09/07 - Cerro Negro: Bautismo de Alta Montaña – Curso2016 / 25° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





jueves, 30 de abril de 2015

2° ASCENSO DEL CURSO DE INICIACIÓN AL MONTAÑISMO 2015

Cerro El Balcón 3300 msnm.

La madrugada lluviosa del sábado 25 de Abril nos congregó en la plaza de la Legislatura a las 5.30 a.m. Tratamos de ser puntuales (la mayoría) y nos cruzamos con personas que volvían de sus actividades de esparcimiento nocturno (nada que envidiar). El destino: cerro El Balcón en Ingeniero Maury a 3200 Mts. de desnivel (aproximadamente).
Llegamos a destino y los ánimos eran más que óptimos para encarar un largo ascenso. Esta subida inicial nos ayudó a entrar en calor rápidamente puesto que presentaba un particular grado de dificultad desde el comienzo. El marcado ascenso se atenuó al llegar a la primera apacheta. De ahí en adelante, la subida se nos hizo un poco más fácil y amena, con diferentes charlas a lo largo del trayecto, muchas risas, no podía faltar algún tema de contraste político de fondo que no logró hacer cumbre y se quedó abajo. En el camino nos cruzamos con unos baqueanos. A todo esto, ignorábamos que el trayecto iba a ponernos a prueba a unos cuantos que sufrimos de vértigo. A medida que seguíamos escalando el paisaje era cada vez más vistoso con desniveles de gran altura con vistas al cerro Bayo, El Golgota y a lo lejos se lograba divisar la cumbre nevada del Acay Chico.
Al llegar al primer Abra, los guías advirtieron que debíamos acelerar la marcha para hacer cumbre y descender antes del anochecer. Además, el camino presentaría una mayor dificultad en el ascenso. Hubo quienes fueron prudentes y optaron por esperarnos en el Abra. Quienes decidimos continuar, debimos hacer frente al temor casi paralizante de los márgenes y precipicios, de los senderos angostos que llevaban a preguntarme si iba a poder seguir. Se libraba, así, una lucha mental constante para vencer el miedo a caer, a tropezar, a dar pasos inciertos casi como en la vida misma (sepan disculpar si “caigo” en fáciles alegorías). No pasó inadvertida la preocupación de varios compañeros y amigos que con gran predisposición ofrecían sus palabras como estímulo constante para vencer esta barrera personal. Aprovecho para agradecerles por la paciencia y por el simple hecho de tenerlos cerca (Acu y Giu entre otros).
En la parte final del ascenso, el silencio nos encontraba dando el máximo de nuestro esfuerzo para llegar a la cumbre, cada cual a su tiempo, zigzagueando con ansias, pero sin perder de vista el objetivo y alimentados por las ganas de celebrar con sonrisas y abrazos. Al momento de hacer cumbre, (15 hs. apróx.) aportamos nuestra piedra en la apacheta, firmamos nuestro testimonio y celebramos el cumpleaños de nuestro compañero… (No recuerdo tu nombre ¡te pido mil disculpas! pero espero que hayas tenido un día inolvidable) Finalmente, nos dejamos invadir por la admiración y la contemplación del paisaje. Luego de la sesión de fotos, comenzó nuestro descenso un tanto presuroso debido a que se avecinaban nubes que amenazaban con aportar mayor dificultad a nuestro retorno.
Una frustración fue no poder determinar exactamente mi posición con las técnicas mencionadas en la charla anterior, los líquenes no lograron orientarme y deje las agujas en casa (quizás una espina de cardón hubiese ayudado). A propósito, la vegetación predominante fueron, como ya dije, los cardones y las espinas; puede dar fe de ello la mano de una compañera que, espero, ya se haya podido sacar todas las espinas.
Un párrafo aparte para nuestros guías, tan atentos, siempre predispuestos a la contención, destaco la buena conducción de grupos y aún más la excelente comunicación en todo momento. Gracias por ser garantes de nuestros pasos. ¡Seguiremos aprendiendo más de ustedes!
Concluyo afirmando que estoy feliz porque estamos donde queremos y llegamos porque podemos. Agradecido por la experiencia y esperanzado de lograr más cumbres.

Un gran abrazo para todos
Brian Pérez Machado.




No hay comentarios. :