas, los trabajosos pero alegres preparativos de Alina y Chaska para la mejor atención, con el Tabo de maestro comensal como no hay otro prodigando historias y anécdotas de su tierra. Fermín interlocutor de coplas risueñas que las niñas le dicen en susurro, y antes que el cansancio nos venza llega el estofado de cabrito que obliga a chuparse los dedos que ofician del mejor utensillo. Alguna bebida espirituosa de sobremesa y la primer jornada se extingue maravillosa con promesa aún de mejorar el día siguiente.
La noche mágica y fría de la montaña te atrapa en los brazos de Morfeo que ahuyenta a los duende del lugar que juguetones quieren quitarnos el sueño. 
El gallo canta en horario esta vez  y la mañana fresca nos recibe entre humo y desayuno caliente que enciende los preparativos de la marcha que tarde se inicia en no querer dejar el cómodo refugio.
El sol calienta rápido en un cielo turquesa sin nube alguna enmarcado por el horizonte sinuoso de los cerros hacia cualquier lado que vaya la mirada. La cueva del agua milagrosa de Santa Rita, el zorro curioso y amigable y el río titilante que pone música a nuestra marcha lenta y persistente.
El encuentro comprometido con el amigo espera en el mástil que se dibuja en el abra conocida respaldada por el majestuoso nevado; y allí vamos abrazaditos todos bulliciosos en la llegada al lugar que obra de objetivo amistoso hace ya varios años.
Colgar banderas con deseos y oraciones que el viento lleva al cielo o a donde nuestros corazones quieran que vayan y los abrazos se repiten en emociones inexplicables que el Tabo traduce en palabras y Fermín exalta en poesía, y allí se sintetiza todo: emoción, amistad, poesía y naturaleza, en los sentimientos y en el paisaje que abruma por lo bello.
La vuelta larga con la Luna llena de testigo inmaculado y el cansancio que se pasa en un instante cuando a lo lejos aparece Corral...y nuestro campamento, y otra vez el recibimiento del mate de hierbas milagrosas y el horno de barro encendido cual cueva de Satanás que escupe llamas por su boca en la espera del animalito que dentro se cosera exquisito; a esperarlo otra vez adorando el fuego y mirando nuevamente los dedos que luego serán chupados por cada uno en el sabor del "colgadito" condimentado por los aromas del alto valle calchaquí a lo Seclanteño nomás. El"yerbeadito" dulce del Chaska arranca sonrisas contribuyendo al sueño que llega por el cansancio de la marcha y la tranquilidad del espíritu enaltecido en amistad y compañerismo. Ya los niños disfrutaron en exceso de las golosinas por su día en el recuerdo de los propios y en las añoranzas de cuando lo fuéramos, y así se va la noche en conversación tranquila y amena; una noche más en Corral de Piedras, en el escenario mágico del Tabo, Chaska y Alina.
Al día siguiente en el regreso que se hace largo llega la "yapa"anímica y cariñosa en las empanadas de charqui que nos esperan sorpresivas en el horno de la Justina, simbadas por las manos de su hija y nieta en otro recibimiento de amistad entrañable de aquel lugar ya casi sagrado para nosotros.
Despedida prometiendo regreso pronto y la huella alta nos permite despedirnos en última mirada antes de adentrarnos en los zigzagueos del río y el camino que llega con la conversación ya nostálgica por lo vivido que todavía no termina. El cañón rojo con el sol del medio día que torna maravillosa cualquier sombra y ansiosa la llegada que se estira; últimos tramos con las casas conocidas ya y la vista de Brealito que nos recibe en final armonioso invitándonos a poner los pies en la acequia fría para así emprender el regreso con el alma cálida y el corazón llenito de alegría por la visita a los amigos que allí están y siempre nos esperan a igual que a cada uno de los que se suman año a año.


Carlo Clerici.-

martes, 27 de agosto de 2013

DIA DEL NIÑO EN CORRAL DE PIEDRAS

Amanece, el gallo, ese que tiene raro el reloj, nos sorprende, a pesar de nuestros comentarios o gracias a ellos, canta en tiempo y forma, parece que entendió que si lo hacia cada hora como reloj de iglesia, iba a ser parte de una rica sopa nocturna. Los montañistas, comienzan a levantarse, ya Alina tiene todo listo, y en la cocina como siempre se lo encuentra a “el Carlo”, rodeado de algunos que ya están desayunando.
Los pequeños también se levantaron al alba, el frío se hace sentir, pero para ellos es un día igual que todos, nosotros sabemos que en otras partes se festeja su DIA¡¡¡¡ estos pequeños que viven distinto, que es parte de sus vidas ayudar con las cabras, jugar con las gallinas, caminar kilómetros en medio de esas soledades que a muchos nos encoge el alma, y estar muchas horas solos, acompañados por la nada misma..
Pero igual para nosotros es el Día del Niño, y se los hacemos saber, con una caricia en sus cabecitas, un beso en esos cachetes partidos por el frío y el viento, un abracito montañes, a esos pequeños que vemos desde hace tantos años ir creciendo y sorprendiéndonos en cada visita.
Victoria es la encargada de armar una bolsa grande con los regalos, el Carlo dice que a la vuelta del Abra se los entreguemos, ya que tres de ellas nos acompañaran Alejandra, Celeste y la alegre Carolina… que grandes que están y pícaras. Si alguno de nosotros se manca y decide volver, una de ellas lo acompañará hasta Corral de Piedras…. Quien se vuelve, antes del Abra??? Cuando emprendes ese camino, ya no te queres volver…El Flavio, en su casa te espera¡¡¡¡ Lo vas a dejar pagando???? Partimos, bulliciosos y expectantes, llenos de ilusiones, y creo que todas se cumplen despúes de la visita al amigo, las lágrimas y el justo homenaje.
La vuelta, más callados, ensimismados en nuestro pensamientos, cansados y las pequeñas alegres, unas campanitas¡¡¡¡
Llegamos a Corral, nos esperan los más pequeños Yamil y Sofía la mas pequeñita.. El Carlo los manda a esconderse a la cocina, ponemos los regalos en una mesa, golosinas, un auto para Yamil, útiles, y unas hermosas bolsas con sorpresas adentro, las armo la querida Su, ella que esta llenita de pequeños rojos…
Los pequeños arman una fila, Alejandra ya es casi una señorita pero igual se suma a sus hermanos, los ayudamos a los más pequeños a llegar a los regalos, la carita de Yamil cuando encuentra el autito¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Se van a su habitación a disfrutar de lo recibido, que alegría para nosotros, que añoranza de los que dejamos niños en la ciudad, pero estos pequeños nos llenan el alma¡¡¡¡
Mi compañero de andanzas en el trabajo, vallisto él, el lunes me regala una posesia sobre los niños de los cerros, ahorita la pego para que la lean y la disfruten¡¡¡¡
Un abrazo montañes gigante

Colo.-

Yo jamás fui un niño
Fortunato Ramos

Mi sonrisa es seca y mi rostro es serio,
mis espaldas anchas, mis músculos duros
mis manos partidas por el crudo frío
sólo ocho años tengo, pero no soy niño.

Detrás de mis ovejas ando por el cerro
y cargau mi leña bajo hasta mi puesto
a soplar el fuego, a mismiar mi soga,
y no tengo tiempo para ser un niño.

Los años caminan y todo es lo mismo,
moti, sal con lechi son mis caramelos,
mi juguete un chivo o el perro ovejero,
poco tiempo tengo, pero no soy un niño.

Mi avión de juguete es un cuervo viejo,
mi camión un burro de trotar muy lento,
mi amigo, es el zorro que roba mis cabras
y es todo mi consuelo de poder ser niño.

Mi rostro es de viejo y mi andar de agüelo,
mis callos partidos por piedras del cerro,
mi poncho rotoso por el fuerte viento,
todo eso me dice, que no soy un niño.

¡Y no hay reyes magos,
no hay Días del Niño,
jamás tuve suerte
de poder ser niño!


domingo, 25 de agosto de 2013

Colo y Caminata al Abra de las Banderas

Colo, tu pedido es una orden ineludible de cumplir, para mí. No tanto por lo terminante de la misma, cuanto por el agradecimiento que siento por tu insistencia en hacerme participar de estas tan lindas jornadas vividas con los “Amigos de la Montaña”.
Y bueno, aquí va mi comentario sobre lo vivido a lado de todos Uds. durante la caminata, en tres días, desde Brealito a Corral de Piedra y de allí al Abra de las Banderas, para rendir un precioso homenaje a Flavio Lisi, frente a ese mástil en medio de un maravilloso y sublime paisaje, que contiene al Nevado de Cachi con sus distintos picos, rascando una minúscula e inmensa porción del Universo; con una fresca y suave brisa, bajo un cálido sol y diáfano cielo, sempiterno y azul.
Realmente fue muy emocionante, hasta las lágrimas, pues allí estaba Flavio, esperándonos, para compartir el gozo de la existencia.
Cuando me invitaste, no sé porqué, pero sentí que no podía desairar esta nueva invitación que me hacías, a tal punto que para no dar marcha atrás, en Bolivia, busqué y compré las botas para la caminata…; ya no podía haber vuelta atrás, aunque sabía que no sabía, si el cuerpo respondería.
Y que te cuento…, al igual que al olmo centenario en la colina que lame el Duero, la caminata; el lugar; el zorrito que nos acompañaba cuando subíamos, con toda su pureza e inocencia; Uds., “las chinitas” allí presentes, con toda su gracia, frescura, temple y femineidad; “los changos”, amigos, corteses y solidarios; las tertulias, fueron una primavera para mí.
En fin, trayendo palabras de García Santillán, tuve la suerte de tener el pequeño signo de un verde azul de imagen primitiva. Que significa ello?, no sé, es una impronta y personalísima sensación de cada uno.
A mí, Uds., todos los que compartimos esas jornadas, me hicieron volver a ser un niño, sin importar otra cosa que cada instante.
Te mando un beso grande, extensivo a todos, incluido el zorrito.

Salta, 23 de agosto de 2013

Día del Éxodo Jujeño, una de las gestas más dignas y gloriosas que tuvo el pueblo argentino en su lucha por la independencia.

Fermin Ricardo Aranda.-

jueves, 22 de agosto de 2013

LAS COSAS, POR EL PRINCIPIO


Pensé que el principio había dependido de mí, cuando aquella tarde - en el canal Encuentro, como le conté a varios en esta salida - encontré el documental donde científicos del CONICET hacían cima en el Aconcagua. Salté entonces del sillón de la improvisada casa en la que habito, y empecé a buscar información, ya con la decisión tomada de que esta vez, sí podía. Recuerdo perfectamente que llegué más de media hora tarde al trabajo esa tarde, pero con un entusiasmo que hacía muchos años no vivía. Unas cuantas decenas de correos, y el único que me contesta es un tal “Pufi” Díaz Patrón. El principio estaba ahí. El “Pufi” me respondió, me dijo que no abandone los sueños, y me conectó con Graciela; desde entonces ella, mi querida Grace, la inefable “Colo” Isasmendi, no paró nunca, de ninguna manera, en ningún momento, de alentarme, de decirme que podía, que no piense en las dificultades, y me fue guiando en qué calzado comprar o cómo armar una mochila, mandarme el manual de Iniciación al Montañismo, o explicarme como armar un bastón con un palito de escoba. El viernes 16, cuando en su trabajo me recibió y nos dimos el fuerte y esperado abrazo, no me sorprendió nada de ella; su alegría, su pasión, su simpatía y calidez eran las mismas que durante más de dos años había recibido a través de sus correos. Pero si me sorprendió cuando el sábado al atardecer, con un frío que nos calaba los huesos mientras armábamos el campamento en Corral, fue capaz de bañarse alegremente en un río casi congelado que podría hacer entrar en hipotermia a un oso polar. Mi querida Colo debe tener algún trastorno obseso compulsivo con la higiene, o habrá consumido alguna infusión diferente a la que consumimos nosotros; de lo contrario…tendrá una valentía que excede los límites del entendimiento?? En fin, ese es otro tema. Se aceptan otras opciones para la encuesta, porque… quedamos todos preocupados por ella!
Antes, esa misma mañana a las 4:45, la Escuela Normal juntaba al grupo y emprendíamos el viaje hacia el demorado homenaje. Esa madrugada, saludando a tanta gente linda que me recibió con la calidez de quienes sienten que si alguien ama las montañas, sea de donde fuere y venga de donde venga, es su amigo, entendí que ese también era un principio tangible, vivible. Estaba ahí y ya no había vuelta atrás. Ansiedades, inquietudes, impaciencias, hasta la parada en Seclantás y el saludo en la casa de “Tavo”, maravilloso personaje de tierras y cerros adentro. Se sumó en el auto junto a Iván y Victoria, y nos fuimos hasta Brealito. Finalmente, ahí estaba el cerro, imponente y tentador como siempre, abriéndonos sus caminos, sus secretos, sus laberintos. Aunque digo finalmente, de final ese instante no tenía nada. Era, todo lo contrario, el verdadero principio. La mochila al hombro, un paso, dos, cientos, y una catarata de momentos, de sueños, de gente, pasándome por la cabeza, de recuerdos, de anhelos concretados.
Podría escribir horas, largamente, sobre lo conmovedor de nuestra tierra y nuestra gente, como Justina, Tavo, Chasca, Alina y los niños. Seguramente lo haría inútilmente también, porque es casi imposible describir en un texto las vivencias de esta gente, su humildad de cosas materiales pero fundamentalmente de alma, almas humildemente sabias, seres de una sencillez conmovedora para afrontar y simplificar lo difícil, su calor humano, su hospitalidad extrema, sus dones. Me siento hoy, mientras escribo esto, emocionado y privilegiado de haber compartido con ellos su casa, su alegría, sus historias, sus comidas; el calor de su fogón, y de sus corazones.
A la mañana siguiente, el domingo, por fin llegaba el momento del último tramo. Antes de iniciarlo, por un momento Fermín tuvo un momento de distracción, y se fijó en sus piernas. Pensó que no sería capaz de completarlo. Fue sólo un momento. Al minuto, pensó en lo que le sobra, alma y corazón, y terminó llegando al Abra antes que todos, mejor que todos. Si nos quedaban lágrimas, nos sacó hasta la última; lo abracé fuerte y largamente, y le agradecí con voz quebrada por los versos de Machado pero también - y sobre todo - le agradecí el ejemplo. Casi todos llegamos detrás de él; yo, muy cansado físicamente, pero con la fuerza de una emoción nunca vivida, sentí una indescriptible sensación al ver como se allana el terreno y el nevado se te brinda, rey de los valles, majestuoso y sagrado. Me clavó un rayo de luz en el centro del pecho, y me llenó de fuego el alma, para acelerar el paso y abrazarme al resto, y llegar, juntos todos, muchos con lágrimas en los ojos, al mástil.
De pronto, tenía una bandera en la mano, y con la custodia intimidante del nevado atrás, posé para la foto. Cuando la leí, me encontré con un mensaje escrito en italiano que decía algo así como “Flavio, gracias por hacernos sentir que estás siempre entre nosotros”. Era de su mamá. No pude más que llorar, y pedirle por favor a Carlo, que no tenía bandera, que no me permita atarla, que era un exagerado e inmerecido honor para mí hacerlo. Con la humildad de los grandes, se negó; cuando vio que yo no podía, simplemente me dijo “te acompaño, hagámoslo juntos”. Así fue. Una vez más, gracias.
Fui casi el último en emprender el regreso; me olvidaba, recostado contra una piedra, el palito de escoba con una empuñadura de frasquito de los viejos rollos de cámaras fotográficas que armé a último momento siguiendo las indicaciones de “la Colo”. Y entonces, mirando por última vez el mástil vestido de fiesta, entendí que el principio, el real principio, estaba ahí.
El principio está en los mensajes que lleva el viento.
Así empieza la cosa. Ahí, indefectiblemente, está el principio. Un día, unos cuantos amigos se llegan hasta un patio de juegos para enviar unos mensajes a otro, y éste, lejos de guardarlos en un cajón hecho de nubes, los recicla y los anda repartiendo por ahí. A algunos los hace volver, una y otra vez, año tras año, y a otros nos invita a debutar en esta particular, maravillosa y emocionante forma de comunicación, tan alejada de la tecnología, del mundo común, de los sonidos de la electrónica y los chips. Aquella tarde, en ese sillón de esa casa que habito, erróneamente pensé que había dependido de mí. Hoy - no lo dudo - entendí que me llegó un mensaje que me trajo el viento. Imperceptible, sin hacerse sentir para no molestar, casi como si fuera una travesura de niño, me refrescó el alma, y me indicó el camino. Y cuando por fin, cansado pero feliz, creí que al llegar al Abra había llegado al final, me hizo ver que era exactamente al revés. Que ahí, irónicamente, nada termina. Al contrario. Todo empieza.
Abrazo montañés amigos. A los que pude y podré abrazar. Y a los que, todos tenemos uno y hoy yo me permito tener uno más, siempre vuelven con el viento.

Fabián Spinassi.-

viernes, 16 de agosto de 2013

Invitación de la Escuelita de Montaña de S.A.C.

Estimados socios,

La Escuelita de Montaña de San Antonio de los Cobres nos hace llegar la invitación de la expedición organizada por su 1º año de vida, al Volcán Gerónimo a realizarse entre el 24 y 25 de agosto.
Para más detalles y contacto, en facebook buscar: "Expedición en el 1º aniversario al Volcán San Gerónimo (de los niños) de 4962 m.s.n.m."
Felicidades a la escuela y a todos los que la forman!!

Comisión Directiva

jueves, 15 de agosto de 2013

NOVEDADES

CURSO DE MANEJO DE HANDY

El mismo lo dictará Jorge Albiero con dos clases teóricas a desarrollarse los días miércoles 28 y jueves 29 de agosto en la sede del CAM. Mientras que la salida práctica se acordará en el transcurso del mismo.

COSTO:
SOCIOS: $100 / NO SOCIOS: $150
Inscripciones en la sede del CAM (San Luis 510)


ALGUNAS SALIDAS EN SETIEMBRE

*Sillón del Inca: La salida se realizaría los días 7 y 8 de Setiembre, con la posibilidad de agregar un día más para intentar el Cerro Pacuy, dependiendo de la disponibilidad de días del grupo. Cualquier duda contactarse con Osvaldo Alvarez o José Muñoz o a través de la página.

*Escalada en Roca: Se realizará el día 29 de Setiembre en Santa Rosa de Tastil. Cualquier duda contactarse con Marie Morel o a través de la página.

El jueves anterior a cada salida nos reuniremos en el club para definir detalles. Aquellos interesados en proponer salidas, por favor acercarse a la sede con las fechas a realizarse y las personas encargadas de la misma.

Comisión Directiva.-

miércoles, 14 de agosto de 2013

SEMANA DEL MONTAÑISTA



 Desde el Club Amigos de la Montaña, se organizó la SEMANA DEL MONTAÑISTA para compartir entre todos diferentes actividades y celebrar el Día del Montañista.
En este marco, los días sábado 3 y domingo 4, se realizó una salida de escalada en roca en la reserva de Campo Alegre, y se compartió un asado para iniciar los festejos.

El día lunes 5, día del montañista, se realizó en el Salón de UPCN ante algo más de 70 personas, una exquisita charla a cargo de Christian Vitry, la misma trató acerca de “Los calzados de Alta Montaña de los Incas”. Una presentación impecable e inédita acerca de esta temática, la muestra acerca de los nuevos descubrimientos se estará presentando a partir de esta semana en el MAAM. Agradecemos a Christian por participar en este evento y por su predisposición permanente a la hora de difundir y compartir actividades relacionadas tanto con el montañismo como con la arqueología.

Por otra parte, el día jueves 8 de Agosto, en la biblioteca provincial, se desarrolló la charla acerca del proyecto “Mujer Montaña”. La misma estuvo a cargo de Griselda Moreno, y en donde junto a Mercedes López, compartieron sus experiencias, expectativas y anhelos relacionados con el proyecto. A través de imágenes y videos, nos fueron describiendo las distintas etapas de esta primera edición, y cómo continuará el mismo.
Para completar esta jornada, se proyectó un video de una Expedición al Llullaillaco realizada por socios del CAM, en dónde nos trasladaron imaginariamente por los diferentes campamentos hasta alcanzar la cumbre de esta montaña sagrada.

Tanto el lunes como el jueves, al finalizar las respectivas charlas, se compartió una cena de camaradería entre los presentes para continuar los festejos.

Por último queda agradecer a todas aquellas personas que participaron en los diferentes eventos, gente que estuvo a cargo de la organización, presentación de las charlas, los que se ofrecieron a colaborar, y a todos aquellos que asistieron a las mismas.
Próximamente se organizarán más charlas y eventos de este tipo y esperamos contar con su presencia.
Un abrazo montañés para todos!!!


José Muñoz Granados

domingo, 11 de agosto de 2013

Salida Abra de las Banderas

Estimados Amigos, el próximo lunes 12/08/2013, se hará la reunión organizativa de la esperada salida al Abra de las Banderas '13, la misma se realizará en la sede del Club a 21 hs., los interesados deben concurrir ya que será la única reunión informativa y preparatoria para la salida, en la cual ya hay que inscribirse.
Las precisiones en cuanto a precio y demás datos se expondrán el mismo lunes.
Un Abrazo Montañés.

Carlo Clerici.-

jueves, 1 de agosto de 2013

NOVEDADES

CURSO DE HANDY

El mismo se reprogramará para más adelante, próximamente se estarán publicando las nuevas fechas.

SALIDA DE ESCALADA

Reunión este jueves a las 21 horas para definir y organizar la salida del curso de Escalada en Roca en la reserva. Se parte el día sábado a horas 15 de la Escuela Normal. Es necesario que asistan el jueves para organizar carpas, equipo, y otras cuestiones de organización.

SEMANA DEL MONTAÑISTA

click para ampliar
El día Lunes 5, Christian Vitry presentará una charla acerca de "Los calzados de alta montaña de los incas". La misma se desarrollará a partir de las 20 horas en el salón de UPCN, ubicado en 25 de mayo 26 (entre España y Caseros). También se proyectarán algunos videos. Esperamos su presencia para celebrar el Día del Montañista.

El día Jueves 8, en el salón Auditorium "Walter Adet" de la biblioteca provincial, a partir de horas 20, se realizarán dos ponencias, una acerca de la Expedición al Volcan Llullaillaco realizada por socios del club, en la cuál alcanzaron la cumbre de esta montaña Sagrada. La otra presentación, estará referida al "Proyecto Mujer Montaña", una propuesta que promueve el andinismo, la escalada y los deportes de aventura en la mujer sudamericana, a cargo de Griselda Moreno y en donde participaron nuestras socias Mercedes López y Mariela del Valle Flores.

Los esperamos.

Comisión Directiva