Cumbre Cerro Gólgota – 14/05/2017 – Curso Iniciación al Montañismo – 26° edición.





Boletín Digital del CLUB AMIGOS DE LA MONTAÑA, Salta, República argentina.
1956-2016, 60 años de historias de montañas y desafíos bajo el mismo lema:


"Lo Mejor para el Compañero"

Dirección de Email: noticam@gmail.com





martes, 18 de octubre de 2016

Acay chico (5.200 msnm)

Acay chico (5.200 msnm), en el día, sin aclimatar.

Integrantes:
Florencia Wayar Córdoba
Mariela del Valle Flores
Javier Ramírez (CAM)
Gaspar Jaime (CAM)

En Febrero, bajando del Acay chico, se nos ocurrió (a Flor y a mí) que el cerro daba para hacerlo en el día. Debido a otros “proyectos” y que Flor estuvo estudiando, pasaron unos meses para hacer este intento. A esta idea se sumaron Javi y Mari unos días antes de llevarla a cabo.
Salimos de Salta a las 4:30 aproximadamente, llegamos al rancho de Don Cruz (parada incahuasi, 3.600 msnm) quien nos recibió con sus perritos. A eso de las 7 am largamos escapándonos de los perros que siempre tiran la bronca. Viento razonable y sin nubes, llegamos tipo 11 a la “base” de la pirámide (filo frontal del Acay chico) y después de un ardúo ascenso por un acarreo llegamos a un roquerío de “terror” y nos fuimos tirando a la izquierda esquivándolo, paramos a descansar un poco y Javi se mandó para arriba a ver si faltaba mucho, la cumbre estaba a menos de 100 metros de largo, llegamos a ella a las 15 aproximadamente, inmediatamente bajamos para poder recuperar “sed y hambre”, paramos a comer en las vegas y comenzó a cubrirnos una leve capa de nubes que hizo la vuelta mas agradable y a eso de las 20 ya estábamos en la camioneta sanos y salvos.

Para el que lo quiera hacer por primera vez: Si bien no es imposible lograrlo en el día, creo que primero se debería intentar con un campamento intermedio para asegurar la cumbre y disfrutar las vegas de este hermoso cerro, nunca mandarse sin un entrenamiento razonable. Tener en cuenta también que una vez emprendido el ascenso por el “filo frontal”, es difícil bajar, es muy peligroso, por lo que se debe tener en cuenta de llegar al final para poder bajar por los sayales del filo lateral del cerro.
Dedicado a todas las madres y sobre todo a las que ya no nos acompañan, siempre las llevamos en nuestro corazón.

Gaspar Jaime











No hay comentarios. :