09/07 - Cerro Negro: Bautismo de Alta Montaña – Curso2016 / 25° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





lunes, 7 de septiembre de 2015

Pabellón Coronado-desde el Corazón

Me había propuesto a mí misma, esta vez, que nadie cargaría con mis cosas, sin embargo, ya en el auto,Gerardo, con delicada solicitud, guardaba mi campera en su mochila.
El clásico encuentro en la escuela normal, nos reúne en cálidos abrazos y como todas las veces, rostros nuevos y bienvenidos que se suman.Tácito acuerdo entre todos, no demoramos en arrancar, porque todos queremos llegar, esta vez, a la cima del Pabellón Coronado.
La luna llena aún alta, como acostumbra en Quijano, desaparece ya en los perfiles azules de la Quebrada del Toro, el amanecer ya alumbra…y entre charlas y folklore, con Gerardo y Ramiro, circulan matecitos calientes refuerzan el magro desayuno en casa, antes de salir, y nos ponen con el corazón con rumbo norte.
Tastil se nos presenta como una majestuosa apacheta. Pareciera que Dios hubiera tallado allí un inmenso santuario, que luego los antiguos habitantes interpretarían en asombrosa sabiduría.
El cielo es infinitamente azul y Tastil, ya naturalmente bella, en el día de su patrona, Santa Rosa de Lima, empieza engalanarse con globos colgados en la puerta de su Iglesita de piedra. Omar y yo rezamos una oración por nuestra amada Rosa en su día, como lo habíamos prometido.
A la voz, siempre cálida y serena de Jorge, contemplamos nuestro objetivo, una dorada cumbre de 4100 m. snm. Esa voz nos acompañará todo el camino.
Allá vamos! Emprendemos la marcha por el cauce medianamente ancho de un río seco, de arenas coloradas. Somos 31. Al frente va Jorge, al medio caminan Vico y Juani, más hermosos y felices que nunca! …,y cerrando viene Ale, señorial y caballero, con Inési… hermosos y felices, también! Parece…! Cosas del amor
A diferencia de otros cerros, el arranque es suave y manso, en una caminata aclimatadora, vamos lentamente ganando altura… el bullicio de las charlas se mezclan con el infinito paisaje que va abriéndose a nuestros ojos…Don Carlos, Ani, Claudia, Isabelle,Mico, Andrea... somos muchos…. el Acay con su capucha blanca, el Acay Chico rosado y el valle cada vez más abajo….
Ya el sol arrecia. Algunas lagartijas se escurren entre las piedras del soleado y caluroso día de agosto. Le advierto a Ale que no debe nombrarme como la que demora la marcha… porque esta vez, no pararé…sin embargo, por segunda vez, y a regañadientes, contrariando mi interior, reconozco que debo aceptar su ayuda, si quiero llegar. El sube este tramo con mi carga…
Sólo las voces del silencio, la contemplación, el asombro….nos invitan a escuchar, esta vez no de los pájaros, la canción, que con delicada armonía se acerca desde las minúsculas florecillas rojas que tintinean a nuestro paso; y como en un dueto armónico, las piedras que se deslizan, también hacen lo suyo .Amigo!! Estamos en Tastil…hay música!!
La brisa suave nos anuncia que estamos llegando al abra…descansamos, compartimos lo que tenemos y la sombra con un jovencito, el hijito de Gustavo, el agua, bendito don, renueva nuestras fuerzas, en el entusiasmo que nunca decae.
Estamos muy cerca…. El aliento, el estímulo, Gustavo acompañando codo a codo a Claudia, Cesar, Gerardo, Juani, Vico, Ale… Magda…siento que estoy muy cerca del cielo, porque hay tanta solidaridad y generosidad a mi alrededor… y estoy cansada….
Ya hay un grupo en la cumbre… los veo ahí…ruego a todos que suban…y me quedo con Vico que no quiere dejarme sola. Y en pequeños tramos, muy despacio el corazón me lleva… Cesar chico, está parado en un filo… dice que no llegará antes que yo, y Juani baja corriendo… porque llegará con nosotras.
Todos allí, el Chañi, mas allá el Malcante, como espiando desde atrás, el San Miguel de la Poma, el Quewar…hay otros… todos como cálidos testigos de esta alegría. Y siento una emoción desconocida para mí. Estoy arriba entre llantos, aplausos y alientos…todos juntos ahí. Todos!! Cesar grande, me acerca el testimonio para firmar, y solo siento gratitud.
Gratitud por mi propia debilidad, que hace tan fuertes a los jóvenes…
Gratitud por mi necesidad que permite que estos jóvenes dejen ver su maravilla interior…
Gratitud por tanta belleza… por la vida…por la amistad…porque el mundo tiene esperanzas mientras existan estos jóvenes, mientras existas vos…
Muchas gracias, amigo!!Abrazo montañez!!

Eugenia Mohnblatt

No hay comentarios. :