09/07 - Cerro Negro: Bautismo de Alta Montaña – Curso2016 / 25° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





miércoles, 6 de mayo de 2015

Nos Fuimos a Visitar un Amigo

La vida hace que las cosas pasen, y habían pasado 15 años, y en el camino a esa Abra tan especial creo que casi todos los que estaban en esta travesía me preguntaron si había venido antes…….creo que muchas veces volé con la imaginación por este lugar pero nunca había ido.

Esta vez no hubo ni un segundo de duda cuando preguntaron en el Club “quien iba” , mi respuesta fue inmediata.

Salimos de Cachi Adentro, es cierto que me costó la subida, los años se sienten, el tiempo inexorable pasó, pero con buen ritmo, aliento de los compañeros y calambres que iban y venían seguí y así llegue al primer campamento, me dolía todo, tal era el cansancio que me dormí sentado contra una pirca, armamos la carpa, comimos algo y a dormir y creo que una de las pocas veces que dormí tan bien en la montaña. Recuperado al otro día salimos para el abra, mil pensamientos pasaban por mi cabeza, mis piernas caminaban solas, mi mente volaba, no había calambres ni cansancio y de repente ahí estaba la pequeña apacheta que protege al mástil……nos acercábamos al Abra de las Banderas y la llegada todos abrazados era la muestra de lo que es nuestro Club, justo cuando llegábamos, no sé, creo que me entro un poco de protector solar en los ojos, o tierra….si si es cierto unas lágrimas brotaron, era una emoción muy fuerte y mientras nos fundíamos en un abrazo de alegría……………un cóndor majestuosamente volaba con el fondo del Nevado de Cachi, ahí estaba ese Amigo, sin palabras.

Colocamos nuestras banderas y pañuelos con mensajes en los vientos del mástil y esta vez pude despedir a ese Amigo, espere que todos se alejaran caminando y lo salude con el mejor recuerdo. Y me acorde de una charla que tuvimos en una subida al Acay, y una cosa que me dijo “ lo importante no es llegar , sino volver”. Así empezamos a bajar a Corral de Piedra entre subidas y bajadas y alguna senda perdida, pero llegamos, el recibimiento que nos dio la familia de Chaska no tiene precio, esa amabilidad que solo tiene la gente de estos lugares como si fuéramos de la familia, las atenciones de Tabo Aban, ese queso de cabra con bollo y mate cocido y luego infaltable a la vuelta del fogón la charla común y tan placentera de anécdotas e historias de montaña, chistes, recuerdo risas y ahí la sencillez de un manjar, cabrito a la parrilla con papas andinas y choclo capia. Como corolario de una noche larga mucho viento como para que no nos olvidemos donde estamos, y así llegamos al último día de la travesía, desayunamos con ese exquisito mate cocido con muña muña y arca yuyo, emprendiendo el regreso por esas quebradas infinitas que pocos conocemos, pasando por Doña Justina que nos recibió con esa hospitalidad tan franca, allí comimos y por supuesto compramos unos quesitos de cabra, sin eso no podía volver a mi casa. Ya con el aplomo de 3 días encima pero felices llegamos a Brealito para volver nuestros hogares, enteros pero con el cansancio tan especial que nos deja la montaña. Allí quedaron nuestras banderas con mensajes que el viento desplego y los hizo volar. Solo quiero decirles GRACIAS, y contarles lo importante que fue para mí. Un grupo excepcional, esa combinación de los que tuvimos la suerte de conocerlo a Flavio y los que nos escucharon de sus historias, anécdotas y que seguro ahora también lo conocen.
Un fuerte abrazo Montañez y sepan que la vida hace que las cosas pasen.-

Gabo Oliva.-


A Carlo, Fernanda, Marco, Pantera, Colo, Cecilia, Gustavo, Meri, Pato, Marie, Jota, Victoria, Ivan, Paula, Carina, Nela, Liliana, Cesar, Ines, Magdalena, Mercedes, Alberto, Julieta, Miguel, Claudia y Ugo, GRACIAS.-

No hay comentarios. :