09/07 - Cerro Negro: Bautismo de Alta Montaña – Curso2016 / 25° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





viernes, 16 de octubre de 2015

Salida al Torreón

Relato de la salida al Torreón, 12 de octubre de 2015.
Sergio Alejandro Ramos, Jorge Ruben César, Isabelle Francoz

Tenía previsto ir con un grupo por cuatro días a Cachi pero un problema de salud del día anterior me lo impidió. Después de dos días en cama estaba muy desilusionada y tenía muchas ganas de tomar el aire de la montaña y aprovechar este último fin de semana libre en Salta para conocer un poco más de esta hermosa provincia. Hacía unas semanas, Sergio me dijo que querría ir al Torreón, le escribí y enseguida quedamos para salir con César.
Llegamos al pie del Torreón a las 9 de la mañana, estaba nublado pero teníamos la esperanza de que se iba a despejar. Empezamos a subir acompañados por dos perros. Llegamos al primer descanso, y nos encontramos con dos preciosos arbolitos, y por fin pudimos ver el Torreón aparecer entre las nubes, que alegría! Si Si, el tiempo nos iba a ser favorable para seguir subiendo.
Caminamos una hora más y llegamos a la quebrada entre el Trasatlántico y el Torreón. Desde abajo miramos un rato la subida impresionante que nos esperaba, guardamos los bastones y empezamos la subida-escalada. Una pendiente muy pronunciada, tanto que nos tuvimos que sujetar de los yuyos y del alambrado para poder subir. Nos topamos con a una roca muy grande sin agarre, donde César hizo de apoyo con sus manos y hombros para que suba Sergio, me tocó subir a mí y a César lo agarremos del brazo para que él pueda subir. Mucha emoción. Un trabajo de equipo! Solo uno de los perros logró subir y el otro se quedó ladrando un rato abajo hasta resignarse y bajarse. Por fin estamos arriba! Nos sorprendimos aun más con del paisaje, no lo podíamos creer, una roca en forma de sapo y otra de una llama que se asoma al vació! Los cóndores por todos lados. Las nubes y la nieve en los cerros le daba un encanto especial. Estábamos enloquecido de tanta belleza que sacamos muchas fotos, descansamos un poco, había que seguir porque quedaba todavía un rato hacia la cumbre.
Llegando a la cumbre nos quedamos los tres impresionados por una piedra que hace de puente. Decidimos no arriesgarnos y bajarnos para subir por otro lado a la otra pared. Pero a la vuelta César y yo tomamos coraje, decidimos finalmente cruzarla! Llegamos a la cumbre a casi las 14 horas. Tocamos el apacheta los tres a la vez y abrazos cumbreros. Y eso so no era todo, nos sorprendieron un grupo de montañistas del Janajman y KAS que llegaron minutos después que nosotros, más abrazos! Charlamos un rato en la cumbre, nos sacamos fotos, almorzamos y decidimos bajar juntos.
La bajada fue bastante cansadora por la pendiente y cuando llegamos arriba del paredón de la quebrada tuvimos que encontrar el camino para bajar. Un chico del otro grupo se había adelantado y bajó por una parte acantilada y todavía no entendimos como hizo! Finalmente logramos bajar y seguimos tranquilamente el camino disfrutando otra vez de la vista del Transatlántico y del Torréon desde abajo con los últimos rayos de sol. Una caminata hermosa tal cual como me lo habían dicho. Me alegro que pudimos salir antes de que regrese a Francia. Gracias Sergio por guiar, gracias a César por acompañarnos y subirnos a esa roca! Sé que no será la última salida con ustedes, en alguna montaña nos encontraremos.

Relato: escrito por Isabelle Francoz (con corrección y aportes de César)








No hay comentarios. :